miércoles, 8 de junio de 2016

Review: BRUTAL ASSAULT 2015


El Brutal Assault no es solo el festival de Metal más grande en Europa del este (República Checa), sino ademas que se ha vuelto más y más relevante para los metaleros de todo el continente en los últimos 20 años. La singular ubicación en la histórica fortaleza de Josefov, lo convierte en el lugar perfecto para festear en alrededores distópicos. Los bares están situados en las casamatas de la fortaleza, protegiendo a la gente no solo del fuego de los cañones sino del despiadado y brillante sol.

Para celebrar su vigésimo aniversario, esta edición tuvo una alineación muy bien seleccionada, con algunos de los mejores representantes de casi cada género de música extrema, también algunos experimentales y otros electrónicos. El Metal extremo no está limitado solo a los géneros más veloces, sino también con la presencia de algunas de las bandas de Doom más duras. Si esas bandas no causan que la fortaleza colapse entonces solo los estragos del tiempo lo harán...
Banner personalizado
Para leer sobre su organización pueden revisar mi post previo aquí. Era además posible crear tu propio banner con las 10 bandas que te gustaría ver.

El viaje a esta parte de Chequia fue como viajar en el tiempo, al menos a los de la Guerra Fría en los 80s, muy poco cambió desde entonces. Este es un verdadero festival DIY en un lugar abandonado: anarquía, solo el espíritu metalero, comodidades improvisadas, cero hipters, cero poseros, cero mierdas. Para un visitante occidental, es como encontrarse en un universo apocalíptico paralelo que está alimentado e inundado por la mejor cerveza del mundo.

Viaje a lo desconocido

Este ha sido el festival al que más me ha costado conseguir una acreditación y planificar un viaje a un lugar llamemosló "remoto", incluso para el Andy, no fue tan fácil. Salimos de madrugada de casa, cruzamos no solo de oeste a este Alemania sino también República Checa, desde un par de cambios en tren hasta Nuremberg, luego en bus hasta Praga y finalmente en los trenes checos. Estos en comparación a los trenes en el oeste de Europa, parecen como aquellos de hace 40 años y que aún funcionan, son por cierto el transporte urbano más utilizado en esa región. Doce horas después, caminamos un par de kilómetros más con todo lo que llevábamos en un verano que quemaba la piel.

Alrededores del festival
Llegando a la fortaleza de Josefov se podía ver como la transitoria comunidad metalera se instalaba donde fuera y como sea, incluso en los alrededores. Después de buscar un lugar, acampamos medio escondidos a solo unos metros de la entrada principal, nada mal. No hay lugares designados para acampar, cada uno puede hacerlo donde quiera, excepto el Camp VIP que está cercado pero queda un poco más lejos de la entrada. En la entrada nos entregaron además del programa oficial, un dvd, la guía de las cervezas ofrecidas y un colorido set de credenciales para tener a mano la programación en los tres escenarios: dos principales el Jägermeister y el Metalshop, además al fondo el aislado Metalgate.

Triptykon
El primer día, las bandas empiezan a tocar a las tres de la tarde, queríamos ver al menos media docena de bandas pero con el trajín de la llegada ya era casi las 7 pm y apenas alcanzamos para ver algunas en los escenarios principales: Melechesh, Triptykon, Katatonia y un algo de Mayhem. No había escuchado hasta entonces a Mayhem con semejante sonido, sonaron como deberían, fríos y mórbidos.

Aclimatizandosé al infernal ambiente

Arcturus
El segundo día con un fulminante calor, logramos ver un poco de Nervosa (las brasileñas), aprovechar para visitar la fortaleza y sus miles de recovecos, además de escondernos del sol, Visitamos el llamado Octagon (un bastión de la fortaleza) ubicado detrás de los escenarios principales y donde se realizan los Meet & Greet, la exposición de arte, se encuentran también el espacio para la prensa y uno de los bares, todos con televisores para ver a la banda del escenario principal. Así entre querer ver algo de Benighted y Horse the Band, luego cruzar todo el campo para llegar al Metalgate a ver a los chilenos de Nuclear que sirvió como anticipo para unas de la bandas que esperaba con ansias, Arcturus tocaba en el Jägermeister, quizás haya sido el clima, la hora o que se yo pero esperaba más.

Enslaved
Asphyx y Enslaved son bandas que continuamente son invitadas a tocar en festivales, ambos shows como siempre demuestran el porque, luego fuimos a ver a los polémicos Atari Teenage Riot en el Metalgate, el grupo del conocido Alec Empire, quienes previamente ya visitaron el festival y este es por lo que sé uno de los poco festivales "extremos" que visitan y eso se puede apreciar porque a los locales les gusta no solo festear con bandas enteramente metaleras. 

Sunn O)))
Nos quedamos para ver ni mas ni menos que a Amenra, que como siempre fueron intensos en ese trance lento al que te llevan. Luego allí también Agalloch y finalmente en el Jägermeister a Sunn O))), para quienes se necesita más de un par de protectores de oído. Son al parecer mucho más intensos en lugares cerrados, de todas formas, hace tiempo que quería verlos y la experiencia en vivo un escenario de esas características fue de por si electrificante.

Más y más profundo dentro las criptas

El tercer día, teníamos planeado ver más bandas, pero aprovechamos más bien para realizar el tour guiado a las catacumbas de la fortaleza. Esperamos para que el guía amablemente tomé un pequeño grupo y así explicarnos en inglés, con las ayuda de unas velas visitamos lugares donde se guardaban provisiones y armas, no fue muy largo pero aprendimos más cosas y disfrutamos enormemente del clima templado ahí dentro. 

Primordial
Ya en la tarde vimos un poco de Brujería en el Metalshop, entre ver a Lantlos o quedarse para ver a Primordial, decidimos por este último y claro, es una banda que no importa la hora que toqué siempre suena increíble. Luego, The Dillinger Escape Plan tan acelerados como su música que no hay un segundo en que permanezcan quietos, aunque la primera vez que los vi fue en un pequeño club, esta vez los pude ver en todo su esplendor. Para después ver a Napalm Death que es una de esas bandas old school que no pierden el espíritu, lástima que no pudieron completa su show ya que sorpresivamente acabaron tocando sin PA, era como ver una película muda. 

Skepticism
Debido a que Killing Joke canceló su presentación, los islandeses de Svartidaudi, tocaron un segundo show como reemplazo pero en el Metalgate, así que como nos perdimos su primero show quisimos al menos ver algo de este. Pero no podíamos perder la oportunidad de ver a otra leyenda que tocaba en el Metalshop paralelamente, Candlemass.

La gran sorpresa para mí fue ve a Mats Levén en las voces, creo que es uno de esos vocalistas que es muy difícil olvidar (Gira Sudamericana Lemuria/Sirius B de Therion). Estaba más que preparada para correr hasta el Metalgate y ver a Skepticism, tuve que esperar mucho para ver a estos finlandeses y la espera lo valió, es una banda que desearía ver en una iglesia, fue increíble. A esas alturas solo quedaban fuerzas para ver a una banda más, así cerramos el día con en el escenario principal con Godflesh, esta vez la música se disfrutó mucho más en este ambiente apocalíptico.

Tocando fondo


El última día aprovechamos para pasear por las afueras de Josefov, que es como un pueblo fantasma ocupado por metaleros (esta antigua fortaleza militar que fue condenada a la decadencia). Todo el complejo militar y sus alrededores pertenecen en la actualidad a la ciudad de Jaroměř.
En la fortaleza de Josefov

Cuando se construyó la fortaleza se pensó en proveer a los soldados, el pueblo se construyó para eso, además es posible ver la arquitectura de las casas que aún quedan, muchas muy deterioradas pero con mucho detalle. Algunos locales comerciales aprovechan como pueden, la cantidad de visitantes al festival, por lo que se puede comprar una cerveza en una pequeña farmacia o tomar una ducha.

Hoy además fue el día en que el clima no perdonó a nadie, mientras yo permanecida escondida en uno de los cafés, el Andy aprovecho de sacar fotos a Rosetta, incluso con el sol más intenso lograron crear una atmósfera única, son realmente muy talentosos. Por la tarde quería ver un poco de Sólstafir, quienes se han convertido en unas verdaderas estrellas, aunque eso signifique perder el brillo y al baterista original.

Phurpa
Este día también, se preparó un show especial, habilitaron un escenario el denominado Oriental Stage en el patio interno del Octagon para la presentación de solo dos bandas: Phurpa de Rusia, quienes realizan cantos difónicos en un ritual tántrico y utilizan instrumentos autenticos de la música de Bon, la tradición budista más antigua del Tibet. Y Cult of Fire, banda de culto checa de melodic black cuya decoración en el escenario consistía en velas e incluso un par de guadañas propias del mismo Grim Reaper. Era increíble la cantidad de gente que estaba allá. 
 
Esoteric
Después había que correr hasta el Metalgate para Dead Congregation y de nuevo al Jägermeister para ver a At the Gates quienes siguen siendo una de mis bandas favoritas en vivo ya que transmiten toda la energía que uno sintió alguna vez al escuchar sus temas. Luego tocaba Anaal Nathrakh, el Andy los vio un rato pero decidí quedarme para ver Esoteric, no habia mejor banda que esta para cerrar de esta forma el festival, un poco corto el show considerando que la banda tiene temas de 20 minutos pero tienen un sonido único y un estilo propio, no hay banda de funeral doom que suene así. Gran cierre para este Brutal Assault.

Verdadera dedicación al apocalípsis

Amenra
Vale la pena mencionar que la organización ha planificado de que las bandas más pesadas y rápidas, si se podrían llamar, tocan más temprano. Fue un gran alivio y una emoción ver bandas como Amenra, Sunn O))) o Skepticism o Esoteric cerrar los escenarios de noche y crear así una atmósfera oscura, luego de escuchar drone/doom uno queda listo para el final. 

En este caso, la política de las bandas más famosas o comerciales no son las que se llevan los mejores puestos. Se nota que los organizadores son verdaderos fans de la música y que invierten mucha dedicación para esto.
Los escenarios principales están cerca a la entrada y dominan por completo este lugar del festival, me hubiera gustado verlo desde la tribuna que tienen en frente pero incluso los espacios para esta estaban agotados. Además existen gigantes carpas y lo que llamó mi atención fue sin dudas los bares, que están todo el día abiertos y se encuentran estratégicamente en un par de casamatas, las que no podrían albergar mejor a los sedientos visitantes en un lugar fresco y tan peculiar. 

Uno de los bares en el Octagon
En estos bares hay que realmente destacar el poder encontrar no solo un tipo de cerveza, sino nueve!! Si nueve, por lo general en los festivales hay uno o con suerte dos tipos y si uno tiene mucha suerte no es solo pils que sabe a agua por no decir otra cosa. Los checos realmente no tienen porque envidiar sobre su cerveza y los precios oscilaban entre 1 y 2 cupones por un vaso de medio litro (cada cupón costaba un poco más de un euro) definitivamente un festival económico si se compara con otros igual de importantes. Y para los que infortunadamente no desean cerveza, hay una bodega de vinos, diferentes bebidas o jugos naturales de los cuales me volví fanática, estos se encontraban en un tipo de cafés, a la entrada de las catacumbas. 

Cine del horror en la fortaleza
En cuanto a la comida, se podía encontrar de todo, habían cientos de quioscos, entre comida vegana y la conocida bohemian cuisine. Por lo demás en los alrededores de la fortaleza se encontraba lo necesario.

El "Cine del Horror" es de igual manera tan peculiar, debo también resaltar el ingenio del equipo para reciclar material, los asientos eran desechos de autos usados. Lastima que siempre estaba lleno, nunca pudimos ver un solo film pero bueno había tantas bandas que ver que bueno, muchos creo iban más para evitar pasar la borrachera bajo el sol.

Otro plus fue la exposición de arte, además de la presencia del famoso Peter Beste (conocido por sus fotos de bandas noruegas de black metal) con quien pudimos conversar un poco, también conocimos a uno de los organizadores iniciales del festival, el conocido Shindy quien se tomó un poco de su tiempo para firmarnos el libro del festival, el cual consiste en más de 400 páginas a color y donde se puede aprender mucho de la historia del festival y reír con el sinfín de anécdotas, por suerte se tomaron el trabajo de traducir a inglés todos los textos en checo, que gran trabajo!. Aunque uno nunca haya visitado el festival, el libro refleja el verdadero espíritu de organizarlo y como esto se adapta a la cultura metalera sin compromisos de ningún tipo.

Estás siendo vigilado por la Máscaras de la Peste
Si alguno piensa visitar Europa con motivo de un festival no pierdan la oportunidad de visitar este increíble festival, el viaje lo justifica (sugerencia poco conocida aún). 

Para ver el álbum completo de fotos (más de 200) pueden visitar el siguiente link aquí.

Pueden además ver este entretenido reportaje de estos chicos franceses para tener una mejor impresión en vivo, con subtítulos en inglés:


2 comentarios:

Machi dijo...

Excelente revisión de tremendo festival Krups! Realmente estar en festivales de esta índole debe ser sumamente gratificante, además de las bandas, vivir todo el contexto en el que se desarrolla, muy buenas las fotos.

Así esperamos una revisión del Hell Fest de este año, que contará además de tí, con nuestro otro enviado especial...

Saludos!!!!

Krupskaia Peredo dijo...

Gracias Machi!, y si, cada festival tiene su toque especial y por ende son diferentes experiencias con un mismo fin, disfrutar de la música en vivo!

Sobre el Hellfest, ahí tenemos mucho material que trabajar... saludos!