miércoles, 12 de octubre de 2016

Top Black Metal (George)


Los moradores de este abismo de las alturas, en consenso y concertación, decidimos compartir con el público en general nuestros tops del black metal, quince discos, lo mejor de lo mejor, para atizar la polémica y la controversia.  

De todos los géneros, éste es sin duda el más controvertido y armar esta lista fue bastante complicado. Creo que todos estamos de acuerdo en que los cuatro pilares del black son el De Mysteriis Dom Sathanas de Mayhem, el In The Nightside Eclipse de Emperor, el Transilvanian Hunger de Darkthrone y el Under the Sign of the Black Mark de Bathory; ello sin desmerecer el aporte de Venom, de Celtic Frost o de Von. Para efectos prácticos tuve que dejar muchas bandas de lado, tratando de hacer énfasis en bandas más contemporáneas. Yo llego al black de manera tardía y después de haber escuchado sólo ese género estas últimas dos semanas, puedo decir que es bastante aburrido y me indigna la pésima producción de algunos discos. Por último, quisiera dejar en claro que toda esa ideología satánica me parece ridícula e igual de peligrosa que el marxismo ortodoxo o el cristianismo devoto o cualquier tipo de fanatismo absurdo. Por eso se necesita una perspectiva crítica.

Antes de dar paso a la lista quisiera hacer dos menciones honoríficas: el Intercourse & Lust de Abigail y el I.N.R.I. de Sarcófago, dos discos que aprecio mucho y que escucho con bastante frecuencia que si bien tienen elementos de black no entran en el canon. 

15. Sargeist – Satanic Black Devotion (2003) [Filandia]


Fieles al canon, el disco debut de Sargeist es pura violencia satánica; a partir de este disco me adentro a las profundidades paganas del black de los noventa y por eso le tengo cariño. El problema con este tipo de bandas es que se estancan fácilmente y al cabo de un tiempo se torna tedioso; pero Sargeist retoma el sonido crudo del black y le da un giro más contemporáneo abriendo la brecha para nuevas exploraciones. Muy recomendado para los amantes del sonido clásico. 

14. Peste Noire - La Sanie Des Siècles, Panégyrique De La Dégénérescence  (2006) [Francia]


Tardé mucho tiempo en habituarme al sonido y a todo ese delirio satánico; creo que comienzo a interesarme en el género más por una vocación académica: entender las representaciones del mal. Caí en este disco porque contiene dos poemas de Baudelaire: Le Mort Joyeux y Spleen, ambos extraídos de las Flores del Mal y me dejó pasmado. Con este disco comienzo a explorar el black y para mi es el mejor disco de Peste Noire, me abrió todo un mundo que ignoraba y miraba con prejuicio. 

13. Austere – To Lay Like Old Ashes (2009) [Australia]


Esta banda cambia de manera perdurable el sonido black; no puedo negar el impacto que me provocó al escucharlo por primera vez; ya se ha convertido en un disco clásico en su vertiente. Me parecía que toda esa rama depresiva, eran más lloriqueos de emos que metal en la más cruda esencia del término. Creo que escuchar black me ayudó a liberarme de muchos prejuicios. El disco es un elogio a la agonía y el vacío, la nada que nos oprime con su sola mención; son temáticas que me fascinan también. Este disco me mostró otra faceta del black y por eso siempre lo voy a escuchar. 

12. Gris - À l'âme enflammée, l'âme constellée... (2013) [Canadá]


Definitivamente me gusta más el black contemporáneo y en la escena canadiense están pasando cosas muy interesantes. De todo lo que he escuchado, esta banda sobresale porque plantea una propuesta muy diferente de todo lo que se venía haciendo en el maravilloso mundo del  black; toman sus distancias pero no se alejan del todo. El black no necesariamente tiene que sonar mal, también puede ser melódico y bien producido. Tampoco es necesario hablar siempre del diablo, creo que la reflexión nihilista es más interesante y es lo que diferencia este disco.  

11. Svartidauði – Flesh Cathedral (2012) [Islandia]


Es tal vez uno de los discos más oscuros que he escuchado en mi vida; no es un black convencional, la producción es de mejor calidad y tiene un ritmo más lento, más doom, con una fuerte presencia del bajo. Pero es un álbum salido de las mismas entrañas del infierno, demencial y caótico, opresivo; es maldad pura. Creo que esa es la esencia del black; el canon cambia y el sonido evoluciona, algo que nunca voy a entender es el debate purista de formas, aquel que trata de instaurar categorías inmóviles y estériles. 

10. Blut Aus Nord – Memoria Vetusta II: Dialogue With The Stars (2009) [Francia]


Ya bien adentrado en mi exploración blackera, descubrí esta banda por recomendación de no sé qué página; primero escuché los 777 y luego caí en los Memoria Vetusta I y II; tal vez es la banda más interesante de la escena francesa. No es un black ortodoxo, llevan el género a su extremo; este disco es pura violencia psicótica, disonante y melódico. Es un sonido único y es lo que marca una distancia con muchas bandas, sin desligarse por completo del sonido clásico, llevan al black por nuevos senderos, siendo una de las bandas más influyentes de los años dos mil.  

9. Taake - Hordaland Doedskvad (2005) [Noruega] 


Último volumen de una de las trilogías más emblemáticas del black, es todo lo que podemos esperar del género: furia nihilista llevada a su paroxismo técnico, con sus ligeras variantes pero fiel al canon. Es uno de los mejores discos black de los años dos mil, épico y salvaje; es lo que siempre me ha gustado del metal y si voy a escuchar black mejor que sea crudo y violento. Por eso, durante mucho tiempo repudié el uso de los teclados e incluso de las guitarras acústicas; hoy en día tengo el panorama un poco más claro y aprecio la música en todos sus matices. 

8. Behexen - Rituale Satanum (2000) [Finlandia] 


Y si de violencia hablamos, hay que mencionar a Behexen y a las raíces satánicas del black. Muchos pregonan que es más una ideología, un estilo de vida y un compromiso con la oscuridad. Yo creo que son macanas, es música ante todo y una puesta en escena; algunos se la creen pero es mejor tomarlo con prudencia. El black es transgresión y nace con esa intención, algunos quisieron politizarlo para volverlo doctrina pero no funcionó. Cuando hacía esta lista tuve algunos conflictos pues no comparto esa visión satánica de las cosas, yo lo tomo con humor pero es la esencia misma del black. 

7. Inquisition - Ominous Doctrines of the Perpetual Mystical Macrocosm (2011) [Colombia]


Seguimos con la doctrina aunque en este caso es más teología, pero Inquisition es una de las bandas más importantes de la escena blackera, una de los pocos grupos latinoamericanos que pudo rebasar las fronteras y hacerle frente a la escena europea. Este es sin duda el mejor disco de la banda y uno de los mejores discos de black de todos los tiempos. Si bien en los primeros discos las letras son un tanto ingenuas, por no decir bobas, aquí se produce un salto hacia una reflexión filosófica muy interesante que plantea la importancia de la maldad como parte del equilibrio del cosmos. Con este disco Inquisition se gana su lugar en la eternidad. 

6. Dark Funeral – The Secrets of the Black Arts (1996) [Suecia]


Alguien me prestó este disco, allá por el año 2000 y fue lo más violento y salvaje que escuché en mi vida. En ese momento no estaba listo para explorar las profundidades del averno. Ahora estoy convencido que es el mejor disco de Dark Funeral por el hecho que todos los demás álbumes son variaciones de lo mismo; el gran problema para una banda y para un artista es repetir y copiarse a sí mismo, por eso los discos de Dark Funeral pasan desapercibidos pues sabemos por dónde van, cuál será la temática y la estructura del disco. Pero el primero genera un impacto y así tiene que sonar el black, aunque ello no debería impedir la evolución de la banda. 

5. Immortal - Sons of Northern Darkness (2002) [Noruega]


Immortal fue la primera banda de black que realmente puede tolerar y aceptar; se distancian de lo satánico y utilizan el corpse paint con humor. Me es difícil explicar por qué me agarró tanto, desde un inicio además; son muy buenos al momento de construir riffs y es un elemento cardinal en el metal. Yo sé que a los Immortal los tratan de poseros pero creo que no hay nada peor que caer en los esencialismos y en el etiquetaje a ultranza. Esa imagen del metalero vestido de negro, malo y refunfuñón, es un estereotipo bastante tonto. Lo dije en su momento también, este uno de los discos que más escucho y lo reafirmo plenamente.    

4. Marduk – Opus Nocturne (1994) [Suecia]


Aquí ya entramos en lugares comunes, Marduk es una de esas bandas de viejo cuño, tiene muy buenos discos pero sin lugar a controversias, ninguno se acerca al Opus Nocturne, una obra maestra del black, muy emblemático del sonido y del imaginario de los noventas. 

3. Satyricon – Nemesis Divina (1996) [Noruega] 


De la misma manera, Satyricon es una banda legendaria y pudo forjar un sonido muy propio diferenciándose de sus contemporáneos desde un comienzo. Ninguna banda tenía ese sonido y esa fuerza, es uno de los grandes iconos del black.       

2. Borknagar – Borknagar (1996) [Noruega]


Ninguno de los discos de Borknagar es tan brutal y salvaje como el primero, pero a diferencia de otros grupos, no se quedaron ahí, evolucionaron y le dieron un giro radical al sonido. Tremenda banda y una discografía muy impresionante pero creo que nada supera a este primer disco y ese despliegue de bestialidad. Para mi es uno de los mejores discos de black y uno de los más originales también. 

1. Bathory – Bathory (1984) [Suecia]


Mencionarlos es casi obligatorio, si un disco define todo lo que es el black es el primer disco de Bathory; más que cualquier otra banda aquí están la raíces de la oscuridad satánica. Ellos se inspiran de Venom, toman el nombre de una de sus canciones y adoptan ese mismo imaginario pero con un sonido sucio, llevado al extremo. Venom estaba más cerca del punk, Bathory crea algo nuevo. Después vendrán  los Mayhem y los Emperor para redefinir el sonido, pero la banda que lo inició todo es Bathory

7 comentarios:

Machi dijo...

Excelente lista querido George! coincido contigo en cuanto a los pilares del black, incluidos Venom, Celtic Frost y le incluiría a Hellhammer en ese grupo fundacional del género y que vienen a ser la primera ola del black.

De los discos de tu lista, solo en uno coincidimos, ya mas tarde cuando comparta la mía nos pondremos a debatir seguramente.

Un fuerte abrazo!!!!

George dijo...

gracias querido Machi, justamente la idea era que no tengamos muchas coincidencias; esto amerita sesión black

Dieguex dijo...

Muy buena tu lista George!!!
Coincido con el Machi, pero igual, Bathory es un pilar importantísimo. Mi lista igual, va por otro lado.
Varios de los discos que tu lista no los escuche. Amerita una sesión blackera del Abismo!!!
Un abrazo

Sebas dijo...

Muy buena intro y creo que al final vas a ser el que más respetó el género; a no ser que la kvlt-krvps nos destruya con su lista.
Por comentar alguno de tu lista, ese Gris es una anomalía muy interesante.

George dijo...

Gracias mi estimados, ese Gris está en otro lado, es una banda muy interesante. Un abrazo

Krupskaia Peredo dijo...

Una lista muy dentro el canon!. Una interesante introdución querido George, aunque para mis más que esos discos, las bandas serían como los pilares de lo que ahora conocemos como Black Metal, creo importante de igual manera mencionar a Mercyful Fate y por ende King Diamond como parte de la primera ola.

Mencionas un par discos que no conozco la verdad y que dan curiosidad, creo que es también el hecho de tu cercania al mundo francófono. Me gusta la mención del Svartidauði, al parecer la nueva ola parece también venir de Islandia.

Y es también innegable que Inquisition forma ya parte de la escena mundial, solo basta ver la cantidad de fans que tienen. Me acuerdo conocer a la banda por su "Invoking The Majestic Throne Of Satan". Creo que fue un disco clave.

George dijo...

Gracias querida Krups; el mundo francófono tiene harto que ofrecer en el mundo del black y Invoking The Majestic Throne Of Satan, es muy buen disco.