domingo, 20 de septiembre de 2015

Black Fast - Terms Of Surrender (2015)


Debo empezar aclarando, que no soy un devoto de la “new wave of thrash revival”. Yo soy fiel a la vieja escuela del Thrash clásico. Sin embargo, me gustan las bandas innovadoras, no las copias de las copias. 

Como digo siempre, el contexto y el ambiente es determinante en el sonido de las bandas. En los últimos años, toda esta “new wave” se ha condensado en Los Ángeles, San Francisco y Nueva York y obviamente, el sonido de todas estas nuevas bandas, es fiel al sonido genérico de estas ciudades. Ahora, todas quieren sonar a Exodus, Anthrax, Violence o Forbidden. Más patético aún, quieren sonar a Municipal Waste o a Toxic Holocaust (aclaro que ninguna de ellas pertenece a California o New York, pero son las que han relanzado toda esta “moda”). En resumen, las bandas y los seguidores, quieren más de lo mismo. 


Sin embargo, y como ocurre con cualquier género, siempre hay bandas que marcan una diferencia, las que se alejan del estereotipo. Y poniendo las cosas en contexto, para mí las bandas más interesantes de toda esta “movida”, son precisamente, aquellas que no pertenecen a estas ciudades epicéntricas. Black Fast es el claro ejemplo de ello. 

Este cuarteto procedente de St. Louis, Missouri, nos presenta su segundo disco, el cual significa un progreso enorme en relación a su primer disco, que prácticamente paso casi inadvertido. Al escuchar este disco, resulta evidente que Black Fast, proviene de otra escuela. Practican un thrash metal virulento, intenso, con riffs duros y melódicos, que no paran. Desde la primera a la última canción, es una sola “rockeada”. 

Esta banda ha sido muchas veces etiquetada como “progresiva”, yo tengo mis dudas, salvo algunas reminiscencias que me recuerdan a Coroner. Posiblemente, tenga cierta similitud con Vektor, con quienes han sido comparados, pero de lejos esta banda es mucho más agresiva y en todo caso, mucho menos progresiva.


Lo que me gusta de este Terms Of Surrender, es ese “Groove” implícito que tiene. No es el típico thrash estándar, por momentos tiene partes que incluso rayan sutilmente en el black metal. Los riffs, las melodías, me suenan más a un thrash black bien melódico, que a un thrash progresivo. Y aquí, la influencia de SkeletonWitch es innegable!!! 

Black Fast pertenece a otra escuela, es un thrash metal hostil, oscuro. Como les decía, se nota que en general esta banda, escucha otro tipo de música, mucho más variada y contemporánea y no se encierra en las glorias pasadas de un género destinado a la repetición. Además, se nota que esta banda tiene credibilidad, y que no son simplemente una “pose”. 

Bandas así son las que sobresalen del rebaño. Salvo alguna sorpresa inesperada, para mí este es el disco de Thrash metal contemporáneo del año.


3 comentarios:

Machi dijo...

Buena rev Dieguex, discazo! Rápido y brutal, pero sin dejar de lado detalles que le dan a este disco una naturalidad que puede confundirse como progresivo como bien dices.

Un abrazo!!

Dieguex dijo...

Gracias Machi!!!
Lo que dices es también cierto. En todo caso una banda talentosa, con un repertorio bastante amplio.
Un abrazo!!!

Héctor Colorado dijo...

Excelente, lo estoy buscando para escucharlo, la canción I Conspire, simplemente voló mi cabeza, y con este review tengo ahora mas ganas de escucharlo, saludos.