lunes, 30 de enero de 2017

Kiss Rocks Vegas (2016)


Cuando salió este disco no le presté mucha atención, la banda suele decepcionarme con demasiada frecuencia, pero debo reconocer que el disco suena muy bien. Lo estoy redescubriendo y ahora me queda claro que este es uno de los mejores en vivos que tiene a banda y hay bastante de donde escoger. Kiss es una banda visual, es parte esencial del concepto y con los años el espectáculo se tornó colosal. La gira del Monster es de los espectáculos más impresionantes que he visto; es sin duda el mejor escenario y el mejor despliegue técnico que tiene Kiss. La banda está en muy buena forma, suena bien pese a que la voz de Paul Stanley se ha degradado considerablemente estos últimos años. Queda claro también, que Simmons y Stanley al fin tienen la banda ideal, con la que siempre soñaron: el sonido y la imagen clásica, pero sin Criss ni Frehley. Sigo pensando que Thayer y Singer deberían tener sus propios diseños, en Kiss nunca fueron cuatro personajes cuyos interpretes se podían reemplazar, eran cuatro individuos y los personajes son una extensión de la personalidad de cada uno. Me parece ofensivo que Thayer reproduzca los solos y los trucos escénicos de Frehley, hasta en la manera como se mueve, imita sus gestos. Singer tiene un estilo muy propio, en los 90 seguía los pasos de Carr, porque ese fue el instructivo, y los 2000 se le sugirió seguir los pasos de Criss. Pero, conserva su individualidad, Thayer parece un imitador y eso me incomoda. No obstante, este es el Kiss que mejor funciona y me gustaría que grabaran otro disco en estudio. 


Kiss tiene muchos en vivos, pero ninguno supera al legendario Alive !; además, algunas de esas grabaciones son decepcionantes porque tienen un sonido demasiado artificial como con el Alive III y el abortado Alive IV, The Millenium Concert. Por ello, este disco me dejó muy impresionado, porque restituye todo el poder del concierto. La calidad de la performance es excelente; podía haber entrado entre los mejores discos del año. La banda está en el mejor momento de su carrera y creo que era necesario dar testimonio de ello con un documento audiovisual de gran calidad, ello sin desmerecer el Rock the Nation, que en su momento también fue una sorpresa, el primer en vivo grabado con esta formación. 

Sin muchas sorpresas el set comienza con Detroit Rock City, usual en toda la gira del Monster; lo que sí resalta son las limitaciones vocales de Paul Stanley, pero la banda sigue dando un espectáculo extraordinario; el escenario, la calidad de la imagen, los trajes, el juego escénico, hasta lo que Gene Simmons anima a la audiencia, me dejó  con lágrimas en los ojos. Me trae demasiados recuerdos y me reconectó nuevamente con la banda; siempre voy a ser fan de Kiss.

Creatures of the Night es una de las sorpresas del set, rara vez interpretada en vivo desde a la gira del 93, hizo unas cuantas apariciones el 2004. Es una interesante adición al set y aquí también resalta la capacidad mimética de Tommy Thayer, pues reproduce con mucha fidelidad el solo de Bruce Kulick en el Alive III. Que la toquen en vivo no es una casualidad, los últimos 20 años Kiss ha vivido del legado de su prestigiosa carrera en los años 70, pero en los 80 también sacaron buenos discos y Creatures of the Night fácilmente está entre los cinco mejores discos de la banda. Me parece genial que recuperen parte de ese legado. 

Psycho Circus, canción epónima del esperado disco de regreso de la formación original que en los hechos fue solo un golpe de marketing; en ese disco Frehley participa en dos canciones y Criss en una. Es un fraude, Thayer ya era el guitarrista y lo tenían listo en caso que Frehley falle; la reunión fue todo un éxito, pero esa banda ya no funcionaba; Simmons y Stanley requieren sumisión absoluta y es por eso que la formación actual funciona muy bien, Thayer y Singer son buenos músicos, pero no tienen voz ni voto dentro de la banda. Con todo, esta canción se ha convertido en un clásico y vuelve al set con bastante frecuencia. 


Parasite, es una de las canciones más pesadas que tiene Kiss y de las mejores composiciones de Ace Frehley; de todos los músicos que pasaron por la banda, el guitarrista, es sin duda el más influyente, esa manera de tocar es única. Fue una pieza crucial para el desarrollo de la banda. Es una de mis canciones favoritas y es una canción que ha vuelto a ser parte del set regular de la banda y uno de los pilares en el desarrollo del metal.

War Machine, a lo largo de los 80 fue parte esencial del set, casi siempre antecedida o precedida del solo de Eric Carr. Después de la muerte del baterista, la dejaron de tocar y volvió de manera esporádica el 2004. Es la canción que cierra el Creatures of the Night, nadie diría que es una canción compuesta por Bryan Adams. Lo hizo para calar con el personaje de Gene Simmons y para darle un sonido más pesado a la banda. El disco llegó demasiado tarde, cuando ya habían perdido toda credibilidad y se hundió en las listas de ventas. Un dato interesante es que la voz de Gene Simmons suena bien, tiene una gran presencia escénica y sigue siendo impresionante que escupa fuego, resguardado en su armadura plateada. 

Tears are Falling, fue unos los hits que tuvo la banda en los 80, aunque rara vez la han interpretado en vivo; de hecho, fue una gran sorpresa que la incluyeran en el set el 2004. La banda no suele agregar rarezas. Otra canción que volvió sorpresivamente el 2010 fue Crazy Crazy Nights. De los 80 muy pocas cosas quedan, pero Kiss también sacó discos interesantes. Alguna vez Kulick se preguntó qué había sido de su legado, sus doce años en la banda que habían sido borrados sin misericordia. Es parte de la historia y no lo pueden negar; me gustaría escuchar más canciones de los 80 para equilibrar el set; no estaría mal que interpreten Fits Like a Glove o Young and Wasted, después de todo el Lick it Up es un gran disco y Kulick un gran guitarrista; el solo de Thayer lo imita hasta dónde puede.   

Deuce, clásico de los clásicos, es la canción que abrió los conciertos en toda la primera etapa de la banda, fue la canción con la cual Frehley hizo su audición y se ganó su lugar en la eternidad. Frehley también la toca en vivo pues considera que su aporte fue crucial para estructurar la canción y fue lo que esa banda necesitaba para lanzar su carrera. 


Lick it Up, igual de los grandes éxitos de la banda, inamovible desde la gira del 83. La única vez que salió del set fue cuando se embarcaron en el Alive/Worldwide Tour en 1996, la gira más exitosa de Kiss, por cierto. Volvió al set el 2000, y es muy raro escuchar a Frehley y Criss interpretarla. Esta versión que la vienen tocando, creo que desde el 2010, es la que más me gusta pues incorpora parte de Won’t Get Fooled Again en el puente, es un lindo tributo y de la mucha fuerza a una canción bastante aburrida. 

I Love it Loud, después de las canciones del Destroyer, el Creatures es el que está más representado en el set; es una canción que tocan con bastante frecuencia porque funciona muy bien en vivo. Faltó I Sitll Love You para tener un panorama completo del Creatures. Es una canción muy repetitiva, pero me encanta como suena la batería en la versión original; Carr tenía un sonido muy propio, fue una gran adición. Es una pena que lo hayan tratado tan mal, descartando sus composiciones y negándole su derecho a cantar. 

Hell or Hallelujah, la única canción del Monster y la única canción nueva que incorporan, lo que me parece una pena. El Sonic Boom y el Monster son discos muy buenos, después de todo. Habría sido interesante incluir, para la ocasión, Modern Day Delilah. Con eso habría estado muy feliz, pero no se puede tener todo en la vida. También faltó Outta This World, canción de Tommy Thayer y el habitual duelo entre guitarra y batería; Tommy solo cantó un verso en todo el concierto. 

God of Thunder, canción compuesta por Paul Stanley, valga la aclaración, como una suerte desafío lanzado por el bajista; curiosamente es la que mejor lo define: a modern day man of steel. Aquí la parte visual prevalece, es parte del ritual, el solo de bajo, la sangre, Simmons volando, es la glorificación del demonio; es el regalo de Stanley y el pilar de una sociedad muy lucrativa. Es una de mis canciones favoritas, sin duda la versión que más disfruto es la del Alive IV pues la orquesta realza el trabajo de la banda. 

Do You Love Me? en lo personal, nunca me ha gustado esta canción y el Destroyer no es un disco que escucho con frecuencia. Para la banda fue una experiencia necesaria pues ahí se convierten en músicos profesionales. El método Erzin, es algo que volvieron a reproducir cuando las circunstancias así lo exigieron; profesionalismo, ante todo, tratar a los músicos como trabajadores, recompensar la sumisión y la lealtad. La única versión que suelo tolerar de esta canción es la del Alive IV, pues nuevamente la orquesta le da un toque interesante. 


Love Gun, este disco sí me parece genial y es el que más escucho; aquí también lo visual prevalece, con Paul Stanley “volando” sobre el público. Siempre es un momento especial en el concierto. Considero que esta es una de las mejores canciones de Kiss, las guitarras y la voz se complementan muy bien; está muy bien construida y el solo de Frehley es excepcional. 

Black Diamond, si Kiss debería ser recordado por una canción debería ser por esta y no por I Was Made For Lovin’ You. El disco epónimo lo tenía todo para ser un hit, menos la producción, pues no reflejaba el poder de la banda en escena. Black Diamond es una pieza crucial en el set, generalmente anuncia el final del show. Creo que tenía trece años cuando vi un especial de Kiss, de esos que hacía la Obertura del Siglo XX, quedé muy impresionado por el juego escénico, cuando Frehley se arrodilla para ejecutar su solo, aquel que da paso a la sección instrumental. Un simple gesto, puede cambiar el curso de una canción. Si Singer es un mejor baterista que Criss, no es un mejor vocalista y creo que su principal error es tratar de sonar como Criss; pero lo interesante de esta versión es que incorporan los arreglos de su contraparte ochentera, siendo una variante muy interesante.

Shout It Out Loud; como muchas de las canciones de Kiss, esta es muy repetitiva, muy rara vez escucho la versión en estudio. Todo el set es un compilado de grandes éxitos, más centrado en los setentas con sus pequeños guiños a los ochentas. En los 90 Kiss prácticamente desapareció; y un disco que deberían recuperar es el Carnival of Souls. Del Destroyer, prácticamente todas las canciones han sido interpretadas en vivo, lo han explotado hasta el cansancio. En raras ocasiones han interpretado canciones de The Elder, pero nunca se han escuchado versiones en vivo del Carnival y creo que ya es tiempo, de incorporar al menos una canción al set, ahora que se cumplen 20 años. 

Rock and Roll all Nite, es la canción que suele cerrar casi todos los conciertos en casi todas las giras, infaltable y ritualístico, es también una de las características de la banda; sabemos en qué momento Simmons escupirá sangre, en qué momento Stanley romperá su guitarra. Es un espectáculo que conocemos, sin ninguna sorpresa y aun así quedamos satisfechos, aplaudiendo efusivamente y boquiabiertos. Es lo que ansiábamos y no fuimos decepcionados; el mismo Kiss de siempre, aunque más decaído con sus pelucas ridículas, ya con la vejez sobre los hombros. 



Es grandioso y, sin embargo, me deja esa impresión incómoda de estar viendo a una banda tributo que trata de reproducir hasta en los mínimos detalles a una banda que dominó el mundo hace ya 40 años. Pese a ello, es uno de los mejores conciertos que tiene la banda, es la paradoja que simboliza bien mi relación con un grupo que sin descaro confirma y reafirma su lado empresarial. 

El set acústico no es tan interesante, pues creo que nada podrá superar el impacto emocional y musical del Unplugged; la versión de Christine Sixteen es la más interesante, con un bonito juego vocal, y Love Her All I Can, rara vez interpretada en vivo y que también tiene su toque especial en su versión acústica. 



viernes, 27 de enero de 2017

El Prophecy Fest en una cueva de la Edad de Piedra


En la escena europea y más aún en una escena como la alemana, donde existe una infinidad de posibilidades, encontrar un evento que se distinga de los demás es una gran competencia. En julio de 2016 se realizó la segunda edición de este festival, donde la organización del Prophecy Fest no solo ofreció un ambiente incomparable  e intenso de dos días sino que además presentó lo mejor del portafolio de artistas del legendario sello Prophecy Productions y donde cada banda ofreció un show exclusivo difícil de encontrar en otro evento.

La idea de realizar un festival en una cueva de la Edad de Piedra puede parecer poco común pero la Balve Hölle es la cueva cultural más grande de Europa! y ni que decir de su impresionante acústica natural. Por cierto, la pequeña cuidad que la alberga, Balve, tiene una larga historia, leyendas que inspiraron a muchos y a lo largo de sus pintorescos alrededores se pueden observar varias y coloridas figuras de su mascota, un mamut!. En mi preview sobre el festival, se puede leer más detalles sobre la primera versión y esta asombrosa cueva.

Quiero además hacer énfasis en el trabajo del artwork a cargo de Fursy Teyssier (Les Discrets, ex Amesoeurs y que colabora/ó con bandas como Empyrium, Alcest o The Vision Bleak) y un equipo del sello, de quienes ya mencioné tienen una especial dedicación por el arte de sus lanzamientos. Como en otros festivales por ejemplo en el Roadburn de este año, John Baizley de Baroness es el curador. En este caso, Teyssier no solo formó parte del festival con su banda sino que también trabajó el arte de esta edición y tuvo una exhibición en la cueva. A cada uno de los asistentes se nos entregó un pequeño libro de 70 páginas, con tapa dura, que incluía no solo los horarios sino además una dedicatoria de cada banda comentando su participación en esta edición y además dos cds y un dvd; un hermoso detalle.

El line up en esta segunda edición de este joven festival, incluía 14 bandas de varios países. Cabe mencionar que a diferencia de otros eventos similares, cada banda tocó un set como tal y no solo 30 ó 45 minutos como se acostumbra, definitivamente la oscuridad dentro la cueva daba la misma ventaja a todas las bandas sin importar relativamente la hora. Los visitantes podíamos entre banda y banda, tener un descanso, tomar una cerveza o simplemente charlar en un ambiente bastante tranquilo y cordial. De esta manera al menos yo, no me perdí ninguna banda.


El día jueves por la noche, el sello amigo Trollmusic organizó un pequeño evento a manera de warm up, con las bandas holandesas: Alvenrad y su premier mundial con su folk metal, además de The Good Hand y Mirna's Fling. Estas dos últimas como una sola alineación pero con un set mixto de ambas bandas, intercambiaron sus temas en una mezcla de metal y hard/psicodelic rock. Este evento se realizó en el Hönnetalhalle de Balve-Beckum, no muy lejos de la cueva.

El viernes, primer día oficial del festival, abrió la banda alemana Hekate (la diosa del averno) junto a 11 músicos y sus diferentes instrumentos incluido un gran xilófono, con una ceremonia especial denominada "Die Sonne im Geiste", una combinación ente sonidos folk y de la edad media que transmitieron magia a todos dentro la cueva. Luego siguió la banda australiana de post black metal y sonidos shoegaze Germ, en este su primer concierto en Europa y uno de sus pocos shows en general; el proyecto en solo del reconocido Tim Yatras en vivo contó con conocidos músicos como la cantante francesa Audrey Sylvain.

Les Discrets
Uno de los puntos altos de esta noche fue sin duda Les Discrets, los franceses tocaron como premisa temas de su tercer y aún no lanzado disco "Predáteurs" y otros hits. La banda no se presentaba en vivo desde 2013 y a través de su melódico post rock, lograron mantener a la audiencia en una espiral que se movía junto a ellos, una gran banda. Los irlandenses de Iron Mountain, se presentaba por primera vez en Alemania, junto a su mezcla de folk y rock psicodélico inspirada en historias de la antigua mitología irlandesa, acompañados por una gaita, flautas y varios instrumentos de percusión.

Secrets of the Moon
El siguiente punto alto del día para mi fue Secrets of the Moon, quienes habían anunciado un set acústico pero debido a un cambio de último momento tuvieron que recurrir al cerebro detrás de Obscura y Thulcandra, Steffen Kummerer en el bajo. Con la ayuda de proyecciones en el backdrop, la banda tocó en su totalidad el grandioso "Sun", disco entre mis recomendaciones de 2015, y que disfrute intensamente. Para cerrar el primer día, una de las bandas más reconocidas de la escena black germana, es sin duda los paganos Helrunar; nos lo veía desde ya hace un par de años, este fue un show exclusivo en 2016, donde tocaron temas de su último disco y otros clásicos. Además de mencionar su compresión por la importante historia de la cueva que nos cobijaba, junto a un excelente show de luces, la gente quedó muy satisfecha.

Helrunar
El día sábado por la mañana la cita fue nuevamente en la Hönnetalhalle, donde el cerebro de Helrunar, Marcel Dreckmann presentó su proyecto Wöljager, una pieza de teatro que incluía un ensamble además de actores y donde Dreckmann narraba una historia inspirada en leyendas y folklore obscuro en una dialecto regional; sin duda un singular show. Ya de vuelta a la cueva, fue el debut europeo de Völur, esta banda de folk doom canadiense fue una de las grandes sorpresas. Este trío tuvo todo a su favor: un sonido y luces apropiados, con cantos chamánicos a manera meditativa y hasta hipnótica, la violinista estuvo a la altura de su contraparte el bajista y ambos acompañados por un potente baterista; muy buena presentación.
Völur
Era hora para "la banda" del festival Bohren & der Club of Gore, gracias a la cueva uno podía disfrutar de la oscuridad y prácticamente todas las luces se apagaron. La única banda fuera del sello demostró porque estaba ahí, este cuarteto de jazz y su oscuro sonido, me transportó como la primera vez que los vi a lo que llamo una escena de Twin Peaks, donde podía ver tenues luces sobre cada uno de los músicos y una caja de batería que giraba en el medio del escenario al ritmo de la música. Los miembros de esta banda participan en diferentes proyectos grind/hard core y también death/doom, de ahí que su capacidad para transmitir ese doom ridden jazz music como lo llaman, es sin duda un sonido ambiental intenso y oscuro donde sobresale el carisma de Christoph Clöser quien aprovecha astutamente, para entretener al público entre tema y tema.

Bohren und der Club of Gore
Muy pocas voces tienen la profundidad y la melancolía para llegar al oyente como la de Mick Moss de Antimatter, verlos a continuación, fue otra nota alta. El rock progresivo de los ingleses, con un set especial con temas de sus cuatros primeros albumenes, emocionaron a más de un par de fans. Por cierto, Moss dedicó este show en el programa a las almas de Aleah Starbridge (Trees Of Eternity) y Piotr Grudziński (Riverside). Luego, los islandeses de GlerAkur realizarían su premier europea, sabiendo la calidad y la locura que destaca a las bandas de allá, muchos estaban impacientes para ver a esta banda de post-rock con influencias drone. Los cinco guitarristas, con una idea de venir de otro planeta tenían cada uno una personalidad muy marcada, sin olvidar que además tenían dos bateristas.

Antimatter
Mucha gente también esperaba el show de Alcest, quienes tocarían por primera vez en su totalidad "Écailles de Lune", así que fue uno de los shows más llenos con un sonido muy claro que produjo un retraso considerable. Al final del set tocaron además un par de temas de lo mejor de su repertorio. Otra banda inglesa que se presentó fue la polémica Sol Invictus, basta leer un poco para saber quien es Tony Wakeford, pero bueno hablando de la música específicamente este músico es bastante conocido en la escena neofolk europea. Una banda con mucho talento la cual contaba en esta oportunidad con varios invitados especiales como Matt Howden, Jo Quail y Don Anderson de los desaparecidos Agalloch, quienes realizaron un cover de Kneel to the cross y que fue parte de este setlist. Y así llegaba el cierre de este gran evento con el turno de los noruegos Vemod, tenía expectativa luego de haber escuchado su disco. Ya tocaron en este mismo escenario el año pasado, pero esta vez con un set especial, todo era azul y a penas se podía ver a la banda, con proyecciones estelares detrás suyo.

Sol Invictus
Algo que llamó mi atención fue que nunca había visto tantas cámaras frente a un "pequeño" escenario, eso y el hecho de hacer cola para comprar merch donde parecía una gran venta de garaje!. Obviamente esto se ve principalmente en los grandes festivales mainstream, pero que mejor oportunidad para el sello de ofrecer todo sus productos. Finalmente decir que el festival llenó mis expectativas, este sello alemán ha logrado distinguirse entre varios otros y sin duda se trabajó hasta en los mínimos detalles para ofrecer a los visitantes una experiencia musical difícil de olvidar. Sin pensarlo dos veces volvería para disfrutar de su acogedora e intensa atmósfera.

Pueden ver el álbum completo del festival aquí.

martes, 24 de enero de 2017

Raw – From the First Glass to the Grave (2016)


Para mi primer post del año empiezo con un disco que recién encontré mientras seguía escarbando los restos del año pasado. Un disco que bajo los efectos de la conocida y cruda relación con el alcohol... porque “demonical is the Curse… as I reach for the bottle…”, este disco propone una solución definitiva para aquellas desoladoras y fútiles existencias.

El dúo proveniente de Calgary, Canadá, en sincera relación con la bebida, y la propia compleja condición humana como el argumento de su música y la influencia que ellos mismos indican: del blues del Delta, el rock psicodélico, el country y el black, logra transmitir sin inconveniente algunas profundas sensaciones sin necesidad de adscribirse en ningún tipo de movida, género o tendencia más que la filosofía del nihilismo.

La atmósfera del disco es clave, ya que provee la densidad necesaria y particular para que se llegue a expresar la inevitabilidad de la muerte de manera cruda y real en solo 6 canciones y a través de una producción no tan limpia, con ecos, ruidos y reverberaciones colocados adrede, inclusive, y hasta como un mecanismo de terapia, donde la música de Raw se desentraña con calma desde sus creadores hacia los oyentes, en una especie de ejercicio de confrontación no solo con esta dura realidad  llena de escepticismo, sino con nosotros mismos.

Las canciones mismas se abren y cierran; la batería, las guitarras sus melodías y riffs clásicos, junto a las voces son giros hacia el negro y gris de la muerte donde todo finalmente gira en la dirección correcta y deja tras de sí sendas cicatrices.

Musicalmente, la historia está hecha de influencias, y quizás la única forma de estar realmente aportando hoy en día al resto de la escena musical, es volviendo al punto de partida, por lo menos así lo proponen los Raw.


jueves, 19 de enero de 2017

Black Anvil - As was (2017)


Comienzo este año con mi primera entrega de Black Metal.    

Black Anvil, es una banda neoyorkina que cuenta con una larga trayectoria. Para ser sincero, yo ya había escuchado sus anteriores trabajos y como que no me terminaron de convencer, por lo que nos les hice un mayor seguimiento.

Como sucede en estos medios, a finales de año pasado, pille este disco, que efectivamente salió los primeros días de este año. Y bueno, me lleve una gran sorpresa.

Es un black metal crudo, pero se notan una serie de influencias diferentes, desde cosas muy clásicas, hasta otras más contemporáneas, que en definitiva le dan al disco una originalidad que lo hace más entretenido y en cierto modo hasta más disfrutable.

No sé si es simplemente mi impresión, pero encuentro algunas partes que me hacen mucho recuerdo a Dissection o a Mayhem. En todo caso, tampoco es de extrañar, este es un disco de black metal extremadamente melódico.

Lo que si me gustó mucho es la parte vocal, que alterna partes duras con voces limpias, y precisamente la May her wrath be just, es uno de los temas claves en cuestión vocal; o la As was, que si bien no termino de descubrir a que me hace recuerdo la voz, en algo me recuerda a Baroness o a Valkyrie. Lo que sí es palpable, es cierta influencia en las partes más melancólicas que nos recuerdan un poco a Agalloch. Esto creo que se nota más en las partes en las que la banda se suelta y se dejan ir. La música empieza a fluir y se siente esa sensación de libertad y de naturaleza.

Por otra parte los riffs, que en general son muy variados, por momentos nos encontramos escuchando heavy metal, pasando por momentos al thrash, para desembocar obviamente en el black metal más desenfrenado y despiadado. Ahora, también es cierto que este disco tiene mucho del sonido típico del USBM.

En definitiva, un muy buen disco, que en cuestión de semanas me fue enganchando. Un disco que vale la pena escucharlo y disfrutarlo, no los defraudará. Veremos cómo va progresando, pero por mi parte, creo que ya se está afianzando sólidamente. 



lunes, 16 de enero de 2017

Jon Lord – Gemini Suite (2016)


La muerte de Jon Lord me sigue doliendo, y me cuesta admitir que la banda que admiro y escucho todos los días ya está en su etapa final. Hace algún tiempo, hice una reseña del Concerto (link) y mencioné brevemente este disco, el primero en la carrera solista de Jon Lord (1971). Fue reditado y remasterizado el 2008, junto con el resto del catálogo del tecladista; esta versión no aporta casi nada, pero al fin lo tenemos en las disqueras, pues hace tiempo que se agotó y entró en las categorías de las rarezas. Una nueva portada y las emotivas palabras de Roger Glover, es lo que diferencia esta edición de las anteriores; para todos aquellos que no tenían el disco, es la ocasión de comprarlo. No encuentro mayores diferencias en cuanto a la calidad del sonido; sin embargo, es muy gratificante saber que earMUSIC reditará discos que desaparecieron de las tiendas hace algún tiempo, comenzando con Windows y Sarabande. Espero que la calidad del sonido esté a la altura de las expectativas, pues siempre fue una deficiencia, cuando menos en la versión que yo tengo de Sarabande.

Gemini Suite fue interpretada en vivo en septiembre de 1970 en el prestigioso Royal Albert Hall; no se hicieron más presentaciones pues la banda volcó todos sus esfuerzos en promover el In Rock. Lord grabó una versión en estudio como una suerte de desafío personal; lo hizo en condiciones muy difíciles y en un tiempo muy reducido y creo que es uno de los mejores discos que tiene el tecladista; no tan ambicioso como el Concerto, pero mejor ejecutado. Creo que habría sido interesante reditar para la ocasión la versión en vivo, tal como la obra fue concebida; Blackmore y Gillan hacen un trabajo impecable. Aunque uno de los principales problemas de esa versión, es la calidad del sonido, es uno de los pocos discos de Deep Purple que no fue reditado y hasta el día hoy sigue siendo una pieza de colección. Creo que un adecuado trabajo de remasterización es propicio para mantener vivo el recuerdo de una obra casi olvidada y a la cuál le tengo mucho cariño. Dado el extenso trabajo de remasterización, creo que es oportuno sacar una versión de la Suite.  

La fusión entre la banda y orquesta está muy bien lograda, genera un equilibrio muy interesante; cada movimiento destaca las habilidades de un solista y fue construido para reflejar la personalidad de cada miembro de la banda. La versión en estudio difiere de su contraparte en vivo, creo que los movimientos están mejor construidos y Lord agrega una sección para destacar al piano, ausente en la presentación original. 

Libra – Guitar Movement; el movimiento refleja toda la agresividad de Ritchie Blackmore, tiene un riff maligno y oscuro. La interpretación de Abert Lee es más técnica y sofisticada que la ruda e instintiva interpretación de Blackmore. De cualquier forma, el movimiento suena muy bien, es una de las canciones que más escucho pues me fascina esa oscuridad, algo muy inusual en el trabajo de Jon Lord, más bucólico y luminoso. 

Scorpio – Piano Movement; ausente en su contraparte en vivo, Lord lo agregó pues casi todas sus composiciones comienzan como una melodía de piano. El movimiento colinda más con el Jazz y ejemplifica muy bien el estilo que Lord irá desarrollado, con más fuerza en Sarabande y luego en Pictures Within, combinando pasajes melódicos con elementos folk y la fuerza propia de la orquesta. 

Aries – Drum Movement; se suele desmerecer la contribución de Paice que fue una pieza crucial en el sonido de Deep Purple, muchas de las canciones se estructuran en torno a la batería, es el caso de Burn, You Fool No One, Space Truckin’, Lay Down Stay Down, Hard Lovin`Man, Rat Bat Blue, entre otras. Paice tiene un sentido del ritmo excepcional, sabe llenar los vacíos y sabe darle cuerpo a las canciones. Siempre me gustó la manera como construye sus solos, simples, pero impresionantes. Aquí, Paice muestra todo su poder, es también una de mis canciones favoritas porque me encanta la manera como toca la batería. 

Capricorn – Vocals Movement; Gillan sin duda fue uno de los vocalistas más extraordinarios, con un registro vocal inhumano. Es claro que en el Concerto y en la Suite no se sentía muy cómodo, todavía le faltaba confianza, pero hace un gran trabajo. En la versión en estudio, Yvonne Elliman canta la primera parte del movimiento, en un registro muy similar al de Gillan y Tony Ahston, canta la segunda parte; es la primera colaboración de ambos tecladistas, luego sacarán un disco y luego formarán un grupo con Paice y Bernie Mardsen. Pero si Gillan, era un borracho, Ashton era un desastre ambulante; es uno de los talentos perdidos, nunca pudo reponerse de su alcoholismo. Como anécdota, el 2000, en el concierto en conmemoración a la carrera de Tony Ahston, el line-up clásico de Whitesnake (incluyendo a Lord y Paice) tocó en vivo por primera vez, en veinte años; Coverdale no participó, pues todavía no estaba listo para hacer las paces con su pasado, y una vez más quedó comprobado que esa banda sólo puede funcionar con Coverdale ante el micrófono. 


Aquarius - Bass Movement; también se suele olvidar el rol cardinal de Roger Glover en la consolidación del sonido del Mk II. Fue su habilidad como compositor, la que le dio confianza a Blackmore para asumir la nueva dirección musical. Tarde, el guitarrista comprendió que al haberlo sacado de la banda cometió un grave error. En Rainbow, y en el reformado Mk II, Glover fue el compositor principal. Tal vez no sea el mejor bajista, pero en Purple, hasta el día de hoy, sigue siendo una pieza clave del sonido. Aquí, Glover muestra que también puede ser un solista, un puesto que nunca asumió  y ese fue el problema con Hughes, podía rivalizar con Blackmore y Lord; impuso su sonido. 

Pisces – Organ Movement; Lord fue un gran compositor y un gran instrumentista, pero lo que resalta en él, es el sonido único de su órgano. Sobre todo, en la primera etapa de Deep Purple, el sonido de los teclados podía opacar a la guitarra. Lo que hace Lord, en Mandrake Root y luego en Space Truckin’ es descomunal, toca con una fuerza y una furia, inigualable. La única canción que reproduce en estudio ese sonido es Hard Lovin’ Man y es una pena que no la hayan tocado en vivo durante ese periodo. La versión que tienen con Airey y Morse no tiene el mismo ímpetu, los dos son excelentes músicos, pero no tienen la furia del Mk II.

La Suite, tanto en su versión en vivo como en estudio, es una experiencia muy interesante, fuera de lo común, muy arriesgada y gratificante. Sin embargo, la redición es decepcionante; como fan siempre espero algo más.


viernes, 13 de enero de 2017

Lo mejor del 2016 (Krups) - Parte 3

Como lo hice el año pasado, esta tercera y última parte de "Lo mejor del 2016", es una selección de los mejores festivales y conciertos a los que asistí durante este año. Creo importante mencionarlos porque es en estos eventos que uno puede llegar a conectarse con las bandas, vivir la música en vivo es un sentimiento que muchas veces es difícil explicar pero lo sientes no solo mentalmente sino físicamente. Para mi es siempre además, una grata experiencia cautivar esas emociones a través de la cámara.

En el caso de los festivales además señalo que bandas me parecieron las mejores. Aquí les dejo mi selección del a en orden cronológico:

Mejores festivales


· Doom Over Leipzig VI: Esben and the witch, Downfall of Gaia, Cult of Luna, The Black Heart Rebellion, Sangre de Muérdago

Este es uno de los más significativos festivales de todos los "Doom over $City". Se realiza en el UT Connewitz de Leipzig, mi cuidad favorita al este de Alemania y que además cuenta con una escena envidiable. Tocan bandas doom emergentes pero destacadas así como también leyendas, quienes aseguran una experiencia excepcional para los fans. A largo de estos años se ha caracterizado por su line up de primera, de ahí que la entradas son muy requeridas además de que no pasan de las 300. La ubicación (una de las salas alemanas más antiguas) es un entorno perfecto para tal acontecimiento. Sin embargo, aún mejor fue el evento especial en la iglesia cerca del UT Connewitz, donde tres bandas tocaron su inquietante música oscura con una alucinante acústica! Por cierto, la alineación contó bandas sludge, crust y black metal (pueden ver todas las fotos aquí).


· Hellfest XI: Black Sabbath, Earth, The Melvins, King Diamond, Ghost

El festival tuvo este año algunos cambios muy especiales en sus instalaciones. La mejor parte fue el nuevo diseño del Warzone, con terrazas y shows de fuego. Pero aún más importante la gigantesca estatua de Lemmy, seguido por una gran celebración para honrar su contribución al Metal y en la que estuvo presente Phil Campbell, invitado a tocar junto a Twisted Sister quienes coincidentemente celebraron su último tour oficial, ah! por cierto con el Sr. Mike Portnoy en la batería!. Fueron muchas las bandas por ver y como siempre insuficiente el tiempo, pero uno siempre vuelve a casa satisfecho y solo esperando volver el próximo año. Un enorme placer fue compartir esta experiencia con el Sebas, así que sugiero leer su review. Para ver la galería de fotos completa aquí.


· Stoned from the Underground XVI: Spiritual Beggars, Suma, 1000mods, Dopethrone, Travelin Jack

Un festival "pequeño" (aprox. 2000 personas) pero que cuenta con un line up que cualquier gran festival desearía. Este año tuve la oportunidad de charlar un poco con Brant Bjork quien fue muy amable. Esta quizás es una de las principales ventajas al visitar un festival pequeño, es más compacto y por tanto, no hay que hacer enormes filas, las bandas se pasean y están "ahí" para charlar, se acampa detrás del escenario principal, se puede dar una vuelta por los alrededores o tomar un descanso, etc. La organización como siempre impecable, les tengo mucho respeto por la calidad de personas que son y no puedo esperar para volverlos a ver en 2017!.


· Prophecy Fest II: Bohren & der Club of Gore, Antimatter, Les Discrets, Völur, Secrets of the Moon

Visité la segunda versión de este festival organizado por el sello alemán del mismo nombre y vaya que buena idea. Solo para empezar el lugar, una cueva de miles de años!, que tiene una acústica natural increíble, las luces, una pequeña muestra de arte, el ambiente en general fue muy propicio. Obviamente tocaron en su mayoría bandas del sello, con una excepción. Hubieron también un par de eventos alternos y bueno para un sello que mejor oportunidad para ofrecer todo su merch, fue para lo único que había que hacer cola, ah no! para tomar fotos también. A fines de mes el review del festival y las fotos estarán disponibles. 


· Brutal Assault XXI: Ufomammut, Mgla, Die Krupps, King Dude, Chelsea Wolfe

Cada año el Brutal Assault busca mejorar y lo logra, además de ofrecer bandas exclusivas en este ambiente apocalíptico, se renueva constantemente la fortaleza y presentan nuevas decoraciones. Este año hubieron más recorridos por las catacumbas decorados de velas e incluso en uno, un altar para Lemmy. Se realizaron más conciertos en el Oriental Stage. A pesar de algunos inconvenientes, la organización pudo resolverlos oportunamente y tuve la oportunidad de entrevistar a a uno de los dos fundadores que se mantiene aún a la cabeza de este increíble festival. Próximamente esta entrevista y las fotos!

Mejores Conciertos

· Pentagram @ Schlachthof, Wiesbaden

Sí, Bobby Liebling no solo sigue vivo sino que de la mejor forma! Pentagram tocó una gran cantidad de sus clásicos, incluyendo algunas canciones nuevas. Su sonido fue jodidamente pesado!! Una lección para todas las bandas modernas sobre cómo tiene que sonar el doom y tener una gran presencia sobre el escenario. El público se volvió loco. (Álbum completo aquí)




· Bongripper @ UT Connewitz, Leipzig

Había esperado mucho ver a los Bongripper en vivo y esta larga espera valió la pena. Este fue uno de dos conciertos que ofrecieron en Alemania y no podría haber escogido mejor sitio para verlos. En vivo es más de lo que uno espera, es quizás una de las bandas más innovadoras en la actualidad. Son increíblemente pesados y solo espero volverlos lo antes posible!.



· Headz up vol. LIV: Farflung @ Cassiopeia, Berlín

Luego de ver a Bongripper en Leipzig, decidí visitar a un amigo en Berlin. El me llevó a este lugar muy conocido en la escena de la ciudad que me hizo recuerdo al de Christania en Copenague. Era un pequeño festival en una atmósfera medio irreal. Ya había visto a las bandas principales en el Freak Valley una semana atrás, pero en esta oportunidad Farflung tuvo proyecciones y mucha neblina. justo lo que necesita una banda de space rock psicodélico.



· King Crimson @ Liederhalle, Stuttgart


Es quizás una de las bandas pilares de la escena progresiva mundial y por lo que uno debería verlos al menos una vez en la vida. La sala de conciertos Liederhalle ofrece un ambiente apropiado para un magistral concierto ya sea de música clásica o una leyenda como esta. Por ende se entiende que solo pude sacar fotos con mi celular ya que incluso estaba prohibido durante el concierto.


· Doom In Bloom V: Sinistro @ Komma, Esslingen

Este acogedor festival underground de un día, existe ya desde 1996 y es es considerado el más antiguo de Alemania! Esta vez se realizó en Esslingen una pequeña y linda ciudad a 20 min de Stuttgart. El Doom, al ser uno de los más diversos subgéneros dentro el Metal, fue este año muy bien representado, tanto con bandas locales como internacionales. Espero no tener que esperar al próximo año bisiesto para que el DIB se lleve a cabo de nuevo. (Fotos del festival aquí)



· 40 Watt Sun @ UT Connewitz, Leipzig

Este fue el lanzamiento oficial del nuevo disco de la banda, mismo que mencioné en mi Top. Además tocaron un par de temas de su anterior disco y tuve la oportunidad de conversar un poco con Patrick Walker. Su voz inconfundible, llegaron a varios puntos altos durante la velada. Un gran concierto con canciones que son ya parte de la historia de las bandas rock/doom.



· Black Mountain @ Schlachthof, Wiesbaden
Su último disco también en mi Top, y quienes tenían previsto un tour meses antes pero luego de una espera logré ir hasta Wiesbaden que es más cerca de donde vivo y que también tiene una escena respetable. Además de otros inconvenientes que ya mencioné, esta banda logra vencer todos los obstáculos y entregarte su música para que la disfrutes de principio a fin, muy buenos músicos todos!



· Generator Festival: Jess and the Ancient Ones @ AKK, Karlsruhe

En la universidad donde estudié, la asociación de alumnos, el AKK organiza conciertos gratuitos. Y mientras que la ciudad se ha convertido en un referente para la escena psicodélica, ahora hay conciertos no solo de metal tradicional. Este fue uno de esos y me llevé una grata sorpresa al ver a esta banda finlandesa de rock psicodélico con mucho feeling sobre el escenario, resalto a la vocalista Jess.


· Cities Of Mars @ White Rabbit, Freiburg

Conocí a esta banda a través del diseño de la polera del baterista, y también productor de esta banda, de Monolord. De solo escuchar sus demos me volví fan, así que fue grata la sorpresa saber que tocarían un domingo en Freiburg!, a pesar de haber estado viajando los últimos días y el claro cansancio, fue un concierto memorable. Esta banda de space doom con toques heavy pszch promete mucho.



· Cleansing Lights - winter solstice celebration: Obelyskkh @ Sprengenöder Alm, Eurasburg

Llegar a este pequeño festival fue toda una travesía, fue en un pequeño hotel familiar con un inmenso Biergarten, muy típico en esta región de Bavaria, a unos 40 km al sur de Munich. Para dar la bienvenida al invierno, junto a bandas alemanas tocaron también un par de extranjeras. A pesar del frío, el lugar era increíble y hubo un ambiente de amabilidad, con buena cerveza y comida local. Pronto las fotos.



martes, 10 de enero de 2017

Lo mejor del 2016 (Krups) - Parte 2

Decidí este año presentar por separado, mis recomendaciones del 2016 junto con mis descubrimientos del 2015. A estos discos les faltó muy poco para entrar en los respectivos Top 2016 y Top 2015, mi tradición de tener 13 discos continua. Por tanto, para no dejarlos de lado es necesario también estas listas y por supuesto seguir a estas bandas.

Recomendaciones


· Bölzer - Hero (Iron Bohehead Productions)

Este dúo suizo logra llenar un escenario como si fuera una banda "completa", mostrando la gran capacidad de KzR en la guitarra y como un vocalista muy versátil, además del monstruo en la batería, HzR. Sugiero leer el review del Machi, donde concuerdo con él en que este disco expande los límites de lo conocido aún más allá.



· Black Shape of Nexus - Carrier (Exile on Mainstream Records)

Último álbum de esos entes alemanes que lideran ya la escena doom/drone. BSON será una de las bandas más pesadas que hubo, fueron capaces de tocar la misma melodía durante horas y cambiar a pesados riffs como intermedio de la misma infinita canción, sin olvidar la demencia transformada en voz.


· Cobalt - Slow Forever (Profound Lore Records)

Principalmente una banda black, este disco doble llega a los confines del heavy metal y a varias de las listas aquí en el Abismo. El ingreso en las voces de Charlie Fell (ex-Nachtmystium y otras) en 2015, sin duda ha reforzado el trabajo de Eric Wunder, para que logren ser uno de los dúos más pesado de la escena actual.



· Cough - Still the pray (Relapse Records)

Para aquellos seguidores de los poderosos Electric Wizard, esta sería su versión estadounidense, no por nada este disco fue producido y grabado por Jus Oborn, una especie de doom, stoner, sludge y rock psicodélico. "pessimistic riffs and tortured grooves collide in melodic agony alongside a hallucinogenic blend of harsh and clean incantations, crushing and cathartic yet utterly mesmerizing."

· Downfall of Gaia - Atrophy (Metal Blade Records)

Los discos de esta banda alemana me impresionaron desde la primera vez y ahora, un par de años después, los DOG han logrado mejorar mucho en vivo y lo dejan todo sobre el escenario!. Muy al estilo Altar of Plagues, esta banda logra con este disco, alternar entre paisajes sonoros rápidos y violentos, lentos y oscuros.



· Esben and the witch - Older Terrors (Season of Mist)

Otra revelacion para mi este año fue ver y escuchar a este trio inglés residente en Berlin, en una iglesia como parte del Doom Over Leipzig. La voz de Rachel además que toca el bajo y el acompañamiento de Daniel y Thomas, hacen de esta una banda de post rock difícil de no gustar. Un disco que te tansporta de la luz a la sombra, sin que te des cuenta.


 
· King Dude - Sex (Ván Records)

Definitivamente T.J. Cowgill es un artista muy talentoso y versátil. Con este sexto disco, además de varias influencias, me suena mucho a Type o Negative y Nick Cave. El Machi mencionaba Tiamat. Creo igual importante recomendar sus anteriores trabajos donde incluso se presentaba él solo y su guitarra.


· Messa - Belfry (Aural Music) 

El disco debut de estos italianos de stoner doom llegó por recomendación del Machi y me encantó. Creo que en general el 2016 nos trajo no solo discos increíbles sino también la presencia femenina de una manera que hay que destacar. Aquí la voz de Sara es todo un deleite al igual que las guitarra bluesescas.




· Spiritual Beggars - Sunrise to Sundown (Inside Out Music)

En 1993 Michel Amott (ex-Carcass, ex-Candlemass, Arch Enemy) y Ludwig Witt (Grand Magnus, ex-Shining) formaron esta banda. En la actualidad además con Sharlee D'Angelo y Per Wiberg. Una gran muestra de prog metal y rock and roll escandinavo. Una banda que encaja perfectamente en un festival, altamente recomendado!.


· Ultha - Converging Sins (Vendetta Records) 

De los vestigios de los desaparecidos Planks, me enteré que R formó esta nueva banda. Al "verlos" en vivo hace dos años me hicieron recuerdo a Dragged into Sunlight. Un black metal para concentrarse únicamente en el sonido, ya que todo fue neblina y luces rojas. Este segundo álbum fue un éxito total en la escena underground.



Descubrimientos del 2015


· A Forest of Stars - Beware the Sword you cannot see (Lupus Lounge) 

Lo que me gusta de esta banda inglesa es como fusiona el black con el rock psicodélico casi teatral y el folk. Cada álbum es muy conceptual. Luego del grandioso "A Shadowplay for Yesterdays" de 2012, igual en mi Top, el 2015 salió este "Beware..." Me imagino sus videos como el soundtrack de un cuento infantil con la voz celestial de Katherine, Queen of the Ghosts (ex-My Dying Bride).


· Batushka - Lituourgiya (Witchin Hour Productions)

Otro gran descubrimiento, esta banda polaca sigue la tendencia del anonimato estilo Ghost pero con la agresividad de Mgla. Es un black metal bastante agresivo y que tiene una tendencia, llamemoslá, religiosa tipo ritual pero no cristiana y con voces estilo cantos gregorianos, de ahí que Batushka significa "padre" que vendría a ser como un sacerdote ortodoxo del Este. Una banda que espero ver en 2017.


· Crypt Sermon - Out of the Garden (Dark Descent Records)

No recuerdo donde pero en un review de este disco leí el nombre de Enrique S. (baterista de la desaparecida banda paceña Octubre Negro), por lo que llamó aún más mi atención. Y vaya! esta banda de Filadelfia lanzó este álbum debut que ofrece un doom metal muy clásico al estilo quizás Candlemass pero con un aire refrescante, un disco para escuchar con los amigos gustosos de este estilo.


· Kalmen - Course Hex (Ván Records)

Esta banda alemana hace una interesante mezcla entre black metal y doom psicodélico. Luego de un demo en 2013, este disco viene a ser su debut. En los créditos del disco se puede leer: "Course Hex is the manifestation of Kalmens cold and cloudy musical fondness. It’s a musically as well as lyrically drift into oceans of spiritual blackness. Berserk storms of doom riffing and blazing black metal assaults are melting down into hypnotic soundscapes and hooking two-part vocals".


· Wreckmeister Harmonies - Night of your Ascension (Thrill Jockey)

Este colectivo a la cabeza de J. R. Robinso cuenta en cada trabajo, con la colaboración varios musicos de renombre. A pesar de que este año salió su nuevo disco "Light Falls" creo importante recomendar este gran trabajo. Con la participación de 30 músicos (e.g. Sanford Parker), este es un drone muy ambiental. El primer tema de 32 minutos nos da la bienvenida y un segundo tema con 17 cierra el disco. No se dejen llevar por la primera impresión, esperen y veran que no se arrepentirán.

Estos días publicaré la tercera y última parte de "Lo mejor del 2016"