martes, 19 de diciembre de 2017

Lo mejor del 2017 (Machi)

Otro año, con mucho de algunas cosas y menos de otras... entre ellas, tiempo. Por ese motivo, el tiempo empleado para la música no debe perderse y debe ser reorganizado cada año; este año, primero los viajes por tierra y luego las labores acuáticas fueron los espacios y momentos en los que pude escuchar no solo lo posible, sino lo que realmente quería volver a escuchar. 

Es así que al final se armó esta lista con los discos a los cuales les dediqué más tiempo y en su mayoría se conectaron al ritmo que impuso el 2017. 

Tres listas... una de EPs, otra de discos Post Punk/Death Rock/Shoegaze y finalmente los 20 del año:

EPs:
  1. Oranssi Pazuzu – Kevät-Värimyrsky
  2. Virus – Investigator
  3. Thantifaxath – Void Masquerading as Matter
  4. Ulver – Sic Transit Gloria Mundi
  5. Mastodon – Cold Dark Place
Post Punk/Gothic Rock/Shoegaze/Etc.:
  1.  Soror Dolorosa – Apollo
  2. Drab Majesty – The Demonstration
  3. Protomartyr – Relatives in Descent
  4. Grave Pleasures – Motherblood
  5. Slowdive – Slowdive
  6. This Social Coil – Pictures 
Los 20 del año:

        20. Oxbow – Thin Black Duke 
        19. Akercocke – Renaissance in Extremis 
        18. Suffering Hour – In Passing Ascension 
        17. Valborg - Endstrand 
        16. Yellow Eyes – Immersion Trench Reverie

    15. Anathema – The Optimist


Una de las bandas grandes que sacaron disco este año y que lo hicieron magníficamente. Este “Optimist” (palabra que suena más dura en estos tiempos…), que continúa la historia que dejo el gran “A Fine Day to Exit” del 2001; tiene todos los condimentos especiales y esenciales que han hecho del sonido de los últimos años de los Anathema, tan bueno; con sus progresiones graduales, sonidos un poco más experimentales, y esa melancolía ahora positiva(?) que coloca el aura en sus discos, mientras la maravillosa Lee Douglas sigue firme y con un papel cada vez más preponderante. Otra vez gracias Anathema. Excelente revisión del Sebas de este disco. 

14. Inferno – Gnosis Kardias (Of Transcension And Involution)


El séptimo disco de esta banda checa fue el primer disco black del año que me gustó de veras, me envolvió su oscura magia, y yo me dejé. 

13. Locust Leaves – A Subtler Kind of Light


Disco extraño este, 4 canciones que contienen una mezcla que muy pocas bandas son capaces de hacer; thrash, black, death, heavy, todo mezclado de una manera precisa y totalmente sorprendente. Una banda que promete mucho y que ojalá cumpla. 

12. Dreadnought – A Wake in Sacred Waves


Unos artesanos, así los defino a estos cuatro músicos. Cada disco, cada canción tiene por detrás todo un trabajo artesanal increíble y que se evidencia en el desarrollo de cada canción, en como suenan las voces, los instrumentos y finalmente el armado de las canciones. En definitiva este “A Wake in Sacred Waves” viene como olas, como un despertar. 

11. Krallice – Go be Forgotten / Loüm

 

De similar forma que con los Furia el año pasado, este 2017 coloco dos discos en un solo puesto porque ambos merecen estarlo. Una banda que como decíamos con el Sebas muchas veces parecería tocan solo para ellos, pese a que su talento jamás se discutió. Este 2017, ambos discos, diferentes en todo su asalto caótico y su acercamiento vocal, son lo mejor de la banda y de lo mejor del año, una maravilla poder por fin conectar.

10.  Wolves in the Throne Room – Thrice Woven


Otra banda que a pesar de haber disfrutado sus primeros dos discos, siempre terminó diluyéndose en el casi olvido por uno u otro motivo. Esta vez fue por su portada y algunos comentarios que le dí rienda a este su “Thrice Woven” y realmente quedé encantado, un disco sólido de principio a fin.

9. Paradise Lost – Medusa


En las casi tres décadas de los Paradise Lost, estos han logrado “evolucionar” como han querido, la mayoría de las veces de forma muy acertada. Ya desde su anterior disco, el maravilloso “Plague Within”, el cual también estuvo en mi lista de lo mejor del 2015, el retorno al death/doom de los inicios fue acertadísimo, cero forzado. Esta “Medusa”, su trabajo número 15, es otro gran ejemplo de lo buenos que siguen siendo estos ingleses. 

8. Converge – The Dusk is in Us


Banda de las grandes grandes las hay verdaderamente pocas, el legado de los Converge tanto como banda, como personalidades del ámbito, es demasiado importante. Otra de las bandas que tienen una consistencia única en nuestro mundo.

7.  Toby Driver – Madonnawhore


Un disco que muy en el estilo del Driver, logra capturar toda su visión sobre la música, la cual es definitivamente particular y avanzada para estos tiempos y, para precisamente este disco, muy “sencilla”. De los discos que más escuché a lo largo del año, necesité su calma.

6. Impure Wilhemina – Radiation


Como elemento clave… este es de los discos que más canté este año… Compañía en muchos viajes por carretera donde se conectó de manera definitiva conmigo. La manera en la que va progresando el sonido de esta banda con cada disco, es maravillosa; esperemos sigan así, pueden llegar a ser aún más importantes. 

5. Mastodon – The Emperor of Sand


Otra de las grandes bandas que sabe perfectamente qué tiene para ofrecer, no solamente a sus devotos fans, sino a ellos mismos; su experiencia, su talento, su feeling, su experimentación, su perspectiva. Gran revisión del Sebas de este tremendo disco  

4. Klabautamann – Smaragd


La amplitud de este trío alemán es sorprendente, una banda que muy en la vena de los noruegos del primer puesto, logran como pocos, tremendo equilibrio entre agresividad y calma gracias a su noción y manejo de la progresividad; pero donde principalmente el contexto determina su precisión. 

3. Ulver – The Assassination of Julius Cesar


Qué más podrían hacer Garm y compañía en cuanto a música se refiere (de seguro encontraran algo…) y que no hayan intentado ya para expresar su sentir sobre la existencia humana. Este año, los lobos noruegos decidieron darle a estas canciones, elementos electrónicos que más se acercan a Depeche Mode y toda la movida newwave y synthpop de los ochentas, con un Garm cantando a pleno y la historia dictando de lleno.

2. Venenum – Trance of Death


En un año (más que todo el primer semestre) fantástico para el death metal, este fue el que más me gustó. Otra banda que creo sigue la movida y aire de los Tribulation, Morbus Chron, Obliteration pero que agregan ahora otra perspectiva. Estos alemanes saben lo que quieren exactamente y lo hacen a través de toda la ambientación que le dan a sus canciones.

1. Enslaved – E


Enslaved es verdaderamente una banda grande, eso no eso no se discute, pero cabe resaltarlo; Son pocas las bandas que pueden llegar a poseer tal consistencia a lo largo de sus carreras, una consistencia clara y que se vuelve a definir en este “E” gracias otra vez a la capacidad de Ivar Bjørnson y Grutle Kjellson para continuar componiendo música de una calidad especial. 8 canciones contando el bonus y el cover, que demuestran la impecabilidad del disco. Resaltar el performance de Håkon Vinje como nuevo tecladista, pero principalmente como vocalista limpio, sustituyendo al gran Herbrand Larsen, resulta importante; así como su amor por Floyd (Dieguex) que también sigue presente. Lo mejor del año y confirmación una vez más de vigencia.


5 comentarios:

Dieguex dijo...


Muy bien tu Top Machi!!!
Este año, pese a la gran cantidad de discos que salieron, son pocos los que se mantuvieron firmes. Y creo que después de todo, hubieron pocas sorpresas.
Una de esas sorpresas fue Venenum!!! Ese disco es una maravilla, de lo mejor del año!!!
Me parece que después de tiempo, vamos a coincidir en varios discos. Ulver no puede faltar...
El Enslaved es otra barbaridad de disco. Me parece que este es uno de los mejores discos que han sacado estos noruegos en los últimos años. Y como bien dices, ese amor por Pink Floyd es lo que los hace diferentes!!!
Buen Top!!! Ya habrá tiempo para conversar al respecto.
Un abrazo!

Machi dijo...

Gracias querido Dieguex! Y sí, muchos discos fueron cayéndose. Otros se mantuvieron firmes. Entre ellos Venenum, Ulver y Enslaved.

Abrazos!!

Krupskaia Peredo dijo...

Querido Machi!, como siempre en tu lista hay varias cosas interesantes. Algunas las pasé por completo y otras no las conozco, por cierto es un año donde compartimos muy pocos, quizás un par. Tengo que darle una nueva oída a algunos, por ejemplo al Enslaved o entrarle a ese Inferno, al Locust Leaves porque igual lo recomienda el George, o a ese Toby Driver. Definitivamente fue un año bastante death, ese Venenum se lleva muchas buenas críticas en todo lado. Lo que si se quedará más en mi memoria es como cantamos con ese Mastodon jeje. Saludos!

Sebas dijo...

Gran lista Machi!
Que bien el EP de Oranssi Pazuzu, el Klabautamann y el Impure Wilhemina!

George dijo...

Muy buena selección de discos, querido Machi. Ese Impure Wilhemina es una barbaridad de discos. Al de Toby Driver no le di mucha bola, lo voy a retomar. El Dreadnought se me escapó por completo, pero es un gran disco igual. Un abrazo