miércoles, 2 de agosto de 2017

Recomendaciones y Críticas – La Vieja Escuela

Roger Waters -  Is This the Life We Really Want? (2017)



Primer disco del bajista en casi 25 años; tenía que ser todo un acontecimiento. No fue un silencio completo, entre tanto Waters llenó el vacío que dejó Pink Floyd, sacó una ópera media rara sobre la Revolución Francesa, y todo parecía indicar que el Amused to Death iba a ser el último disco. Los músicos de la vieja escuela, tienen una cierta reticencia por grabar material nuevo. La industria ha cambiado, y tal vez grabar discos no es tan rentable como armar espectáculos colosales y vivir de la nostalgia. No sé si era el momento apropiado. No es ninguna revelación tampoco, de hecho, es un terreno bastante familiar. Waters tiene una forma muy característica de escribir y de narrar. Tanto así que podríamos decir que es un disco típico de Roger Waters, ya maduro y con esa inevitable tentación de mirar hacia su pasado para evaluar su legado. Muchas canciones tienen referencias al monstruo mítico; la banda que intentó asesinar. Aunque esta vez, Waters mira hacia atrás con nostalgia y no con desdén. Las letras, reflejan la decepción y el desencanto, por una realidad que parece estancarse en los mismos problemas: la guerra, la alineación del individuo y la soledad. Es el cinismo, propio del bajista; es una reflexión muy dura, pero pertinente, ante una suerte de conformismo frente a la infamia y el horror.  Es un buen disco sin duda, aunque demasiado plano. Con todo, es el regreso de una leyenda y se posiciona firmemente entre los mejores discos del año.

Danzig – Black Laden Crown (2017)



No cabe duda que el Skeletons fue un disco muy malo; buenos covers, pero con una pésima producción y muy mal cantados, por cierto. Frente a ese desastre, este disco suena mejor, aunque la producción sigue siendo bastante mala y el resultado increíblemente mediocre. Danzig, tiene altos y bajos; creo que nunca olvidaré, la consternación al escuchar por primera vez el Blackacidevil. Con la distancia, no es un disco tan malo, pero es muy raro y no encaja para nada ni en el sonido ni en la imagen del vocalista. Con el poco recordado volumen 5, comienza la segunda etapa en la banda, más ecléctica y no tan memorable. Cabe señalar, que el Deth Red Sabaoth fue un regreso, con mucha fuerza, a un sonido más clásico, y el Machi hizo una excelente reseña de ese disco. Esa fue una agradable sorpresa, y de la última etapa, probablemente sea el disco que más escucho. Pero en el Black Laden Crown, hay muy pocas cosas rescatables. No sé cuál será la intención del vocalista, tal vez quiere enfocarse en un sonido retro, similar al que tenía los Misfits, pero hay algo que no termina de encajar. Es sin duda una de las grandes decepciones del año y uno de los peores discos en el catálogo del vocalista. Y lo es, sobre todo, porque el disco tiene potencial. Creo que, a estas alturas, sería más interesante escuchar un disco grabado por el line-up clásico de los Misfits, que otro disco desastroso de Danzig o de Jerry Only; causaría más revuelo mediático en todo caso y cerraría definitivamente un ciclo. Lo espero con ansias. 

Alice Cooper – Paranormal (2017)



Nadie puede negar el impacto cultural que provocó Alice Cooper, el hombre de las mil máscaras o de los mil sonidos, pues supo reinventarse y adaptarse a diferentes periodos; de la psicodelia cósmica al hard rock con sus toques progresivos, pasando por el glam y el nu metal, Alice Cooper ha hecho de todo, no siempre con un buen resultado. A finales de los 70, perdió la brújula y sacó discos muy malos, se retiró de la industria para lidiar con sus demonios y volvió para conquistar el mundo. Sigo pensando que el Poison, es el mejor disco de glam metal; y The Last Temptation, sigue siendo un disco que escucho mucho entusiasmo. Este nuevo álbum, se inserta en la línea que se abre el 2003, con el The Eyes of Alice Cooper, el regreso a un sonido más clásico. Nada sobresaliente, aunque todos los discos de este periodo tienen elementos muy interesantes. Destaca el Along Came a Spider, sobre todo por el extraordinario trabajo lírico, que siempre ha sido un punto fuerte en el vocalista; la historia está muy bien narrada. El Paranormal, también es un disco muy interesante, tiene una buena producción, buenas canciones y un excelente trabajo lírico. A ratos suena un poco anacrónico, una producción moderna que intenta recrear el sonido de antaño, con ese rencuentro sorpresivo con los miembros originales la Alice Cooper Band. El resultado final cumple con las expectativas, es una leyenda que graba un disco nada revolucionario, aunque bastante agradable en el fondo.   

2 comentarios:

Machi dijo...

Excelentes recomendaciones querido George, con crítica como se debe; de los tres me quedo con el Roger, que como bien dices es muy rico aunque sin tantas variaciones musicales, suena parecido a sus anteriores trabajos. Lo interesante de Roger son sus letras y las cosas que dice, con eso me quedo.

El danzig fue de nuevo una casi decepción... que le pasa al Glenn... se olvidó.... habrá que ver ese misfits...

Y a Alice nunca le entré de lleno, salvo sus hits, habrá que escuchar este.

Abrazos

George dijo...

Gracias querido Machi y bueno, el Waters, escribe muy bien de eso no hay duda. Yo también me quedó con eso disco...