lunes, 4 de enero de 2016

Lo mejor del 2015 (George)

Este año ha sido bastante difícil armar una lista; hay mucho material, muchas bandas nuevas que también merecen reconocimiento, muchos géneros. En el plano estrictamente laboral tuve un año de mierda, y el black me ayudó a sobrellevar todo ese estrés y la ira al tener que enfrentarme a un ambiente hostil. Es el género que más he escuchado y me parece justo mencionar algunos discos que si bien no entran en el top, me han acompañado en momentos un poco complicados. 

1. Death Karma – The History of Death & Burial Rituals Part I
2. Shinning – IX - Everyone, Everything, Everywhere, Ends
3. Abigail Williams – The Accuser
4. Feanor Omega – Anima
5. Dead in the Manger – Cessation
6. Abyssal - Antikatastaseis
7. Alda  – Passage
8. Inquinamentum – Void
9. Misþyrming – Söngvar elds og óreiðu
10. VI - De Praestigiis Angelorum

Una cosa más antes de comenzar, quisiera destacar a dos discos de bandas bolivianas, el Kimsaquallqu de Wara, del cual hice una review y el From the Deepest Silence de Lilith, a quienes les debo una review. Ambos, en géneros muy diferentes, muestran la calidad y la variedad de la escena local, son discos que recomiendo pues son de lo mejor que ha producido la música boliviana en el 2015. 

20. Downfall of Nur – Umbras de Barbagia
Seguimos con el black, pero este disco desde un inició me fascinó; de lo mejor que he escuchado en general; es una banda argentina con mucho potencial.
19.  Fluisteraars – Luwte
Es bien difícil describir este disco, creo que lo que me gusta es la progresión de las canciones. Creo que es el sonido de la decadencia, cuando menos esa es mi impresión. 
18. Imperial Triumphant -  Abyssal Gods 
De lo más extremo que he escuchado en el año; es realmente caótico, demencial. Una gran banda y un gran disco. 
17. Bell Witch – Four Phantoms
En los que respecta al Funeral Doom, este es de lo mejor que he escuchado. Son cuatro canciones, cada una más pesada que la anterior, más agobiante, más  intensa. 
16. Izah – Sistere
Este uno de los discos que más he escuchado este año, no deja de sorprenderme; es una propuesta muy arriesgada, pero funciona muy bien; ojalá no se estanquen. 

15. Ghost – Meliora 


La controversia sigue viva; musicalmente Ghost no es metal, utiliza la estética del black en una suerte de parodia muy bien lograda. Para los puritanos es un agravio; pero éste es sin duda el mejor disco de Ghost hasta el momento; es el balance perfecto entre la estética satánica y el rock progresivo, con su toque retro y una producción impecable. Es realmente el fenómeno de masas más interesante de las últimas décadas y unas de las bandas que ha evolucionado musicalmente hasta consolidar un estilo propio. No sé cómo le van a dar continuidad. Están en planes de grabar un EP, habrá que escuchar. 

14. Bosse-de-Nage – All Fours  


Me es difícil creer que hay bandas de black en San Francisco; no me parece un ambiente muy propicio para el desarrollo y la emancipación del metal extremo. Podríamos considerar que Bosse-de-Nage es la contraparte de Deafheaven, tienen un estilo muy similar: el shoegaze friendly, como dicen algunos, versado en el post-black. Aunque todavía no ha despertado tanta controversia. 

13. Kronos – Arisen New Era


El metal francés, aunque poco conocido, tiene bandas de renombre internacional: Gojira, Gorod, Anorexia Nervosa, Peste Noire, VI, Déluge, Alcest, Les Discrèts; en fin, Francia tiene una sólida escena metalera, más que todo en el black y en el brutal death metal; en lo que respecta a ese género, pese a lo aburrido que puede llegar a ser, como todos los géneros purista, este disco es lo mejor que he escuchado en el año. Una brutalidad y una calidad en la producción excepcional. Es mi mundo, parte de mis raíces más profundas y me gusta volver de cuando en cuando. 

12. Intronaut – The Direction of Last Things


Ya lo dije antes y lo ratifico, estamos en la era de lo progresivo; creo que es más interesante combinar varios estilos que seguir uno al pie de la letra. Por eso este disco es muy llamativo; aunque tiene sus inconsistencias, es una de las propuestas más originales del año, lo que es bastante sorprendente en sí. Fuera de los convencionalismos, aunque siguiendo los pasos de Mastodon, Intronaut es una de esas bandas a las cuales hay que prestarles mayor atención. 

11. Refused – Freedom 


Hacía tiempo que no escuchaba un disco de punk tan bueno; Refused siempre se ha caracterizado por tener un estilo único, muy diferente de la propuesta de cualquier banda de punk convencional. Sin dejar a un lado su esencia, los Refused tienen algo que los coloca fuera de una categorización abusiva. Regresaron con fuerza y creo que a todos nos tomó por sorpresa; diecisiete años después del mítico The Shape of Punk to Come, los suecos punkeros vuelven a sacar un disco que una vez más rompe los moldes convencionales.

10. Krallice – Ygg Huur 


Bueno los Krallice están en su propio mundo, en su propia categoría; es otro tipo de black, la batería es igual de cruda, como siempre, pero las guitarras y el bajo construyen estructuras muy diferentes del canon. Creo que este es uno de los mejores discos de los últimos años, pues está iniciando algo. Están llevando al black por otros rumbos; ahora les voy a prestar mayor atención y el siguiente paso es escuchar los otros discos. De momento  es la vanguardia del black. 

9. Elder – Lore 


Lo reafirmo plenamente este es uno de los mejores discos del año, uno de los que más he escuchado, uno de los que más disfruto; muy stoner dirán algunos, es cierto que ese onda hippie en el metal me causa cierta consternación. Todo cambia, el metal suena diferente pero lo que realmente me gusta son los elementos progresivos. Elder sigue siendo una banda bien desconocida y sus discos anteriores no son la gran cosa, aquí todo cambia; es una banda mucho más atractiva. En pocas palabras me pegó duro el disco.

8. Mgła – Exercises in Futility 


A riesgo de parecer monotemático, vuelvo al black otra vez; pero este disco realmente sobresale, a nivel lírico y musical es extraordinario. Tiene un sonido más clásico pero lo que le da mucha fuerza es esa reflexión nihilista de fondo. La vida en sí es un ejercicio fútil; eso me toca una fibra sensible, pues yo también lo considero así. Creo que es el mejor disco de esta banda polaca; de lo mejor del black y del metal en general.

7. Deafheaven – New Bermuda 


Esta una banda que sigue causando controversias y le debo una review, por cierto; Deafheaven tiene el mérito de haber roto un paradigma, esa portada rosa es de por sí revolucionaria. Todo el imaginario black se fundamente en lo oscuro, lo diabólico, la misantropía y estos nos salen con un baño de sol. Ahí hay algo que se quiebra definitivamente. Hay dos campos claramente demarcados: quienes lo odian y quienes los aman y no hay punto de reconciliación posible. El New Bermuda es más oscuro, desde la portada, no me impactó tanto con el Sunbather, pero es un gran disco; no puedo decir lo contrario. 

6. Between the Buried and Me – Coma Ecliptic 


Aquí ya entramos a los pesos pesados de este año; es uno de los mejores discos que tiene esta banda y lo que me gusta es el concepto detrás, su progresión narrativa. Es tal vez la placa más progresiva y la más accesible que han sacado hasta el momento, un viaje astral al imaginario, a esa extraña relación entre sueño y realidad. Es un trabajo muy bien logrado; de todo este listado este sí es un disco que hay que escucharlo de principio a fin, un justo balance entre lo que es el mundo del metal hoy en día y el legado del rock progresivo.  

5. Toundra – IV 


Fue amor a primera vista con esta banda y renovó plenamente mi interés por el post en todas sus variantes. De inicio quedé impactado, disco instrumental pero narrativo, banda española que recién descubro, fue sin duda una de las sorpresas del año. 

4. Dreadnought – Bridging Realms 



Aquí coincido con el Dieguex y el Machi, es una mezcla muy bien lograda de diferentes estilos conservando siempre la esencia del metal. De lejos es de lo mejor del año. 

3. Leviathan – Scar Sighted

El Dieguex hizo una review muy buena de este disco, a tiempo de corroborar todo lo que dice, solo puedo acotar que el Scar Sighted es la oscuridad en todo su radiante esplendor; yo creo que es el disco más denso y demencial del año.

2. Iron Maiden – The Book of Souls 


Maiden sigue siendo una de mis bandas favoritas, uno de los espectáculos más impresionantes y uno de los grandes referentes del metal. Un recorrido impecable, con sus tropezones inevitables. Desde el año 2000 la doncella de hierro está en muy buena forma, pero nadie esperaba que el Book of Souls sea tan bueno; dos discos con algunas canciones de relleno, pero con la épica Empire of the Clouds, es sin duda un regreso con fuerza, uno de los mejores disco del año y una de las giras más esperadas. Up the Irons 

1. Steven Wilson – Hand. Cannot. Erase 


A él también le debo una review; es el disco que más he escuchado el 2015, el que me sorprende cada vez que lo escucho, el que más me emociona. Steven Wilson es tal vez el compositor más destacado en esta rénaissence del rock progresivo; es la contraparte de Opeth. El concepto, su estructura, el marketing, los videos, el booklet, todo es un concepto muy bien logrado. Es una historia muy triste y una de las que más me fascina; cómo es posible que alguien se muera y esté muerto por tres años sin que nadie se entere, sin que nadie se dé cuenta. Volvemos al ejercicio fútil. Pero Wilson lo pone en escena de una manera más accesible, pero es una reflexión muy cruda sobre las relaciones humanas y sobre este mundo posmoderno en el cual estamos prácticamente condenados a vivir encerrados mirando pantallas, buscando ese anhelado contacto humano. 

4 comentarios:

Machi dijo...

Buena lista George!! Mucha pero mucha música este año, entre tanto, siempre lo mejor queda. El de Elder es realmente un discazo, me faltó darle un poco más para que esté en mi top, pero muy bueno. Me gustó ver al los Imperial Triumphant igual, que disco para intenso... Y principalmente el disco de Alda, el Passage, a ese disco le debo una disculpa... jejeje mucho disco.

Bien la recomendación de los discos nacionales igual! Ambos buenos.

Un fuerte abrazo,

George dijo...

Gracias querido Machi, un abrazo...

Dieguex dijo...

Buena tu selección George, extensa, pero bien!!!

Lo que decíamos, una año con mucha música y mucho de donde elegir. Este año hubo variación entre nuestros tops, pero pese a ello, hay discos q creo nos gustaron a todos.

En nuestro caso, dentro de los 5 primeros, compartimos 3. Up the Irons!!!
El Toundra se me paso, pero es un excelente disco. Otro que me gusto ver en tu lista, el BTBAM, igual, muy buen disco, al que le entre duro cuando salió y después lo fui dejando. Volveré a retomarlos.

Al igual que el Machi, todavía tengo una duda con el Elder.

Un abrazo

Krups dijo...

Como mencioné antes, creo que ya no hay límites jajaja y esta lista lo demuestra. Genial tu listado de black metal para el estrés laboral, entiendo perfectamente a que te refieres con un ambiente hostil...

Me gustó mucho ver a Elder, pero refuto la idea de que sus primeros discos no son gran cosa, Otra cosa es que no hayan sido muy conocidos y eso de hippies es solo el estereotipo. ¿Acaso no necesitamos también los metaleros momentos de felicidad? Se que jodan los poseros :D

De igual manera conocí a Bell Witch el 2015 y su performance en vivo me dejó sin palabras. Creo sin embargo que su anterior disco es mejor...

Compartimos muchos discos querido George. Me interesan muchos de tu lista, ya hay trabajo para este año jaja. Y si debo disculparme con Steven Wilson, solo ese video me impactó y ahora es una obligación. Toundra los tengo ya en la mira para verlos en vivo, me gustó mucho su anterior disco.