miércoles, 1 de julio de 2015

Stoned From the Underground (Alemania)

El Stoned From the Underground (SFTU) es un festival que se realiza durante el mes de Julio, en las playas de lago Alperstedter, en Erfurt, al este de Alemania. Empezó en 2001 como una fiesta de cumpleaños con menos de una decena de bandas y este año, celebra su décimo quinta versión donde congrega a una veintena de reconocidas bandas y se posiciona una vez más como un festival clave en la región.

¿Pero qué hace singular a este pequeño festival? 
"…el festival ofrece una plataforma para diversos tipos de bandas dentro el underground y más allá. El SFTU es un festival de escena pura... un festival hecho por fans para los fans".

Bueno además del gran cartel que presenta cada año (basta solo ver el line up de cada año para tener una idea de cuantas buenas bandas pudo uno ver), es uno de los eventos más antiguos enfocado a géneros extremos como el sludge, doom y stoner. 

Me parece interesante que en su página por ejemplo, exista un forum donde uno pueda discutir sobre las bandas, dar sugerencias de otras para futuras versiones, criticar lo bueno y malo del festival, encontrar información sobre el viaje, etc. Además existe un libro de visitas. El poder recibir críticas para mejorar la calidad del mismo y la experiencia de los visitantes, es sin duda un punto a favor.

Es obviamente un privilegio para mí, asistir este año a esta celebración, ansió no solo escuchar bandas como Radio Moscow y Greenleaf, volver a ver a Electric Wizard (que ya de por si es alucinante), Pallbearer, Elder y Stoned Jesus, disfrutar de todas las demás y aprovechar el lago para de alguna forma contrarrestar este verano del inferno...


Página oficial: caligula666.de
Facebook: stonedfromtheundergroundofficial

viernes, 26 de junio de 2015

Marduk - Frontschwein (2015) (Escrito por Yvan)


Veintitrés años han pasado desde que Marduk sacó su primer disco, obviamente en ese entonces la garra y visiones de la banda eran diferentes, musical y líricamente; así como sólo dos de sus integrantes fundadores han permanecido en el tiempo, quienes se encuentran tocando actualmente en este su último disco del 2015 titulado 'Frontschwein' ('Soldado de línea frontal'), grabado en su totalidad en Endarker Studio (Norrköping, Suecia) y publicado por la famosa disquera Century Media Records (CMR).

Marduk, para un oyente no actualizado de este último lanzamiento, corresponde desde el punto de vista de sus orígenes y sus consecuentes discos, en esencia, al Black Metal satánico, típico de las bandas de esa “vena” que se dieron a conocer en los años 90s. Liderado por Patrik Niclas Morgan Håkansson (a.k.a. Evil) cuya visión dio origen al resultado de la carrera de esta banda, así como influyó en la banda Abruptum, que tuvo una temprana y vanguardista participación en la “segunda ola” de Black Metal se hizo sentir en sus años. También participó en la banda Death Wolf (antes llamado y con otros miembros de Devil's Whorehouse, de los años 2000) quienes proyectaron su lado genérico mediante el Horror Punk/Heavy Metal pero con temas líricos de maldad y oscuridad (también publicado por la CMR).

Morgan ha estado involucrado desde la base con el movimiento del Black Metal sueco, por lo que es respetado por su servidor, debido a que él es uno de los pioneros en ese estilo en su país y reconocido a nivel mundial por la trayectoria e impacto solvente en sus producciones. También se involucró directamente con la mente maestra del Black Metal noruego, de acuerdo a antiguos rumores sobre que Morgan poseía piezas del cráneo de ‘Dead’ (Mayhem) que fueron recolectados por EURONYMOUS (verídico) después de la muerte de ‘Dead’ y enviados por el mismo Euronymous a Morgan; posteriormente esa información fue confirmada por ‘Evil’ (Morgan) en una entrevista de junio del 2012 con loudwire.com, en la que el mencionó que recibió una carta de Euronymous en la cual le fue confirmado el suicidio de ‘Dead’ además de un pedazo del cráneo de ‘Dead’, dos fragmentos de plomo (de la bala de la escopeta con la que se voló la cabeza), así como una parte de su cerebro; todo eso bastante morboso pero para el propósito fanático y malvado… perfecto!!!

En cuanto a este treceavo disco de Marduk, afirmo claramente que ellos expresan sus orígenes satánicos/malvados/oscuros/caóticos de aquel 1992; esa expresión es de manera permanente e insidiosa (claro con algunos momentos más bajos que altos). De esa manera, en este disco se demuestran esos orígenes y al mismo tiempo la nueva tendencia de línea temática, a través de las melodías propias de la banda (Black Metal de la segunda ola) pero esta vez dentro de un contexto temático/lírico en su totalidad en base a partes sobresalientes de la WWII, que pueden leerse en las letras de cada tema, en las que son nombrados lugares, momentos, y logros de la parte Nazi sobre esos sitios y momentos mencionados, más su toque naturalmente evolucionado de melodías limpias y brutales, entremezcladas para cada tema, melodías más pegadizas en unos temas que en otros.

Por ejemplo, ‘Afrika’ que habla de la invasión de la marcha Nazi hacia la conquista del continente en cuestión, al igual que el tema ‘Wartheland’, relatan una historia con un sinfín de momentos oscuros, tal cual sus melodías.
A mitad del disco puede distinguirse un bajón, en lugar de un momento de cúspide elevado, con un par de temas monótonos que solo gustan al momento de llegar sus “solos” respectivos, los cuales no emocionan tanto como los de otros temas, cabe rescatar una buena parte vocal diferente a la típica del Black Metal, en el tema 5.

En ‘Nebelwerfer’ (Multiple rocket launcher) el aspecto musical baja, pero no de calidad ni en feroz maldad, sino de ritmo pues es un tema de mid-paced (medio ritmo) Black Metal, bastante fresco y bien elaborado, con elementos vigorizantes.

Falaise: Cauldron of Blood’ puede ser considerado como uno de los temas más rápidos del disco, comienza lentamente pero acelera con una ferocidad diabólica que hacía falta a estas alturas del disco, a nivel de todos los sonidos, para cortar esporádica y momentáneamente con partes mid-paced muy melódicas y típicas de un buen Black Metal, momentos que son dados a manera de otorgar breves descansos al baterista de nombre Fredrik Widigs (más conocido en su medio como un baterista de sesión y para tocadas "en vivo") quien rompe con brutalidad de sonidos en cada parte de su poseída batería y “relentless” brazos y piernas.

‘Doomsday Elite’ habla de sangre, muerte y desastre que se dio en Polonia y sus campos caucásicos, los Balcanes y Cracovia, durante la WWII; musicalmente también es un tema con las mismas características que el anterior, de la cual son originales las voces relatadas a modo de radiocomunicación de campo de concentración, mientras en la parte final salen a relucir muy significativamente las notas y punteos del bajo a cargo Dan Everth Magnus Anderssonde (a.k.a. Devo) antiguamente guitarrista en Marduk y posteriormente bajista de la banda, quien cuenta con una carrera en Cardinal Sin, Overflash, y anteriormente en Allegiance, Pain y Stargaanas Reign.

503’ un tema totalmente militarizado, en todo contexto, con tambores y ritmos militares y letras específicas de tropas (la 503). En contraparte ‘Thousand-Fold Death’ es una pieza final muy melódica en su composición y el más aguerrido en las voces, al punto de sentirse un tema de reclamo y énfasis así como de corte final a toda la temática.

Hans Daniel Rostén (a.k.a. Mortuus) quien ha sido el vocalista de la banda durante estos últimos 5 (cinco) discos, en este último ha tenido un desempeño impecable, siendo clásico y variante, desgarrante y cristalino, junto con su aporte más los ecos de las voces, los ecos de los punteos de guitarras, bien producidos así como las melodías puramente armónicas del Black Metal que han trascendido del pasado hacia el presente, junto con los punteos y solos que hacen al oyente trasladarse de la fecha actual a discos de Black Metal de los 90's.

Siendo el tema más representativo ‘The Blond Beast’, con sus 04:26 de duración, muestra toda la madurez melódica, aguerrida, brutal y satánica que hace a esta pieza uno de los mejores temas de Black Metal de “segunda ola” para este 2015.

En este sentido, ‘Frontschwein’ es un disco que da muchos momentos de buen disfrute malvado y metaleada poseída, atractiva, feroz y pasiva, que puede medirse en términos de brutalidad fresca y no pasada de moda, claramente Marduk ha pisado fuerte en sus momentos más altos y ha dejado su huella, la cual no quiere borrarse a pesar del tiempo. Treceavo disco… no el más malvado, el más maduro quizá…

Mi puntaje promedio para ‘Frontschwein’ es: 4.6/6

TEMA
TÍTULO
DURACIÓN
PUNTAJE
1
Frontschwein
03:13
5.5
2
The Blond Beast
04:26
6
3
Afrika
04:00
4
4
Wartheland
04:17
4.5
5
Rope of Regret
03:52
3.5
6
Between the Wolf-Packs
04:28
3.5
7
Nebelwerfer
06:17
5
8
Falaise: Cauldron of Blood            
04:58
5.5
9
Doomsday Elite
08:11
4.5
10
503
05:12
4
11
Thousand-Fold Death
03:45
4.5

Yvan Molina S.            
-----------------------------------------------------------------------

ENLACES RELACIONADOS:

domingo, 14 de junio de 2015

Whitesnake - The Purple Album (2015)




En 1973 David Coverdale, un ilustre desconocido, asumió la tarea impensable de reemplazar a Ian Gillan en una de las bandas más populares de la escena británica. Sustituir a uno de los vocalistas más icónicos de su generación parecía una tarea descabellada. Cuando sale el Burn, en 1974, había más de una razón para mostrarse escéptico; el resultado dejó atónito a la crítica y a los fans. El Burn es muy diferente a todo lo que Purple había hecho hasta el momento, es un disco más orientado hacia el blues y cuenta con dos vocalistas que se complementan bastante bien. Pero el resplandor púrpura se apagó, cuando el Mark III volvió al estudio para grabar el Stormbringer que se distancia aún más del sonido clásico de la banda y el resultado no fue del completo agrado de Blackmore. El guitarrista se fue al terminar la gira; tras arduos debates, los miembros restantes, decidieron continuar, dándole la oportunidad a otro guitarrista. El efímero Mark IV grabó el Come Taste the Band pero es claro que se trata ya de otra banda. La gira fue un desastre y en marzo de 1976 Lord y Paice tomaron la decisión de ponerle un punto final a la banda.

Al poco tiempo Covervale sacó su primer disco como solista White Snake que luego le dio nombre a su banda. Con una clara orientación hacia el blues y las guitarras, Whitesnake se convirtió en una pequeña atracción británica, distanciándose prudentemente del legado púrpura, rivalizando a su vez con Rainbow; en más de una ocasión se produjo un altercando con Blackmore, ambas bandas se disputaban el mismo público. Para 1980, Coverdale y compañía, era una banda muy exitosa en Europa y en sus filas pudo reclutar a Jon Lord y al gran Ian Paice. Pese al aporte del grupo, es claro que la banda tenía un líder y el rol de Paice y Lord se redujo al mínimo causando tensiones pues si bien la banda cumulaba discos de oro, el dinero parecía esfumarse y el mercado estadounidense les era totalmente hermético. Paice salió del grupo el 82 y curiosamente fue reemplazado por Cozy Powell, quien fuera baterista de Rainbow. Jon Lord presentó su renuncia en dos ocasiones pero Coverdale le imploró reconsiderar esa situación y se quedó con la banda hasta el 84, año de la reunión esperada del legendario Mark II.

A finales de los 80, Whitesnake se convirtió en una de las bandas más grandes del planeta, adoptaron otra imagen y un sonido más cercano al metal; conquistaron a los Estados Unidos, y la serpiente blanca se convirtió en un coloso. El disco epónimo de 1987, junto con el Poison de Alice Cooper, es una de las obras maestras del glam. Con ello Coverdale le dio la espalda a su pasado y nunca más quiso tener relación alguna con Deep Purple o con los miembros de la alineación clásica de Whitesnake, a los que fue despidiendo sin ningún reparo. Sin embargo, ese triunfo tenía un sabor amargo, la banda se convirtió en algo demasiado grande y pomposo, tenía un sonido artificial y no es lo que Coverdale buscaba. En 1991, al terminar la gira del Slip of the Tongue, el vocalista decidió decapitar a la serpiente blanca.

Como anécdota, en una de esas sorprendentes asociaciones, Jimmy Page y David Coverdale sacaron un disco en 1993, la colaboración recibió una buena recepción de la crítica pero la gira no cumplió con las expectativas, el proyecto no llegó más lejos; claro que es interesante escuchar a Coverdale cantar canciones como Kashmir o Rock and Roll. El vocalista planeó retirarse de la industria y a finales de los 90 lanzó su gira de despedida. A principios de los 2000, tratando de mitigar el desastre comercial de su disco como solista Into the Light, Coverdale puso en marcha una nueva versión de la serpiente blanca. El proyecto funcionó tan bien que Coverdale decidió reactivar la banda combinando el sonido de los primeros discos con el sonido agresivo de finales de los 80 por el cual es recordado. Desde entonces la banda ha sacado muy buenos discos revitalizando su popularidad e introduciendo al vocalista a un nuevo público.

La muerte de Jon Lord, fue un golpe muy duro; Coverdale colgó un emotivo homenaje en el sitio oficial de Whitesnake y cuando se anunció el proyecto con el fin de organizar un concierto tributo al tecladista, reuniendo a todos los músicos que trabajaron con él, la comunidad purplediana entró en efervescencia. Por razones que nunca fueron esclarecidas ni Coverdale ni Blackmore participaron del evento; fue una oportunidad desperdiciada. Según lo que comenta el propio vocalista el Purple Album, surge de las cenizas de la reunión fallida del Mark III. Es cierto que el 2009, los rumores de una reunión se propagaron por todos los foros de discusión; el propio Lord desmintió la veracidad de las fuentes, aunque el propio Lord también desmintió la posible reunión del Mark II faltando dos semanas para su realización. Blackmore, en varias entrevistas también manifestó la posibilidad de hacer un par de conciertos con sus antiguos colegas, sólo por mantener viva la nostalgia, nunca proyectó una gira. Hughes ha colaborado con todo el mundo y es claro que hubiera aceptado de haberse concretado el proyecto, pero lo que nadie nunca sabrá es quién habría asumido el puesto de baterista.

Creo que la muerte de Lord fue una lección de humidad para David Coverdale y ahora por fin está dispuesto a hacer las paces con su pasado. El disco es muy interesante en sí y como son canciones que he escuchado gran parte de mi vida estoy en la casi obligación de hacer un comentario.

Sin sorpresas el disco comienza con Burn, que al igual que Speed King y Highway Star fue diseñada para abrir los conciertos, es una canción que Whitesnake incorpora el 2004 a su repertorio. La versión de Deep Purple es pura fuerza bruta, la de Coverdale es algo floja, la canción recién cobra vida cuando llega al solo de guitarra. También es claro que Tommy Aldrige no está a la altura de Ian Paice. Burn es una canción muy exigente y si bien los arreglos son interesantes es una versión que funciona mejor en vivo. Es una pena que Gillan nunca haya querido cantarla.

You Fool No One, nunca me ha gustado la versión en estudio, me parece que le falta fuerza; en vivo la cosa cambia y sigo pensado que la mejor versión disponible es la que tocan en el legendario California Jam. Aquí los arreglos de Whitesnake son más interesantes, llevan a la canción por otro rumbo, le dan un toque blues, la versión original es bastante funky, algo que siempre le he reprochado. Sin embargo, el resultado sigue siendo bastante plano; la verdad estoy más curioso por escucharla en vivo.  

Love Child, canción compuesta por Tommy Bolin y tocada durante la desastrosa gira del 75-76; la interpretación que hace Whitesnake es muy similar a la original y confirma mi primera impresión, ninguno de los músicos de la serpiente están a la altura de los púrpuras. Lord lo dijo en su momento, el Come Taste the Band no es un disco de Deep Purple, sin embargo es un disco que se parece mucho al Burn. Sigue siendo uno de mis álbumes favoritos y uno de los que más escucho.

Sail Away, es una canción construida sobre las armonías vocales de Coverdale y Hughes; uno de los aspectos que rescato del Mark III y IV, es la utilización de dos vocalistas. Aquí las voces se complementan muy bien aunque generaron cierta rivalidad: la voz de Hughes siempre opacando a la de Coverdale. Aquí la canción toma otro rumbo y me parece más eficaz. Sail Away es una canción muy atípica, incluso en el vasto repertorio de Deep Puprle, tiene una construcción y una progresión muy extraña; bajo la batuta de David Coverdale, la canción se vuelve más accesible, pudo haber sido un hit.

El Stormbringer es tal vez el disco más melódico que han grabado los Purple, también es uno de los discos que más disfruto sobre todo por el impecable trabajo vocal que realizan. The Gypsy, al igual que otras canciones de la banda, funciona mejor en vivo, es más agresiva, ahí no hay nadie detrás de la consola para exhortarles a bajar el tono. Coverdale recupera los arreglos de la versión en vivo y por ello la canción es suena mejor 

Lady Double Dealer, la mezcla del Stormbringer  nunca me ha convencido, es una canción muy parecida a Lady Down Stay Down, comparten la misma estructura y es mucho más violenta en vivo, sin embargo esas dos canciones nunca han funcionando bien en el escenario.  


Mistreated, es una de las canciones más representativas del Mark III y de David Coverdale, por el hecho que la canción fue construida para adaptarse a su voz; es también la canción que provoca la ruptura definitiva entre Blackmore y el vocalista. Rainbow la incorpora en su set-list y Dio la canta muy bien; Coverdale también lo hizo y Blackmore nunca se lo perdonó. Claro que la versión de Whitesnake es muy diferente a la de Purple o la de Rainbow. La versión que más disfruto es la que interpretan en el California Jam de 1974, ahí Coverdale canta con una fuerza y una pasión jamás igualdad. Sigo pensado que es la canción que define al vocalista, la versión del Live at Reading de 1980 es excepcional, con Paice en la batería y Lord en teclados y Bernie Mardsen hace un gran trabajo en la guitarra; ese fue el pináculo creativo de la banda. Esta nueva apropiación sigue los arreglos originales y es claro que Coverdale ya no puede cantar con la misma fuerza. Sea dicho de paso Hughes también incorpora esta canción a su repertorio y contrariamente a Coverdale o Gillan, la voz de Hughes sigue igual de potente que en los 70; hay una versión muy interesante que graba con Rata Blanca para un live que salió el 2003.

Holy Man, esta es sin duda la sorpresa del disco y lo es porque es una canción de Glenn Hughes y es la que nunca escucho del Stormbringer; aquí suena mejor y es posible que la escuche con más frecuencia. Si bien debo reconocer que Hughes es un gran vocalista, nunca me ha gustado su estilo vocal.

Might Just Take Your Life, es una canción que Whitsnake incorpora a su set-list habitual entre 1976 y 1978, con Mardsen supliendo el trabajo vocal de Hughes. Al igual que Sail Away, tiene una estructura muy atípica y fue construida para equilibrar las armonías vocales; como en el resto de las canciones del Disco Púrpura, extraño la voz chillona de Hughes.  

You Keep on Moving; el más emotivo de los duetos Coverdale / Hughes, es la canción que cierra el Come taste the Banda y una etapa en la tumultuosa historia de la banda. La canción conserva su belleza original. 

Soldier of Fortune; esta también es una canción que sólo Coverdale puede cantar, sólo él puede sentir el dolor que encierran esas palabras. Creo que la mejor reapropiación de la canción la hace el propio Coverdale en su disco acústico Starkers in Tokyo. Curiosamente Lord y Blackmore también la tocan en vivo, con arreglos bastante similares. Nada nuevo en realidad y para colmo hay dos versiones con diferencias bastante sutiles.  

Lay Down Stay Down; esta canción no funciona sin Blackmore y esta versión no me gusta para nada, es el punto más bajo del disco, casi un agravio.  

Stormbringer. la original tiene un sonido demasiado limpio, en vivo es fuerza bruta al igual que Burn; es un torbellino salvaje. Esta versión tiene lo suyo, es más agresiva; tal como la interpretan pudo haber sido un hit en los 80. 

La edición de lujo tiene dos canciones más: Lady Luck y Comin' Home, pero ambas pierden su esencia sin la guitarra de Bolin. 

El Disco Púrpura, tienen sus cosas intereantes, suena como un típico disco de Whitesnake, Coverdale siempre supo rodearse de buenos músicos y me alegra que haya hecho las paces con su pasado. Todavía sigo esperando una última colaboración Coverdale / Hughes. Con todo, este disco era innecesario, los últimos trabajos de Whitesnake, incluyendo los Live, son muy buenos, creo que hubiera sido más interesante incorporar algunas de estas canciones en vivo. 


martes, 9 de junio de 2015

Review - HELLFEST '14 (Francia)

Entrada a los escenarios
Mi curiosidad, además de crecer luego del post sobre el Hellfest en Francia, fueron compartidos con el Andy y así decidimos visitarlo. Al saber las bandas(!) que podríamos ver, nuestras ansías no solo aumentaron y planificar el viaje se complicó, no sabíamos exactamente... que esperar!. Intentamos tomar el bus del festival que pasa por nuestra ciudad pero ya estaba lleno, comprar pasajes en tren unas semanas antes era muy caro al igual que viajar en avión. Por suerte encontramos los últimos sitios libres un tipo van en el que viajaban otros metaleros.

Entrada al Hell City Square
Llegamos muy temprano el 19 de Junio, viajando más de 10 horas (unos 1000 km cruzando Francia de este a oeste), sin saber primero que los peajes en las carreteras harían del viaje no solo más cansador por las interminables paradas y cobros, sino que además deberíamos esperar hasta las dos de la tarde porque recién hasta entonces se abrirían las puertas. No es permitido ingresar en vehículos, por lo que se debe cargar todo lo que uno lleva hasta la zona de camping y que esperar a paquear los vehículos en una interminable cola, para luego seguir esperando al frente de la entrada principal. 

Luego de "broncearnos" bajo unos 30 grados, habían alrededor de la puerta, calculo, más de mil personas. No hay distinción de zonas, todos acampan juntos y es por eso que la gente se desespera por entrar y escoger un lugar cerca de la entrada a los escenarios. Unos delegados de nuestro grupo tuvieron la misión de correr con la multitud y encontrar este lugar, los demás nos quedamos en la nueva cola que entraba lentamente... después de recoger nuestros pases, pudimos finalmente acampar y descansar un poco, mientras se veía a gente de toda Europa y lugares más lejanos, acampar a nuestro alrededor, en varios casos señalando su procedencia con una bandera en lo alto de un mástil, en este provisorio hogar.
Hell City Square
Durante el primer día solo están abiertos bares y un tipo de discoteca, ubicados en el denominado Metal Corner.  Desde ahí ya se admiraba un poco la imponente decoración. Primero, entramos por una calle que lleva al Hell City Square donde queda además el Extreme Market, más allá se podía ver la entrada al área del festival, que se asemeja a una catedral (ver foto al inicio de este post), así, no quedaban más ansias por ver lo que vendría después.
Hell City Square
Al día siguiente, y como en el viejo oeste con una superficie cubierta de tierra (se entendía porque mucha gente llevaba protectores o una bandana en la nariz), no había mucho tiempo para visitar las demás atracciones, así que decidimos que lo haríamos entre las pausas entre bandas. Otras ya habían empezado a tocar y no queríamos perdernos de nada. Eran ya más de las 10 am y luego de tomar un café muy malo de un kiosquito en el camino (es mejor llevarse café aunque es prohibido prender fuego en el área de camping o bien comprarlo en un lugar fuera del festival), llegamos al Valley para ver a Conan.

Conan
Que más decir de ver a una banda tan dura a tan tempranas horas, sonido y escenarios impecables, por momentos uno olvidaba que era de día "afuera", el cuello empezaba una maratón de la cual no tenía ni idea en que acabaría, al son de "Crown of Talons" me iba enterando como funcionaba el proceso para poder sacar fotos, había que hacer cola... que novedad.

Luego de la primera dosis de headbanging, decidimos dar una vuelta. El festival cuenta con seis escenarios, dos Main Stage (01 & 02), gigantescos y situados en una inmensa área tipo anfiteatro, es decir que por más que uno no llegue a estar adelante (lo cual es muy difícil a menos de esperar por una banda un par de horas), se puede ver los escenarios desde las cumbres que los rodea, ahí están: la venta de merchandise oficial de las bandas, los balcones VIP y en medio de ambos stages, un tanque(!).

Downfall of Gaia

Hay dos escenarios dentro de una carpa gigante: Altar y Temple, donde tocan en su mayoría las bandas de black/death, y frente a estos el Valley en otra carpa más pequeña para bandas doom, stoner, psy-rock y que por obvias razones, se convertiría en nuestro favorito. Y detrás de los escenarios principales, más allá, queda el Warzone para bandas más groove, punk, hardcore.

Volvimos al Valley para ver a Caspian, una banda de rock instrumental de Massachusetts, con claras influencias Mogwai, nada mal. Para mi la sorpresa fue la siguiente banda, Downfall of Gaia, era la primera vez que los veía y solo había escuchado buenas críticas. Así estos alemanes, lograron un ambiente bastante intenso con su sludge/post metal y pasajes atmosféricos bien estructurados.
Gigante cruz en medio del patio de comidas
En un "descanso" para ir a comer, solo pudimos una hamburguesa al paso porque no había cola ahí, algo que tampoco me gustaría volver a probar. Luego aprendimos que lo mejor era ir al patio de comidas, que quedaba alrededor de una gigante cruz roja donde a pesar de las colas se podía definitivamente comer mejor. Volvimos para ver a Royal Thunder, el lugar estaba repleto y solo pudimos escucharlos desde muy detrás, un buen show de lo que pude apreciar. Entre movernos para ir a ver a Therapy? en el Main Satge 01, que vimos igual o peor de lleno, solo pudimos escuchar de lejos un poco. Decidimos volver para ver a los conocidos Kadavar. Tampoco había visto a estos alemanes, pero su Psychedelic/Proto Rock, lograron mi atención al igual que la de todos, sus shows son 100% feeling, gran baterista!.

Kadavar
Era necesario descansar, nos dimos una vuelta para ver a Rob Zombie desde las pantallas, era más show pero nadie puede negar el gusto de escuchar "More Human Than Human", como cover de White Zombie por el mismísimo Rob! y eso que no soy fan de covers. Al volver para Kylesa, misma historia, repleto, así que nos quedamos atrás escuchando, no tenía necesidad de verlos y al escuchar "Unspoken" solo aproveché para cargar baterías.

Ya habían empezado a tocar las cabeceras de cartel, no había duda de que queríamos ver aunque sea de lejos a Iron Maiden, no entendía porque el Andy nunca los había visto siendo que él ha visto a tantas bandas, pero bueno, desde una lejana cumbre y con la ayuda de las pantallas, los vimos. Yo estaba viéndolos luego de más de 10 años (show en el que estar adelante significó que sintiera que me iba a morir el en mosh, por suerte perdí solo una zapatilla). No tengo dudas que sigue siendo una de las bandas cabezas del movimiento global, es casi imposible no sentir la emoción y su energía cuando tocan, más allá de lo comerciales que se han vuelto.
Vista panorámica de los bares y su decorados
Volvimos al Valley para ver a Godflesh, había que cruzar de un extremo a otro, ya allí nos enteramos de que iban a tocar luego de los Wizards, así que era eso o perderse Kvelertak (en el Warzone que quedaba al oootro extremo), maldición. Mientras volvimos para ver lo último de Iron y Slayer empezaba ya a tocar, aprovechamos un poco para ver a nuestro alrededor, era impresionante lo que pasaba justamente frente a los escenarios.... (ver foto vista panorámica).

Electric Wizard
Así, entre un ambiente que parecía como si el infierno estuviera de fiesta, finalmente pude disfrutar de Electric Wizard, lleno total. Músicos muy capos,  era como vivir el soundtrack de una película de terror de J. Franco mientras sonaba la gran "Black Mass"(!). Después de esta dosis solo sentía la necesidad de dormir, así decidimos quedarnos para ver a Godflesh, había escuchado que la banda hizo su show de reunión precisamente en el Hellfest hace cuatro años y ver al más que talentoso Justin Broadrick, era suficiente excusa para mantenerse en pie.

Godflesh
Quizás por lo tarde que empezaron, o que mucha gente ya estaba cansada o si el sonido no los favoreció, quizás si tuvieran la pantalla gigante más adelante y el set de luces no sería tan alucinógeno, lo cierto es que al tener solo dos personas en el escenario, la falta de batería y el uso de samples no ayudan a mantener el feeling en el público. Un poco triste quizás porque mis expectativas eran más altas, no tocaron ni un tema del "Songs of Love and Hate" pero luego de acostumbrarme al show y decidir que lo mejor era cerrar los ojos y dejarse llevar por la música, sonaba "Streetcleaner", genial!. Para cuando ya tenía el espíritu, el set terminó (40min).

El segundo día nos dimos más tiempo temprano para conocer el impresionante VIP/Press Camp, una pena que no todos tengan acceso para verlo. Un escenario old west, con un tipo refugio antiaéreo, una pista de skate, esculturas de animales metálicos, un bar con karaoke y pantallas incluidas donde anunciaban que transmitirían algunos de los partidos del mundial. Detrás de la sala de prensa, donde se encuentran cabinas para entrevistar a las bandas, había una pequeña piscina. El Andy hizo un video que creo explica mejor que mil palabras...



Sin más tiempo que hubiéramos querido perder, era ya pasado el medio día así que volvimos al Valley para ver a Mos Generator, una banda de Washington quienes tocaron un muy agradable heavy rock para empezar esta nueva jornada. Para luego ver al quintento de Salt Lake City, Subrosa, quienes con dos violinistas lograron la atención de varios, incluso afuera de la carpa, dándole a su doom ese toque "mágico". Después tocaría Witch Mountain cuya vocalista le da una gran vida a la banda aunque a veces no llega a encontrar el tono en las notas altas, de todas formas me gustó mucho el feeling de la banda en general.

Witch Mountain
Durante un descanso corrimos hasta el Altar para ver un poco de Schirenc plays Pungent Stench, que no es más que el Martin Schirenc y un banda de apoyo, tocando temas antiguos de Pungent Stench, controversiales como ellos solos, faltaba ese toque humorístico por decirlo sutilmente pero para los que querían escuchar algunas de sus canciones más conocidas, valía la pena. Volvimos para escuchar Acid King, el Valley estaba de nuevo rebalsando para ver a estos californianos y su stoner/doom, el publico demostró toda su emoción con un surfing crow sobre un bote! mientras tocaban "2 Wheel Nation". De nuevo volvimos al Altar, me interesaba ver a Gorguts siendo su álbum uno de los más sonados en 2013, una banda de death metal muy técnica, quizás lo que tienen de nuevo son sus pasajes ambient, toques doom y el uso de samples.

Los ánimos estaban más que preparados porque volvíamos al Valley para ver ni más ni menos que a los grandes Clutch(!), pudimos apenas colarnos en una esquina porque no entraba ni un alfiler más en esa carpa, al escuchar "Earth Rocker" todos empezamos a movernos al ritmo hasta el último minuto, hay que repetir!. Para recuperar las fuerzas nos dimos una vuelta por Brutal Truth, banda pionera del grind/death, sin saber que sería uno de sus últimos shows antes de que se volvieran a separar. Hoy en día, escuchar este tipo de bandas quizás no sería mi opción, pero por su historia y todo lo demás, fueron suficientes unos temas.

Monster Magnet
Deep Purple es otra banda que necesitaba quitarme las ganas, desde que tocaron en La Paz y justamente yo estaba de viaje no me lo perdonaba, fue reconfortante escuchar varios de sus temas clásicos. Para seguir esta emocionante noche, corrí para ver Monster Magnet, es uno de esos frontmen que lo deja todo en el escenario, total carisma. Con una carrera de 25 años, no cualquiera permanece tan activo ininterrumpidamente.

Luego volvimos al Mainstage 01 para ver un poco de Aerosmith, no voy a mentir que los escuchaba cuando estaba en colegio. No fue para nada aburrido verlos aunque sea de lejos, son sin duda una banda que tienen un show completo. Tenía la verdad muchas ganas de ver a Phil Anselmo & the illigals, más por el P. Anselmo, pero no sé si me dio más decepción que bronca ver a un ídolo de la adolescencia ver convertirse en un total rock star. Asumo que además estaba borracho y que en su condición de super estrella, le perdonan que haga el ridículo. Es esa quizás la gran diferencia entre idealizar a una banda y verlos en vivo. Su banda no me gustó para nada y menos su actitud.

Carcass
Me iba a quitar ese pequeño sabor amargo al escuchar a otra de mis bandas de la juventud, Carcass. Era tal mi emoción que luego de sacar unas fotos al ritmo de "1985" y "Buried Dreams" logré quedarme en un lugar donde podría dar rienda suelta a un descontrolado headbanging hasta sentir que mi cuello se iba a romper. Me olvidé hasta del Andy, quien incluso estaba preocupado porque había visto que sacaron a una chica parecida a mí, en brazos, el frenesí de la gente fue incontrolable, gran cierre para el segundo día del festival.

El día domingo y último, había que juntar fuerzas de donde sea para disfrutar no solo del ambiente sino además del cartel que no daba tregua. Empezando temprano con Year of the Goat, los volvía a ver luego de un año y quizás porque era temprano, me pareció que la anterior vez sonaron mejor. Para Blues Pills, escuché de lejos, no entiendo porque gusta tanto esta banda, si por su carismática vocalista que me recuerda un cacho a Jonis Joplin o porque su guitarrista que parece de 15 años, es muy talentoso, pero no me deja de convencer la banda como tal.

In Solitude
Después vimos a Scorpion Child pero en realidad quería hacer hora para In Solitude(!). Al escuchar "Sister", sentí que recién me levantaba esa mañana, que gran banda. A pesar de que la actitud del vocalista parecía un poco hostil, en general lograron mantener el ánimo de la gente a esa hora del día y con un mini set de 30 minutos. Soy total fan desde entonces.


Ulcerate

Luego me partí en dos, vi la mitad de Ulcerate cuyo disco esta entre lo mejor del 2013. Estos neozelandeses de death super técnico y a diferencia de otras bandas de su estilo, sus temas son más largos. Volví donde dejé al Andy para ver la otra mitad de Crowbar, como perderse a estos pioneros del sludge, gran show de una de las bandas más conocidas en la escena de NOLA. Como tenía que cargar las baterías de la cámara tuve que perderme a Low Rider pero no dude en pasarme un rato por Dordeduh, no tenía idea de quienes eran pero el folk/black de estos rumanos me pareció interesante para verlos mientras me escondía del sol antes de volverme a insolar.

Black Tusk
Seguía ver a Black Tusk, son de la misma escuela que Kylesa. Lo triste es que fue uno de los últimos shows del bajista Jonathan Athon quien meses después falleció a raíz de un accidente de motocicleta. Me siento contenta, de haberlo visto con toda esa buena onda, como lo recuerdas muchos de sus conocidos. Luego tocaba el turno de ver a House of the Broken Promises, banda de desert rock/stoner de california donde destaca, el gran feeling de sus músicos.

Y antes de un merecido descanso me pasé por The Black Dahlia Murder, nunca me canso de verlos en vivo. Saqué algunas fotos y volví atrás porque luego el Andy quería ver si o si a Dozer, el stoner de estos suecos logra que la gente mantenga su ritmo, buena banda.

Bares y su decoración frontal
A manera de darnos una de las últimas vueltas, analizamos un poco en como el encargado en armar el line up se toma muy en serio su trabajo ya que existe algo para todos los gustos y obviamente hay tantas bandas que es muy difícil definir donde quedarse, o bien hay que sacrificar ver a otras, para estar lo más adelante posible o al menos ver algo.

De todas formas es igual obligatorio darse una vuelta y apreciar el lugar en sí y todo lo que trae, frente a los main stage, existe una Rueda de Chicago (ver foto al final del post), a los largo de este recorrido están los bares (containers envejecidamente decorados con gigantescos cuadros y obras metálicas iluminadas).

Bares y su decoración posterior
O se puede pasear por el pequeño bosque "Kingom of Muscadet" donde se aprovecha muy bien la sombra. En el centro de toda esta maravilla se ubica un árbol envejecido y decorado con el logo del festival. Se puede observar un laborioso trabajo manual, ahí, entendimos finalmente de que se trataba todo ese mundo irreal del que hablaba Alex, cuando lo entrevisté.

Ya que quería estar adelante para Emperor, no era mala idea adelantarnos mientras escuchábamos ni mas ni menos que a Soundgarden, quienes cerraron con su "Black Hole Sun", que fue perfecto para relajarse y despejar la mente para lo que vendría. No quería tener ninguna otra presión así que decidí no ir a la larguísima cola para sacar fotos, en el mejor de los casos me iba a perder un par de temas hasta volver a mi lugar, así que no. No solo sentí que estaba viviendo algo con lo que había soñado tanto tiempo, más allá de todos los comentarios que ha recibido Emperor, haber surgido de la controversial escena noruega y demás, para mi siempre será una de las bandas más grandes de black por haber precisamente, hecho algo diferente en ese círculo. Estar presente para vivir en vivo y en su totalidad el In the Nightside Eclipse, no tuvo precio y pude finalmente descargar todas esas ganas guardadas por años!.
Emperor

Unida
Luego de semejante catarsis, ver a Black Sabbath es una emoción difícil de describir. Tener la oportunidad de ver a semejante banda, va más allá de toda expectativa. Todos esos esfuerzos por alguna vez verlos, quedaran colmados. Black Sabbath es y será "la banda" por excelencia, pero quizás más allá de su realidad actual, hubiera sido óptimo verlos en sus mejores años, sin embargo es inevitable no disfrutar cada segundo.

No queríamos perdernos a Unida, el Andy andaba loco desde que vimos a John Garcia en el Press Tent y no era para menos siendo el vocal de Kyuss. Acompañado de músicos de House of the Broken Promises, dieron rienda suelta a un set muy intenso y lleno de energía, con temas como el clásico "Black Woman", que gran banda!. Para rematar semejante noche no sabía que más esperar, Opeth empezó a tocar en el Altar pero obviamente no cabía ni una hormiga más ahí. El Andy sugirió que fuéramos a Turbonegro, iba a poder conocer el Warzone, así que acepté. Fue divertido ver a mucha gente son las típicas chaquetas de jean y el logo de la banda mientras saltaban y coreaban el tema "I got erection" (?). Y con eso "cerró la emisión" mi cerebro, volvimos prácticamente levitando a nuestra carpa, delante la gigante rueda y todo continuaba iluminado y concluía así, esta memorable experiencia, de vivir el universo Hellfest.
Ferris Wheel
Para resumir: en medio de ese sofocante clima e intentar sacar fotos mientras  esperaba en alguna cola, no quería perderme alguna banda (mi constante dilema). De hecho teníamos que estar parados y corriendo de un escenario a otro durante más de 12 horas por día. Además uno debe comprar unas fichas que sirven como dinero para bebidas y comida, procurando comprar las suficientes, al principio, para evitar las constantes colas y de gastarlas todas porque no se aceptan devoluciones de estas ni de los vasos/jarras. Incluso para poder bañarse las colas eran igual de largas. Esta cuestión de las colas, es una de las cosas que la organización debería tomar en cuenta, hay demasiada gente y esto es sin duda un cuello de botella.

Kingom of Muscadet
El viaje de vuelta no pudo ser más extremo, entre el dolor intenso de cuello, el poco dormir, las insolaciones y las casi 15 horas de viaje, solo quedaban fuerzas para llegar a la cama y morir... aún así no dudaría dos veces en repetirlo.

He visitado ya varios festivales, en este sentía a la gente más relajada que en otros así de grandes, igual fiestera pero no solo en sus grupos. Debido a que se acampa sin autos, existe una mayor densidad de personas por área (según la organización más de 150 mil en la edición de 2014). Fue un poco difícil dormir por la bulla pero puedo asegurar que se vivía un ambiente de cordialidad en medio de un clima del mismísimo infierno \m/.

PS. Para ver el álbum completo de fotos, darle click aquí