jueves, 19 de julio de 2018

Recomendaciones – La escena rockera contemporánea

La música no muere, evoluciona; los géneros podrán variar, pero el espíritu de la rebelión sigue ahí. El Stoner/Doom, retoma mucha de la grandeza del rock clásico, incorporando elementos más pesados, siendo una suerte de fusión de ambos géneros que juega mucho con la nostalgia, la psicodelia y el imaginario hippie, sin dejar de lado lo profano; el blues y el rock son creaciones del diablo. El resultado es algo tétricamente seductor, abominable en su esencia. Es el género que más ha crecido en los años 2000, con toda esa onda retro que evoca un pasado mítico. Los sesentas y setentas, ya están lejos en el imaginario colectivo, presa de un presente fluctuante y vertiginoso, pero la fuerza bruta que desatan sigue inspirando a nuevas generaciones de músicos. No importa, si el rock ya no es el mismo fenómeno de masas, las modas pueden cambiar, aunque siempre seremos fieles a los grupos y los géneros que nos gustan, y creo que estas bandas muestran bien todo el potencial de la escena contemporánea. 

Lucifer in the Sky with Diamonds – The Shining One (2014)



Me dejé seducir por el nombre, tiene algo de ese encanto ingenuo de los nombres absurdos y humorísticos, toda una tradición en el rock. Primer, y hasta el momento, único disco de está banda moscovita, comienza de manera caótica para desembocar en un riff y una armónica que capturan lo mejor del rock, de ahora y de siempre. En muchos aspectos, es un disco bastante convencional, pero tiene sus momentos de grandiosa arrogancia, con esas guitarras que evocan de manera muy sugerente a Hendrix o a Page; este disco muestra bien que ese legado no ha muerto. Aunque contiene también, muchos elementos modernos, como los de Baroness, Mastodon e incluso Isis, con sus raíces firmemente plantadas en Queen of the Sotne Edge. Suena fresco y contemporáneo y fue un agradable descubriendo; una de las grandes ventajas de la era de la información, es descubrir música nueva todos los días; este álbum es un viaje espectral y sideral, valga la aclaración. Aunque producir discos nunca es una tarea sencilla, espero que esta banda no se estanque y pueda sacar nuevo material; en 2017 salió un nuevo tema, y nada más hasta el momento, seguimos a la espera. 

The Devil and the Almighty Blues (2015) 



Otra banda con un nombre particularmente cautivador, tiene un tempo más lento, me hace mucho recuerdo a Earth, en su faceta blues / doom. Primer disco de esta banda noruega, en 2017 publicaron el segundo, embarcándose en la frenética cadencia de giras, es una de esas pequeñas atracciones de la escena under europea. Algo muy atractivo en la banda, es el carácter narrativo de sus letras, al igual que la progresión melódica de las canciones y los extraordinarios solos de guitarra. Sin duda tiene sonido diferente, sin salir mucho de los patrones doom, tiene aspectos blues muy predominantes, al igual que tendencias contemporáneas, similares a las presentes en bandas como Castle o Mondo Drag o Messa, aunque sin ese componente drone. Con ello se posiciona como una de las bandas más interesantes de esta escena, generando grandes expectativas por la calidad de sus conciertos y por la espera del siguiente disco. Un blues / doom hipnótico, pesado y muy honesto; como dato anecdótico el disco fue gravado en vivo en un estudio, y por ello conserva mucho de la espontaneidad de la banda, tal como fue gravado el primer disco de Black Sabbath. Ese dato no es menor, pues Sabbath, como muchas de las bandas de ese momento comienzan como una banda de blues. Los dedos cercenados de Tony Iommi y la mirada inicua del diablo, hicieron el resto. Mención especial para el vocalista, que encarna muy bien todo lo que es el blues: el dolor. 

Las Babas del Diablo – Ceropositivo (2016) 



Primer EP de esta banda argentina, con ese guiño a Cortazar que me hace recuerdo a mis años de estudiante, las noches en vela y la locura tan cerca. En relación a lo anterior, tampoco se presentan muchas diferencias, es sin duda más caótico, pero tienes esos riffs demenciales que tanto me gustan, y esa candencia rítmica que impusieron Geezer Butler y Bill Ward. Como sucede en muchas bandas latinas, la voz está totalmente enterrada en el mix, es casi audible e inteligible, pero el resto de la banda suena muy bien. Un sonido potente y salvaje, hace de esta banda, una de las más interesantes en la vasta escena Stoner, en la cual también gravitaba la ahora extinta banda Mazzone, que sacó un disco demoledor aquí en la yerma Bolivia. El eterno problema subyacente: la inconstancia, bandas que se hacen y se deshacen con tanta facilidad, porque los objetivos nunca fueron claros; Mazzone podía dar más como banda y ahora queda como una anécdota. Espero que las Babas del Diablo no queden en lo mismo, el disco es bestial; un poco plano en el fondo, pero en su estilo y con las limitaciones, realmente suena muy bien. Adoro como se complementan, el bajo, la guitarra y la batería; la voz sale sobrando, pero sin duda es un disco excepcional. La música es un fenómeno planetario y más allá de los memes o del momo, y de las trivialidades de siempre, se sigue haciendo buena música, y hay que apoyarla de alguna manera.

Mountainwolf – Absinthe Moon (2017)



Aquí entramos de llano en terreno Stoner, la referencia casi tediosa a las drogas recreativas; las letras giran en torno a la adicción. Indudablemente tiene un sonido muy gringo y me hace recuerdo a esas bandas como Cactus, Gran Funk Railroad, e incluso Canned Heat, desert rock, como dicen algunos, aunque con un sonido más potente y sucio. Es una pesadilla psicodélica, aunque con mucho Groove. Como para animar fiestas, de esas que comienzan a las tres de la mañana y que pueden extenderse por un par de días, condensando todo el espíritu del rock & roll, la rebelión y el desenfreno. Hoy es más un juego de máscaras que una realidad, pues tienes que ser un profesional si es que quieres triunfar, eso implica amplias dosis de seriedad y trabajo arduo. Creo que el mito del rock, de esos greñudos holgazanes, que se las pasan ebrios o drogados, ya fue definitivamente archivado. El mundo la de a música exige mucho tiempo y dedicación. Sin duda, es posible componer con unos tragos encima, pero si ese consumo interfiere con el trabajo, el resultado será un desastre. Claro que también puede ser la visión ya conservadora de un cuarentón amargado, que mira los excesos de su juventud con cierta consternación. La música es una pasión, una emoción que nos une, como dice cierta canción, pero es un terreno escarpado y sinuoso, un paso en falso y te caerás de cabeza. Con todo, este disco suena muy bien, segundo álbum de esta banda procedente de Maryland, causó un cierto impacto, suena a un Dark Buddah Rising más limpio, pero igual de hipnótico, a ratos.

Graveyard – Peace (2018) 



Banda sueca en la misma vena que Witchcraft o Priestess, con un claro toque Cream, explora más el lado profano, con furia y devoción pagana; en el fondo es el resurgimiento del rock clásico, regresar al origen del mito. Quinto disco de esta banda, que había anunciado su retiro y luego su regreso, en esas diatribas complicadas entre miembros de un mismo grupo; rencillas, peleas, choque de egos, los mismos problemas que enfrentan todas las bandas. Y bueno, este disco, suena bien, pese a enmarcarse en un género, Grayard tiene un sonido muy propio y es lo que le falta definir a las bandas nuevas. Hay tres cosas que siempre he disfrutado de la música: una buena sección rítmica, un buen vocalista y buenos solos de guitarra. Esta banda cumple plenamente con esas características; tal vez no sea su mejor disco, pero es representativo del tiempo en el cual vivimos, una generación que mira con nostalgia a las bandas que iniciaron todo este desarrollo musical, toda esta demencia auditiva. Volver a la fuente, para crear algo nuevo. El rock, no es una moda, nunca la fue; es un estado de ánimo del cual se desprende toda esa exploración de la decadencia humana, en géneros cada vez más pesados y turbios, extremos en todos sus matices. Arcano y siniestro, y en las sombras el diablo sonríe complacido.  

sábado, 7 de julio de 2018

Ghost - Prequelle (2018)


Fenómeno pop de la década; esta banda demostró que puede llenar estadios y hacer que diez mil personas coreen al unísono el nombre de Satanás. Es subversivo y revolucionario. Lo que siempre me atrajo, fue la parafernalia satánica, aunque se ha ido suavizando con el tiempo, y eso me pone un poco incómodo; de algo oscuro y macabro pasamos a algo cuasi pintoresco, similar a la evolución de Kiss y sus trajes arlequinescos. Máquina para producir dinero, es sin duda un éxito comercial sorprendente y uno de los mejores espectáculos, hoy en día. Roto el misticismo, dada la demanda legal de los otros miembros de la banda, al líder y compositor, Tobias Forge, algo de su encanto natural se perdió y Ghost dejó de ser una pequeña atracción, para convertirse en cabeza de lista, embarcándose en una gira triunfal por los Estados Unidos de América. 


La banda ha cambiado, suena y se ve distinta; el nuevo guitarrista hace muy bien su trabajo, la batería tiene más cuerpo y los teclados ahora destacan; hay mayor juego escénico, sin su túnica papal, Forge tiene más flexibilidad en el escenario, aunque el Cardenal no tiene tanto carisma como el Papa. Aunque probablemente se trate de la mejor formación de la banda. Pese a todo, creo que su principal atractivo era esa imagen siniestra, los monjes encapuchados y el Papa diabólico, tocando canciones de rock con su ligero tinte pop. El objetivo de la banda y de Forge, siempre fue ese, romper en el mercado del norte; lo han logrado. 


El disco suena muy bien, pero no es mejor que los anteriores. Me gusta el concepto, esa reflexión sobre la muerte que encaja bien en esa idea de la precuela. Si el primer disco, narra los ritos e invocaciones que anuncian la llegada del anticristo, este disco se concentra en la muerte; vender tu alma al diablo y rescatar a la mujer que amas, siendo un tópico de la narrativa romántica. Creo que al disco le cuesta despegar y cobra fuerza con Miasma y culmina de manera gloriosa con Life Eternal. Hubo mucha expectativa, después del golpe demoledor de Meliora, con sus seductores toques progresivos, mas ahora la banda da un giro hacia un rock más ochentero destinado a producir éxitos. Si bien tiene grandes momentos, se queda un poco plano y no llena las expectativas. Pero confirma un hecho, Ghost es una fenómeno de masas y recién está despegando. 



miércoles, 4 de julio de 2018

Recomendaciones primer semestre del 2018 (George)

Para un grupo de cuarentones con demasiadas obligaciones laborales, a veces es un poquito complicado encontrar el tiempo suficiente para escribir y compartir esa afición que nos une: explorar los vericuetos de la decadencia humana, sensaciones y reflexiones, convertidas en música. Razón suficiente como para tratar de encontrar nuevos colaboradores, en esta pequeña aventura. Sumándome a mis compañeros y siguiendo el formato establecido, aunque es ligeramente escueto y algo enigmático, presento mis sugerencias que reflejan mis estados de ánimo, como decía el Dieguex, mis obsesiones siempre latentes, mis gustos fluctuantes y variados, mi tozudez al escribir. Entre el torrente colosal de música nueva, es un poco difícil seleccionar elementos sin caer en las repeticiones de siempre, la comodidad de seguir a las mismas bandas o a los mismos géneros que nos procuran bienestar y sosiego. Es la era del cambio, y de cuando en cuando, es necesario salir de nuestra zona de confort.  




Unreqvited - Stars Wept to the Sea
Depressive / Atmospheric Post-Black Metal - Canadá


Inquinamentum - 8342
Progressive Black Metal - Inglaterra 


Wolftooth 
Heavy/Doom/Rock - Estados Unidos (Indiana)


My Deathbed 
Depressive Black Metal - Grecia


Wombripper - From the Depths of Flesh
Blackened Death Metal - Rusia 


Mos Generator - Shadowlands 
Doom/Hard Rock - Estados Unidos (Washington)


Monolithe - Nebula Septem 
Melodic Death - Francia


Pan - The Boreal Cost 
Progressive Death/Doom Metal - Estados Unidos (Michigan)


Naxatras - III
Hard Psychedelic Rock - Grecia 


Philip H. Anselmo & The Illegals - Choose Mental Illness as a Virtue
Sludge/Groove Metal - Estados Unidos (Luisiana)


Ghost - Prequelle 
Satanic Pop Rock - Suecia


Freedom Hawk - Beast Remains
Stoner/Doom Metal - Estados Unidos (Virginia) 


Infadus - Intra Nether
Progressive/Melodic Death Metal - Georgia


Violet Cold -  Sommermorgen Part III: Nostalgia
Experimental One Man Band - Azerbaiyán


 Messa - Feast for Water
Scarlet Doom - Italia



Recomendaciones de la primera mitad del año 2018 (Machi)

Ante la imposibilidad de haber podido escribir algo este año, mi alejamiento momentáneo de los abismos es simplemente incapacidad de poder seguir expresando por escrito lo que la música me transmite, enseña y gana. En todo caso la música sigue ganando, que bien que sea así…

En este contexto falto de palabras, dejo acá los discos que más me gustaron y por ende los que más escuche en estos 6 meses. Sin orden alguno todavía, aunque ya varios bien perfilados y otros a la espera de llegar a fin de año… y faltan 6 meses más…



Amorphis - Queen of Time


Rivers of Nihil - Where Owls Know my Name


Alkaloid - Liquid Anatomy


Primordial - Exile Amongst the Ruins


Miracle - The Strife of Love in a Dream


Tribulation - Down Below


Lychgate - The Contagion in Nine Steps


Messa - Feast for Water


At the Gates - To Drink From the Night Itself


Ihsahn - Amr


Preoccupations - New Material


Tomb Mold - Manor of Infinite Forms


Voices - Frightened


Black Salvation - Uncertainty is Bliss


Split Cranium - I'm the Devil, and I'm Ok



lunes, 2 de julio de 2018

Recomendaciones primer semestre del 2018 (Dieguex)

Ya vamos en medio año y a estas alturas ya hay un montón de discos que se van perfilando. 

Una vez más, estos Tops, son en cierta manera un reflejo de lo que somos y de lo que nos mueve. Un reflejo tal vez, de los estados del ánimo por los que estuvimos pasando en estos meses. A veces arriba, a veces abajo. Y como bien decía el Sebas, aquí seguimos dándole, buscando y tratando de entender el sentido y un por qué… Y aferrándonos a la música con todo, como un vehículo para, en ciertos instantes y momentos… trascender! 

La selección de discos que les presento, resultan ser más que un Top, una recomendación de discos. En resumidas, los discos que más he estado escuchando en lo que va del año y que vale la pena compartirlos. 

Espero que los disfruten: 

Alkaloid - Liquid anatomy (Alemania)


Craft - White noise and Black Metal (Suecia)


Dark Buddha Rising - II (Finlandia)


Ehecatl - Rites of ascension Phase II (Estados Unidos)


Funeral Mist - Hekatomb (Suecia)


Grayceon - IV (Estados Unidos)


Gruesome - Twisted prayers (Estados Unidos)


Hiidenhauta - 1695 (Finlandia)


Ivar Bjørnson & Einar Selvik - Hugsjá (Noruega)


Judas Priest - Firepower (Inglaterra)


Pestilence - Hadeon (Holanda)


Primordial - Exile amongst the ruins (Irlanda)


Sentient Horror - The Crypts Below (EP) (Estados Unidos)


Thou - The house primordial (Estados Unidos)


Wolvhammer - The monuments of ash & bone (Estados Unidos)