martes, 10 de mayo de 2016

Recomendaciones Breves

Para esta nueva y tercera entrega del año de pequeñas recomendaciones, tengo para compartir 4 variados nuevos discos interesantes que han ido saliendo este 2016, año que se perfila como muy bueno por el momento.

Reptilian – Perennial Void Traverse (2016)


Uno de los movimientos que más atención y seguimiento he realizado en los últimos años, ha sido este “resurgimiento” del death sueco/noruego clásico combinado con nuevos elementos progresivos y justamente de una “nueva escuela” de bandas como Tribulation, Obliteration, Morbus Chron (RIP), Execration, que con sus excelentes discos han afianzado de la mejor manera una vez más, al death escandinavo.

En esa línea y para quienes como yo estén interesados en seguir descubriendo bandas del mencionado estilo, debemos sumar una joven banda noruega que este año acaba de sacar su disco debut, Reptilian. Este “Perennial Void Traverse” contiene 6 canciones de larga duración que se convierten en odas a la muerte y a cultura azteca; donde estos músicos demuestran toda la escuela a la que pertenecen y al mismo tiempo aportan con sus propias ideas a este maravilloso “resurgimiento”.


Head of the Demon – Sathanas Trismegistos (2016)


El dúo sueco de los Head of the Demon, dedicados de lleno al culto de la oscuridad, lanzaron este año su segundo disco, a través de los Ajna Offensive. Un disco de dark metal sorprendente, donde en sus 6 temas con un promedio de 7 minutos de duración, desarrollan elementos del doom, del heavy y del black amalgamados de manera sencilla, una manera que se hace difícil dejar de escuchar. Cada riff y cada melodía proveen una atmósfera simple pero densa, casi como un aura oscura del disco, donde la energía es fuerte e hipnótica, haciendo que escuchar el disco sea toda una experiencia.


Terminus – Safe Travels, See You Never (2016)


 Terminus es una banda joven proveniente de Arkansas que muy en la vena de los excelentes Moon Tooth, han logrado elaborar un disco con una musicalidad e instrumentación sumamente intensa y asombrosa; con claras influencias de bandas como Mastodon, Baroness y en cierta medida Dream Theater… las 10 energéticas canciones que componen el disco se presentan con un aire sorprendente, los elementos progresivos dominan los cambios de ritmos y la pesadez de las melodías.
 
Pero la clave de esta banda está en la voz de Julian Thomas, quien además es uno de los guitarristas, y que tiene un timbre muy particular, similar al de Geddy Lee de Rush y en menor medida a la de Gavin Hayes de los Dredg y puede que a muchos rockeros haga que las cosas cambien para mal. En mi caso, ya acostumbrado a la voz, realmente creo que este disco es bueno, y puede colocar a la banda entre una a seguir.

   
Messenger – Threnodies (2016)


Banda londinense compuesta por Khaled Lowe (Guitarras/Voces); Barnaby Maddick (Guitarras/Voces); Jaime Gómez Arellano (Batería/Percusión) gran productor colombiano de bandas como Oranssi Pazuzu, Ulver, Primordial, Solefald, Paradise Lost, Ghost, solo por nombrar a las grandes…; Dan Knight (Guitarras/Teclados); y James Leach (Bajo); que acaban de sacar su nuevo y segundo trabajo.

Messenger toca una mezcla entre prog, blues, hard rock, doom, y rock clásico, convirtiendo este “Threnodies” en un disco muy particular, y que puede alegrar a más de un fan de bandas como Anathema, Porcupine Tree e incluso Pink Floyd. Melodías, ritmos, letras muy trabajados, para lograr tranquilidad para quien se adentre en el disco.


En definitiva uno de los discos que más he disfrutado en lo que va del año.  



lunes, 2 de mayo de 2016

Darkestrah - Turan (2016)


Para los que al igual que yo no podrían situar Kirguistán con exactitud en el mapa, aquí les doy una ayuda.

Se encuentra en la zona de Asia Central conocida justamente como Turan, título del disco. Kirguistán formó parte de la Unión Soviética y es un país caracterizado por sus paisajes montañosos y desérticos, nación sin salida al mar y poseedora de una fuerte cultura ancestral. Cualquier parecido con nuestra realidad es coincidencia.

Entre la nostalgia y la fuerza, Turan, está estructurado por seis canciones largas que bordean los 8 minutos en promedio, lo que tal vez puede llegar a incomodar a los más impacientes.

One With the Great Spirit” comienza con el folklore que funciona como espejo de la Naturaleza, un relato en lengua local desemboca en un arrebato de tensión y contra-tensión musical. Las imágenes que se invocan son poderosas. Uno puede notar que este no es el típico disco de black metal, la producción es sorprendentemente cristalina y los teclados forman parte importante beneficiando a la atmósfera y permitiendo a los demás instrumentos alterar la percepción.

Erlik-Khan”, título de la segunda canción, fue el primer ser humano creado por el buen Dios Bai-Ulgan. Erlik-Khan por soberbia revelase contra Ulgan, por lo que fuese castigado y enajenado, constituyéndose en una especie de Dios de la Muerte ¿Suena similar a un mito conocido no? Tengo que mencionar aquí que Darkestrah tiene un nuevo vocalista alemán para este disco y vaya que tiene fuerza.

Magníficos teclados revelan armonías como en la primera mitad de “Conversations of The Seer” (Seer = Vidente). En cambio en “Gleaming MadnessDarkestrah se sirve de afiladas guitarras para apuntalar hacia esa “reluciente locura” que te envuelve. Mientras que en “Bird Of Prey” resalta la utilización de los toms de la batería, instrumento que nos entrega ritmos acompasados, en una canción que casi podría ser descrita como hermosa. Al igual que “Erlik-Khan”, termina con violines y un entorno de viento invernal que sirve de transición hacia la última canción, “The Hidden Light”, confirmando que los Darkestrah poseen un excelente sentido de la melodía.

Queda claro que me siento más cómodo e inclusive me identifico más con este disco, que por ejemplo con discos de bandas de extrema derecha de Europa del Este, pese a que la mayoría de sus rasgos estilísticos están aquí. Turan contiene un explícito trasfondo chamanístico, puro y atávico. Es más, para los que vivimos en Los Andes, se nos hará poco trabajo dibujar puentes hacia algunas sensaciones que el disco contagia y más bien ya sería hora de que más bandas aprendan a globalizar su cultura a través de discos como este ¿No es gracias al metal y sobre todo al black metal hoy en día, que la música ancestral se mantiene viva, evoluciona y se exporta al mundo?



miércoles, 27 de abril de 2016

Sunwølf – Eve (2016)


¿Escocia? Extensas praderas húmedas, con un clima templado a frío en las tierras bajas. Una isla, con numerosos lagos, y de ellos, indudablemente el Lago Ness es el primero que se nos viene a la memoria.

Si, Escocia. Y resulta curioso que después de revisar en mi material y además realizar una búsqueda por el internet, caigo en cuenta que prácticamente no tengo ni una sola banda escocesa y de hecho creo que tampoco hay bandas escocesas muy conocidas en la escena mundial. Por ello, este disco, realmente fue una gran sorpresa para mí y más aún, teniendo en cuenta que este ya es el cuarto álbum de esta banda.

En estos tiempos, resulta casi imposible crear estilos nuevos, existen muy pocas bandas que sean completamente innovadoras. Por tanto, el resultado es que en general, una buena parte de las bandas nuevas que escuchamos, sea cual sea el estilo, o resultan ser copias de algún estilo estancado hace décadas sin ninguna intención de salir del molde preestablecido, o por el contrario son bandas que tratan de crear algo nuevo, resultando ser híbridos medio eclécticos que a la larga, están plasmando sus influencias, dándoles una identidad propia.

Sunwølf, es una banda que va por esta segunda línea. Por ello, este disco es un tanto novedoso. Básicamente, es ambient-post entretejido con muchos otros estilos. Y como comentamos siempre en el Abismo, el ambiente también te determina.

Eve, es un disco que en cierta manera, es un reflejo del entorno de donde proviene esta banda. Fieles a su tradición geográfica, este disco es totalmente nostálgico, es contemplativo, es frío, es como si se tratara de una catarsis, una extensión del espíritu para conectarse con su tierra, con sus orígenes, con su esencia.

Yendo a lo musical, tenemos toda esa música ambiental como hilo conductor, pero con algunas influencias del post-rock bien marcadas, más que nada en las atmósferas que se van creando a lo largo del disco. Las primeras canciones por ejemplo, van en una onda más post blackera, que recuerdan mucho a Alcest, Lantlos o a los mismos Deafheaven.

Después el disco se va soltando más, se va poniendo más acústico y ambiental, hasta que llega precisamente al tema Eve, que es la canción más introspectiva del disco. Y de allí para adelante, el panorama vuelve a cambiar. Las últimas canciones van rozando el doom, pero en un estilo muy peculiar, que sin embargo recuerdan mucho a Earth, principalmente por esa repetición de melodías.

En resumen, un disco interesante y diferente, que fusiona diferentes estilos contemporáneos, adaptados a un propio contexto. Todavía es muy pronto para ver si se perfila como para el top del año, pero en todo caso, es un disco que no defrauda en una primera escuchada.




sábado, 16 de abril de 2016

Tragedias en conciertos: razones y prevención

Con motivo de recordar los acontecimientos en el concierto de la banda de culto Doom en Santiago de Chile me gustaría discutir este desastre e incidentes similares y por qué suceden relativamente seguido, sobre todo en Sudamérica. Hace un año en este concierto, cinco personas murieron y muchos resultaron heridos. ¿Cuáles son las causas comunes entre estos y cómo se puede prevenir mejor estas tragedias en el futuro? Por último, nos gustaría a todos vivir nuestra subcultura sin temer por nuestra salud o nuestras vidas.

En primera instancia se menciona que el concierto iba a ser cancelado porque el promotor tendría otras tendencias políticas a las de la banda, la segunda organización canceló el concierto unas semanas antes y el organizador final tomó la fecha para evitar que esta se caiga  La controversia creció más aún, cuando las investigaciones apuntaron como culpables a fanáticos que querían ingresar gratis y que días antes hicieron un llamado a través de las redes para provocar una avalancha. Un video crucial muestra como más de un centenar de personas (la policía señaló que estaban bajo los efectos del alcohol) aprovechan un par de incidentes en la única puerta para entrar frenéticamente. Además se señala problemas con el lugar que era un sótano, habían más personas de las permitidas y la falta de salidas de emergencias.  A la bajista de la banda telenonera le llegó un botellazo en la cabeza, y cuando Doom empezó a tocar ya los bomberos y la policía hacían su eminente entrada, el concierto no pudo terminar porque ya habían heridos.

Uno de los miembros de Doom, comentó: "Si estos fans fueron los culpables, dejan una mancha de mierda en la escena punk y generan una distorsión masiva de esta música. Ellos son los fascistas y matones. ¿Qué seriedad pueden inspirar estos imbéciles que salen a asaltar un lugar en masa y de forma violenta? Ellos sólo piensan en sí mismos, en su arrogancia. Son los enemigos del punk y de lo que promovemos en nuestras letras. ¿Estas personas realmente creen que vamos a tocar gratis después de atravesar la mitad del mundo? Los precios eran muy razonables, no es como si estuviéramos estafándolos. Estos idiotas viven en una realidad donde creen que tienen derecho a todo de forma gratuita y que nada en este mundo cuesta dinero. Aunque siempre parecen tener plata para comprar alcohol."

Entre muchos que culpan a estos "anti-sistema", justificando que son punks, que no valoran el trabajo de las productoras/bandas y quieren todo gratis, los que piden más seguridad para controlar, los mismos punks que culpan a terceros para no ser todos discriminados, otros incluso culparon a la banda con sitios "Anti-Doom", a lo que la banda añadió: "han habido viles mentiras y campañas de odio, atacándonos en un intento de culparnos por lo sucedido. Esto ha incluido los intentos de algunas personas codiciosas y deshonestas acosándonos y mintiéndole a familias afectadas, fingiendo que estaban relacionados con quienes murieron, o recaudando fondos en cuentas falsas sín intención de compartir el dinero conseguido con las familias afectadas." Solo se sabe de cinco imputados por esta tragedia, entre ellos el organizador, quien cambió el lugar previamente anunciado, y de quien se rumorea además que canceló con anterioridad otros shows y no devuelve entradas, como tambien el administrador y los propietarios del lugar.

Una escena local que ya tuvo experiencias de avalanchas humanas, donde además existe un estricto control de los asistentes a eventos masivos y que por otra parte deja sin lugares apropiados a muchas otras bandas underground, productoras y sus pequeños eventos.

El efecto Cromañón (Argentina)

Es importante también recordar el incendio producido en República Cromañón en Buenos Aires, el 30 de diciembre de 2004, donde tocaba la banda Callejeros. Siendo una de las mayores tragedias en Argentina, que dejó un saldo de casi 200 muertos y al menos 1400 heridos. El local autorizado para 1000 personas, contaba ese día fatídico con más de 4000 y un sin fin de faltas graves de seguridad.

Posterior a este grave incidente, se produjo el cierre masivo de muchas discotecas y espacios cultulares sin planificar otros daños colaterales. No solo la banda sino la escena local en general estaban acostumbrados a ver a fanáticos que ingresaban con pirotecnia en los shows, de hecho esto sucedió antes en aquel lugar. Siguieron años de batallas legales en contra de los organizadores, propietarios del lugar, gente de la policía coimeada para controlar, la banda, etc. y solo se ha llegado a dejar en claro la falta que hace supervisar este tipo de eventos, sin de por medio solo velar por los intereses de algunos.

Muchas personas reclamaron masivamente no solo para defender al grupo Callejeros que fueron señalados como parte de los culpables, sino incluso estas protestas tuvieron influencia en las determinación de políticas por parte de las autoridades.

La experiencia en Bolivia

Más de una vez fui testigo de la euforia grupal de querer entrar gratis a un concierto. Cuando bandas conocidas llegaban a La Paz y donde las entradas según varios no estaban a su alcance, si era necesario podían incluso romper la puertas. Para conciertos pequeño o de bandas locales esto simplemente se reducía a pedir al organizador bajar el costo de la entrada o cobrar un monto simbólico a todo un grupo.

Experiencias de sentir que moriría aplastada en algún mosh casi nunca las viví pero quizás la vez en que si sentí miedo, debo admitir, fue en el concierto de Destrution y Kreator en Cochabamba, el 28 de agosto de 2002. Lo organizaron en unas canchas de beach volley donde la única barrera entre el escenario y la calle era una escualida malla metálica. Cuando Destruction tocaba, gente de afuera empezó a tirar piedras a lo que se encontraban dentro, escuché el rumor de que el vocal de Kreator dijo algo como "Déjelos entrar yo pago" lo que creo es una exageración pero llegado el momento derribaron la malla y/o la seguridad que muchos entraron tan a la mala que acabé con la marca de zapatilla en la espalda, por suerte no acabó en mayores.

La tragedia en el Club Colectiv (Rumania)

Poster del evento en la entrada del  
Club Colectiv [Foto de Gsvadds; CC-BY-SA]
Seis meses después, el 30 de octubre pasado, la banda local Goodbye to Gravity presentaba de manera gratuita su nuevo disco en el Colectiv Nightclub de Bucarest. Más de 60 personas murieron (incluidos casi toda la banda) y otras 150 quedaron heridas. Sin el debido criterio para su uso ni las condiciones del ambiente, las llamas de unos juegos pirotécnicos utilizadas por la banda para su show, alcanzaron la espuma acústica inflamable. Habían unas 400 personas (solo tenía autorización para 80 sillas), el lugar se transformó literalmente en un infierno donde debido a la desesperación de la gente y solo a una salida de emergencia, muchos aspiraron los gases tóxicos y/o perecieron debido a la gravedad de sus quemaduras.

Este suceso es considerado uno de los peores en aquel país debido a la gran cantidad de muertes, además de que muchos heridos fueron transferidos a hospitales en otros países. Posteriormente, se realizaron protestas en masa para denunciar la corrupción que envuelve a este suceso donde el primer ministro del país tuvo que renunciar. Los propietarios del club fueron arrestados por homicidio negligente, como datos se considera que en el contrato se obligaba a la banda a llenar el lugar con al menos 400 personas, para justificar el consumo en el bar, de no ser así deberían pagar unos 500 euros por el alquiler.  Se comprobó además la falta de control de este tipo de espacios para conciertos, por parte de autoridades locales.

El incendio de invierno en el Station Nightclub (EEUU)

Otro evento parecido, sucedió la noche de invierno del 20 de febrero de 2003 en el Station Nightclub en la pequeña ciudad de West Warwick en Rhode Island. El fuego fue causado por fuegos pirotécnicos encendidos por el tour manager de la banda principal de esa noche Great White, donde murieron unas 100 personas y más de 200 resultaron heridas. El techo del lugar, prácticamente de madera ardió tan rápido que la gente no tuvo el tiempo necesario de reaccionar y escapar del lugar.

Problemáticas similitudes

De todo lo anterior podemos mencionar características similares: licencias de funcionamiento caducas o autorizadas con irregularidades, falta de salidas de emergencia o bloqueo de las mismas, de señalización de salidas de emergencia, de extintores o su mal funcionamiento, capacidad de personas mayor a la autorizada, uso de material inflamable como esponja acústica y uso indebido de pirotecnia de exteriores en ambientes cerrados.

La pirotécnia forma parte quizás de costumbres urbanas en algunos lugares. Por mi experiencia aquí en Alemania, solo podría mencionar algún festival donde vi su uso, generalmente voy a conciertos pequeños así que eso no se ve.

Solidaridad entre artistas de diferentes géneros musicales

En el caso de Doom, la banda organizó eventos y otras actividades para recaudar fondos además de otras actividades y contribuciones donde lograron reunir alrededor de 7 mil dólares para las víctimas y sus familiares. La banda esperó mucho tiempo para que que una cuenta oficial en Chile sea abierta, para que sea ahí donde justa y honestamente lleguen sus contribuciones.

En Argentina muchos se solidarizaron con esta tragedia, produciendo canciones en memoria de los fallecidos e incluso documenales sobre lo ocurrido.

En Rumania artistas como el conocido Costin Chioreanu se solidarizó, de igual manera, lanzando un compilado a través de Bandcamp para que lo recaudado sea entregado a algunas de las víctimas.


La situación en Alemania

En Alemania existen regulaciones muy estrictas contra incendios. Deben existir varias rutas de escape y estar siempre libres para evacuar el lugar en pocos segundos. Los materiales por ejemplo de muebles o los del escenario, deben ser resistentes a las llamas. Estas reglas son estrictamente controladas por las autoridades, que de lo contrario suponen fuertes multas de dinero o el retiro de la licencia de funcionamiento del local, es decir, su clausura.

La corrupción en estos casos, se podría decir no existe, al menos no para pequeños o medianos eventos. Sin embargo, en 2010 en Duisburg donde se realizaba una versión del conocido festival de tecno Love Parade, esta vez en una área delimitada por mallas, hubo una pánico colectivo debido a las pequeñas vías de escape donde 21 personas murieron y 541 resultaron heridas. Hubo errores en la planificación del evento, en la cual quedan implicados los organizadores y  autoridades de la ciudad, que aprobó el festival. Pero también al fracasó de la policía cuyas declaraciones falsas durante el desastre, hicieron que la situación se deteriore aún más. La fiscalía de Duisburg en febrero de 2014 puso la demanda en contra de 10 personas, pero el tribunal de distrito la rechazó mediante una resolución del 30 de marzo de 2016, antes de que comience el juicio. ¡Es decir que los culpables no son castigados hasta ahora! En un servicio conmemorativo, la banda de metal Axxis tocó su canción "21 Crosses".

Lugar de la tragedia en Duisburg [Foto de Beademung; CC-BY-SA]
Los requisitos para los festivales, posteriormente, se hicieron aún más estrictos y más burocráticos, por lo que algunos pequeños festivales ya no se llevan a cabo debido a que la burocracia es demasiada cara. Por un lado existe ahora una pérdida de la "Cultura del miedo" a que se pueda repetir un desastre de esta naturaleza pero por otro lado, muchos eventos no son peligrosos y por muchos años no hubieron accidentes de esta naturaleza.

¿Quién es entonces el responsable?

Graffiti en Buenos Aires
Es evidente que existe mucha corrupción y no solo en Sudamérica. Por eso es necesario no solo que las autoridades locales, los propietarios de los espacios y los organizadores de los conciertos, tomen conciencia de que todo lugar que es utilizado para realizar eventos públicos, debe contar con los debidos factores de seguridad y cuyas licencias deberían ser regularmente actualizadas.

Todos deben tener conocimiento de sus responsabilidades. Incluso bandas que deberían ocuparse de ensayar más y mejorar sus propio rendimiento y no pensar que elementos extras en el show pueden atraer más que su talento y el público que debe respetar las condiciones, el trabajo realizado por todos, al prójimo y apoyar la escena. De una vez por todas mucha gente debe entender que organizar un concierto no es de ninguna forma algo gratuito, y que mucha gente invierte ya sea dinero y/o tiempo para que se pueda realizar.

Muchas veces prefieren ahorrar dinero, a costa de poner en riesgo la vida de las personas. Los lugares que no son aptos para este tipo de eventos, deberían ser también denunciados tanto por aquellos que los visitan (en su mayoría jóvenes), los vecinos y las mismas bandas que al final de cuentas, acaban trabajando para que el dueño pueda justificar el alquiler o el organizador su inversión.

Los intereses deben ser consensuados de manera de no hacer las condiciones tan estrictas y que por consecuencia no haya más festivales o conciertos. Como personas se debe considerar siempre que existe un cierto grado de riesgo que no depende de nosotros, es parte de la vida. Pero hay que tener presente que este debe ser lo mínimo posible y aún así permitirse que la diversión en la vida. La adecuada gestión de riesgos es un tema importante en la actualidad.
"El rock no mata" [Foto de Gsvadds; CC-BY-SA]
La burocracia por tanto, no siempre es una carga innecesaria, más aún en el caso de los organizadores incompetentes o irresponsables donde se necesita una importante herramienta de protección para la seguridad del público y la banda. La anarquía sólo funcionaría cuando todas las personas asuman estas responsabilidades importantes, siempre y cuando estos incidentes no sucedan de otra forma hay que aprender a lidear con la burocracia.

Es importante que las reglas burocráticas sean lo suficientemente rigurosas para proteger a las personas pero si son demasiado estrictas, la cultura sufrirá debido a estás. Por tanto, las normas deben ser aplicadas a través de un control eficaz. En este ámbito, la corrupción y la negligencia acaban matando personas!.

Se espera de alguna forma, que este tipo de tragedias no se repitan y por lo mismo es importante compartir las terribles experiencias del pasado. Este post está dedicado a todos aquellos que perdieron su vida por solo querer disfrutar de la música que más les gustaba. Todos deberían tener este mismo derecho y el de estar seguros al hacerlo.

martes, 12 de abril de 2016

Cantique Lépreux – Cendres Célestes (2016)

Hace unos pocos años tomé conocimiento de la movida blackmetalera de Quebec. Escena caracterizada por contener una abundante cantidad de bandas interesantes en el estilo, que en general están obviamente influenciadas por el sonido escandinavo, pero a su vez determinadas por sutiles peculiaridades. El ejemplo más conocido es la banda Forteresse y su clásico debut Métal Noir Québécois (2006).


Diez años después tenemos un debut que es una nueva muestra de calidad de esta escena ¿Cuáles son las virtudes o los elementos que le dan valor agregado a Cendres Célestes? Pues para empezar, el mismo hecho que le da valor a su entorno. Por ejemplo, como ustedes saben el francés es el idioma que predomina esa región canadiense. Personalmente desde que escuché Mortifera (Fra) hace una década más o menos y luego claro los proyectos de Neige, este idioma me reveló una nueva faceta del black metal. El francés extirpa una versión más artística de la mezcla -de angustia y misticismo- promulgada por el estilo. Entonces, para dejar claro el punto; la identidad de este disco pertenece específicamente al “métal noir québécois”.

Sin embargo, más allá del enraizado marco escénico de esta banda, encuentro influencias en Cendres Célestes, generalmente actuales y globales, como cierto aire que hace pensar en los últimos discos de Mgła (Pol) por ejemplo o un sonido reminiscente a Winterfylleth (Eng) en la producción épica. Esta actualidad los encamina en el despliegue de sus primeras atmósferas propias y definitivamente siniestras, destellos que señalan un futuro brillante.

Ya entrando al detalle encuentro pequeñas finezas como el frío solo de guitarra al final de Transis o el hecho de que los sintetizadores de la última canción recuerden al black metal sinfónico de finales de los 90's en una versión fascinantemente actual. La contemplación y la estridencia están perfectamente balanceadas en este álbum, incluyendo la vigorosa y grave (para estándares blackmetaleros) voz que potencia los tremendos arrebatos de melodía.

La suma de estos elementos genera la sinergia a la que toda banda aspira. Hay mucho que disfrutar en este pequeño debut y finalmente me recuerda por qué somos fans de este fantástico estilo de música llamado Black Metal o en este caso, Métal Noir.


sábado, 9 de abril de 2016

Graves at Sea – The curse that is (2016)


En lo que va del año, este es uno de los discos que más me gusto. Yo ya había escuchado un adelanto de ellos en uno de los blogs amigos del Abismo, así que estaba esperando con cierta expectativa la salida de este disco.

Este cuarteto norte americano, ya es una banda antigua, reverenciada como una banda de culto dentro de la escena underground; de hecho, ya cuenta con algunos splits y demos que datan de principios del 2000 y un EP del 2014, y sin embargo este es su primer LP en lo que va de su carrera.

Y lo cierto, es que no me decepcionó. Se nota de lejos, que Graves at Sea es una banda experimentada, es muy sólida y compacta, pero sobre todo, es contundente. A lo puntual, este disco es uno de los discos más pesados que he escuchado en lo que va del año.
Musicalmente, es algo cercano al doom y al sludge. Pero es más duro y más pesado. En algo me recuerdan a Mastodon en sus primeras épocas, más que nada por los riffs, y en algo también a Neurosis, creo que más por la intensidad.

Aparte de ser pesado, es durísimo. No dan tregua, es riff tras riff, palo tras palo. Además este disco, es ponzoña pura, es bilioso, es muy corrosivo. Y esto, básicamente por la forma de cantar del vocal, que no es para nada gutural, sino no más bien chillón y visceral, lo que le da al disco un aire más bien oscuro y siniestro, hasta vil o malvado si vale la aclaración.

Y es que es eso, este disco nos transporta a parajes siniestros en lo profundo de los bosques, donde además, se lleva a cabo una oscura ceremonia. Eso es este disco… un ritual.


Pero bueno, volviendo a la música, al mejor estilo doomero, que en esencia eso es lo que es este disco, este es un doom, aderezado con varias otras cosas, de manera muy sutil hay cositas de sludge y también hay algo de heavy por ahí. No sé, pero en esto último, en algo me hace recuerdo a Maiden, obviamente no como estilo musical, pero si en algunas melodías y principalmente en como suenan las guitarras; por raro que parezca, me recuerdan mucho a como sonaban las violas en el Piece of Mind. La parte acústica y más melancólico también está presente, Luna lupus venator, es el ejemplo, que además de guitarras acústicas, incluye chelo. Esta es el tema corta venas del disco.

Ahora, lo malo que le encuentro al disco, es que básicamente es un poco monótono. Fiel al doom, es duro, pesado y bien cadencioso, pero prácticamente no se aleja mucho de una estructura básica y bien definida. A ello, el disco tiene solamente 8 cortes, además bastante largos, que hacen que el disco se haga por momentos, un poco largo e incluso pueda llegar a saturar.

Pese a todo esto, este no es un disco para nada malo. Pero requiere su tiempo para poder digerirlo y asimilarlo. No es fácil, pero cuando te entre lo disfrutas de maravilla. Ya veremos si termina de asentarse y estar presente en el top de fin de año.





miércoles, 30 de marzo de 2016

Breves Recomendaciones – Death Metal

Para esta nueva entrega de breves recomendaciones, tengo preparado para ustedes 4 discos de bandas que tocan death metal, unas más experimentales que otras, pero con el Death como género madre.

Howls of Ebb – Cursus Impasse: The Pendlomic Vows (2016)


De entrada con el disco más extraño y sorprendente de los cuatro, una rareza total. Ya hace un par de años intentaría yo entrar al extrañísimo mundo de estos californianos, a su primer disco “Vigils of the Third Eye” del 2014, sin resultados más que de choques directos contra muros cuasi impenetrables en ese momento… Sin embargo, para este nuevo disco y luego de leer un par de revisiones muy favorables de este Cursus Impasse, debo decir que estos Howls of Ebb deben estar tranquilamente entre las bandas de death/black más curiosas que hay en este momento.

Su mezcla de estilos, pero principalmente de variados elementos, hace que el sonido de sus discos sea como una oscura fuerza devoradora. La manera de componer y armar los temas de sus discos de manera disonante y llenos de progresiones dignas de las mejores sustancias controladas, hacen de este disco toda una experiencia ecléctica pero sumamente oscura.
    
Mención especial para la portada del disco dibujada por Agostino Arrivabene, que fácilmente está entre las mejores del año. Un disco que definitivamente no será para todos, pero para aquellos que lo logren estará entre lo mejor de lo mejor.


Deviant Process – Paroxysm (2016)


El disco debut de estos canadienses posee una tecnicalidad asombrosa, de la escuela de bandas como Martyr, Augury, los mismos Gorguts; este disco se adentró entre los discos que van dando vueltas en mi aparatus de manera regular en estas últimas semanas con todo su arsenal.

Cada uno de los 4 miembros de la banda, tienen una calidad musical de escuela, es realmente asombroso lo que pueden lograr uniendo sus conocimientos y habilidades. Death metal técnico y progresivo de primera; muy impresionante y obviamente recomendado.


Horrified – Of Despair… (2016)


Acá las similitudes o mejor dicho, las influencias de la banda saltan a la primera escuchada, Edge of Sanity, Dismember, Dissection, y con mayor claridad los poderosos Horrendous, son directos culpables para que estos cuatro ingleses hayan sacado un álbum de estas características, más aun teniendo en cuenta la participación de Damian Herring, guitarrista y vocal de los mencionados Horrendous en la mezcla y masterización del disco.

El disco, a lo largo de sus 8 temas, despliega diferentes elementos históricos del mejor death metal en diferentes versiones y momentos; melódico, sueco, gringo, etc., se entremezclan para estructurar este Of Despair… Un buen disco, que coloca a los Horrified como una banda que en el futuro puede dar mucho de qué hablar.


Nucleus – Sentient (2016)


Finalmente, Nucleus, banda de Chicago que en este su debut mezclan de excelente manera  temas de ciencia ficción, death metal de la vieja escuela, pero también con elementos modernos, muy en la vena de bandas como Demilich, Atheist, Timeghoul, etc. Un disco que ejerce como una pantalla por la cual se puede apreciar la evolución y desarrollo del death…

Otra mención especial a la magnífica portada del gran Dan Seagrave



martes, 22 de marzo de 2016

Hellfest 2015 y lo que se espera este año


Vista de la nueva entrada al festival
Este año se realizará la primera edición en la segunda década de existencia del Hellfest. El año pasado fue un extraordinario décimo aniversario, con bandas cuyas actuaciones fueron muy destacadas, un gigantesco show de fuegos artificiales y en general, se vivió una gran fiesta. El enorme éxito de este, podríamos decir aún joven festival (es difícil creer que sólo tenga 10 años), es el resultado no solo de una enorme cantidad de dedicación y amor por la música, sino también de mucho trabajo. ¡Felicitaciones al equipo organizador y a todos los que ayudaron!.

Los bares por las noches
En mi review del festival en 2014, expliqué sobre lo que aconteció ese año a través de mi experiencia. En 2015 logré no solo comparar sino entender de que trata el trabajo de la organización en cuanto a "mejorar" el Hellfest cada año, en esta edición no solo estrenaron nuevas estructuras para los escenarios Valley, Altar y Temple, que antes eran “solo” unas gigantescas carpas sino ahora además cada escenario tiene una pantalla gigante en la entrada, para aquellos que no lograron entrar no se pierdan el show. Además de que toda el área tiene ahora césped, por lo que me imagino que mucha gente estuvo contenta de evitar usar un protector para la nariz.

Nuevo bar aupiciado por Kronenburg
Hubieron también nuevos bares y desconcertantes decoraciones distópicas (por ejemplo el escorpión hecho en base a una escarabajo de la VW aka. petita) Los bares ofrecían espectáculos de fuego por las noches y antes del show de Scorpions, la organización ofreció un show de fuegos artificiales de 20 minuntos!, los cuales fueron coordinados al ritmo de cuatro temas clásicos para cualquier metalero/rockero. El sentimiento de este espectáculo fue incomparable y digno de una celebración. 

Como cada año, el lineup cuenta con bandas que uno espera ver por mucho tiempo, en mi caso, esta es siempre una oportunidad para ver aquellas bandas de mi lista "que tengo que ver antes de morir". Cabe señalar que Hellfest coproduce junto a un equipo del canal Arte, varios de los shows que se presentan. Al igual que otros festivales, estás presentaciones están disponibles por Internet para los fans de todo el mundo, para que de alguna forma no se pierdan algunas de estas épicas presentaciones (por ej el show de Faith No More pueder ser visto aquí).

Mastodon
Entre las bandas que pude ver el primer día: Glowsun, Bölzer, Samsara Blues Experiment, Shape of Despair, High on Fire (como siempre la rompieron), Envy (muy capos estos japoneses), Mastodon (gran show, es sin duda una de las bandas más populares, vi incluso a un fan con unas zapatillas oficiales), Judas Priest (uno de los mejores en el escenario principal), Dead Kennedys (como perderse los clásicos de esta banda de culto) y Shining (los otros noruegos más progresivos y experimentales). Aquí quiero mencionar a Motörhead porque sin saberlo fue la última oportunidad para ver a Lemmy, quien a pesar de todo nos hizo rockear como acostumbraba. Me consuela de alguna forma saber que estuve ahí.

Segundo día: Elder (impecables como el disco), The Wounded Kings, ASG, Ahab (se lucieron), Brant Bjork. Queríamos ver Body Count pero fue imposible llegar siquiera al Warzone, estaba repleto. Killing Joke, ZZ Top, Faith No More (increíble! todos y todo de blanco, flores de por medio, todo muy pulcro), Scorpions (estos dos últimos shows con los fuegos artificiales de por medio fueron impresionantes), Venom y de vuelta a “casa” escuchamos unos temas de Marilyn Manson. 

At the Gates
Tercer día: Tribulation (esta banda promete), Ne Obliviscaris, Weedeater, Grave Pleasures, Life of Agony (increíble ver a esta banda luego de tantos años fuera de los escenarios), Samael, At the Gates, Saint Vitus (con piezas claves del NOLA a lado del escenario y globos al final de su show), Triptykon y Superjoint Ritual.

La galería completa con todas las fotos de las bandas y el festival pueden verla aquí.

Life of Agony
Vamos a ver qué de nuevas sorpresas habrán este año. Pero me atrevo a decir que algunas cosas que no cambiarán son por ejemplo la decoración detallada de todo el área del festival y sus alrededores, esa inquietante atmósfera después de la puesta del sol, cuando todo se ilumina no solo con las luces de los escenarios sino con un sinfín de coloridas decoraciones de luces y antorchas de fuego. Tampoco cambiarán el ambiente tan cómodo y familiar. 
 

 
En esta ocasión decidimos tomar el tren, con un cambio en Paris, llegamos a Nantes para transportarnos con el flamante y completamente decorado tren regional a Clisson (auspiciado por Warcraft) y de esta manera aprovechamos de visitar esta pequeña ciudad medieval que queda en un hermoso valle, que es como el Wacken de Francia.  Se recomienda tomarse el tiempo para darse una vueltita y apreciar el lugar, además de su arquitectura. 
Vista de Clisson y el río La Sèvre nantaise
Por lo general hay estereotipos y prejuicios en cada lugar, la gente tiene diferentes costumbres incluso como influencia de que vivan en una ciudad grande o pequeña. En este caso referente a los franceses, te encuentras con gente muy amable, servicial y de mente abierta. No sólo en el festival, pero en toda la ciudad de Clisson. Los aficionados son muy entusiastas y aplauden incluso a las primeras bandas que tocan en los pequeños escenarios. La comunicación tampoco es un problema, todo el mundo habla inglés allí.

Previo a la edición de este año del Hellfest, hubo mucha controversia (la organización ya tuvo que lidiar varias veces con problemas y para los que no leyeron mi post previo, ahí tengo una pequeña entrevista con uno de los organizadores quien comenta al respecto). Pero al igual que en la mayor parte del mundo, este tipo de festivales tienen que hacer frente a una gran cantidad de prejuicios de personas de mentalidad conservadora y cerrada. 
 
Este año, un representante de la región anuló un fondo cultural. Esta persona trata de suspender el festival hace años. La subvención de la región eran de 20 mil euros, para cualquiera es significa mucho dinero pero para un festival de esta magnitud, esto es insignificante (cuando tienen como presupuesto varios millones de euros). O el otro incidente en 2015, con un grupo extremista cristiano que invadió el área del festival, para realizar actos de vandalismo, a manera de advertencia.

Ante estos actos, se pretende que los fans no apoyen al festival. Pero pasa lo contrario ya que la libertad y la tolerancia siempre ganen para que el Hellfest continué, y eso es porque hay la cantidad necesaria de fans y auspiciadores que lo apoyan e invierten en él.

Superjoint Ritual
Hablando de tolerancia, todos han oído hablar del problema con Phil Anselmo en la edición de este año del “Dimebash”, la cual decepcionó a muchos fans y causó mucha confusión y controvertidas discusiones. Phil es un gran amigo e incluso es considerado protector del Festival. Estuvo presente durante los últimos años con cada uno de sus diferentes proyectos musicales e incluso escribió el prefacio para el libro aniversario del Hellfest, con una gran cantidad de elogios y mucho cariño por los aficionados franceses. 
 
La controversia desató igual discusión entre nosotros los Abismeros, por un lado creo no equivocarme en mencionar que somos fervientes seguidores de Pantera y hemos seguido el paso a los proyectos que Phil ha realizado, pero para ser sincera me alegra que hayan decidido no tocar. Más allá de todo la adoración que podamos sentir, musicalmente hablando, y no lo niego porque he crecido escuchando sus bandas, eso no significa que compartamos las mismas ideas y lo que hizo, lastimosamente recae en él al ser una figura pública. 

El año pasado ya me quejé de su actitud, en 2014 era la primera vez que lo veía. En 2015 fue como cuando te abuenas con un cuate que no ves hace mucho, Suporjoint Ritual sonó muy bien y él se comportó. Creo también necesario que la gente entienda que él es un ser humano, que no lo crucifiquen como si muchos otros no pensaran lo mismo y hacen más show del necesario. Solo esperaría que vuelva a los escenarios para lo que mejor sabe hacer.

Este año, se suponía que iba a tocar con su supergrupo Down. A diferencia de otros festivales, la organizadores del Hellfest no querían simplemente sacarlos del lineup, por lo anteriormente mencionado afirmaban que son amigos cercanos de Phil y que lo conocen lo suficientemente bien para saber que él no es un bastardo racista, sino más bien de mente muy abierta y amigable y que sus disculpas eran sinceras. Phil dijo a sus compañeros de banda que continúen sin él (cómo, es la pregunta). Sin embargo, recientemente toda la gira europea de Down se canceló y ahora serán reemplazados nada menos que por PUSCIFER!
 
Puscifer puede que no sustituya el liderazgo y influencia del sonido sludge de Down. Pero son el engendro de una de las bandas más ingeniosas, influyentes y líderes que hay: TOOL. Tienen un nuevo álbum, el cual es totalmente alucinante (como menciono en mi Top2015). Su show será definitivamente uno de los principales actos de este año en el Hellfest. En un principio cuando vi el lineup, echaba de menos que no estén, pero ahora, se hará justicia!
Fans durante el show de High on fire en el escenario Valley
Entre otras bandas que desearía ver este año aunque siempre son más de las que efectivamente se ven, algunos shows especiales en los escenarios principales:

Black Sabbath - concierto de despedida, la última oportunidad de ver en vivo a los creadores de nuestra música favorita.
Gutterdämmerung – la más ruidosa "película muda" que jamás se ha hecho, con la participación de Henry Rollins y el reparto más épico en la historia del Rock! (ver trailer aquí)
Twisted Sister - concierto de despedida y último show en Francia
Ghost – uno de los mejores shows en vivo, recientemente acreedores a un Grammy 
Además de King Diamond, Megadeth, Gojira, Rammstein y The Offspring.
Durante el show de Judas Priest

Los otros escenarios, que son como “pequeños”  festivales para los fans de cada género, contarán con:
 
Altar (Death metal)
Testament, Napalm Death, Paradise Lost, Katatonia, Entombed AD, Agoraphobic Nosebleed, Terrrorizer, Grand Magus y Brodequin.

Temple (Black metal)
Abbath, Aura Noir, Inquisition, Behexen, Primordial, Enslaved, Empyrium y Solefald.

Valley (Stoner/heavy rock y doom metal)
Sunn O))), The Melvins, Earth, Windhand, Fu Manchu, Hermano, Torche, With the Dead, Jane's Addiction y Puscifer.

Warzone (hardcore/punk)
Killswitch Engage, Kvelertak, Architects, Victims, Bad Religion, Discharge, Mantar, Refused, Heaven Shall Burn y Turnstile.




Para los que desean ver el lineup completo, aquí el oficial:

domingo, 13 de marzo de 2016

Panopticon / Waldgeflüster (2016)



Como la mayoría de los Splits, este está producido en base a la colaboración musical, a la combinación de bandas que se manejan en ciertos círculos. En este disco las dos bandas comparten el mismo escenario, dos amigos en la vida real, comparten unas cervezas, sentados alrededor de la fogata en la portada, todo un espectáculo natural alrededor.

Waldgeflüster empiezan con Der Traumschander que es una canción un tanto fría en el sentido de que es alemana, está cantada en alemán y sigue ciertas melodías folklóricas de esa región. Es una buena muestra germánica de black metal ambiental y naturista.

La segunda canción de Waldgeflüster es un cover de Norwegian Nights de Panopticon, que es en realidad una canción de transición. Primera vez que escucho a esta banda y creo que vale la pena investigar algo más de su dicografía.

Después está el lado de Panopticon, un lado que me parece más familiar y vaya que es familiar, ya entenderán porque. Empieza con Hakanʾs song, canción con la que Austin Lunn estuvo jugando desde las épocas del disco Kentucky (2012) y está compuesta a lo Panopticon, es decir que es larga y con pasajes rápidos y relativamente crudos. Es el sonido del black metal contemporáneo. Hakan en realidad es el nombre del hijo mayor de Lunn. La canción nos lleva de pico en pico, manteniendo los sutiles cambios de ritmo hasta llegar a la calma, una calma al estilo Alcest, inclusive los arpegios de la guitarra acústica van acompañados del sonido de un bebe riendo (Hakan seguramente). Y todo esto sirve de catapulta para levantar de nuevo esos gritos que celebran la naturaleza, la vida. La canción llega a tocar esa fibra dentro de uno, es una demostración increíble de afecto a través de la música. A todo esto la destreza de Lunn en todos los instrumentos es asombrosa. Un músico de esos que abundan en el metal pero escasean en otros lados. Por último leí por ahí y posteriormente escuché que Lunn acaba la canción con la frase “All I hope for is to watch you grow.” (Lunn no pública sus letras por ser muy personales). Termina siendo la mejor canción del Split y una de las mejores de Panopticon.

La segunda canción de este lado es Trauerweide II, a su vez un cover de Waldgeflüster y me lleva también cerca de Kentucky al ser prácticamente un cover al estilo bluegrass con un buen empleo del banjo. Habrá que escuchar la versión original de los alemanes.

Vale la pena escuchar este Split con atención sobre todo porque abre las puertas a una banda interesante (Waldgeflüster) y consolida la posición de una de las bandas más destacadas del OMBM, Panopticon