jueves, 19 de marzo de 2015

Toundra - IV (2015)



Toundra  es una banda que rompe completamente el estereotipo del metal español. Si bien tratamos de ser progresistas y abiertos, muy en el fondo seguimos siendo conservadores, repitiendo hasta el cansancio ideas preconcebidas, chismes sacados de la red y prejuicios que reproducimos sin querer. De España, se habla en demasía del heavy metal: Ángeles del Infierno, Barón Rojo, Obús, Lujuria, Panzer y otras más; fue la edad de oro del metal español, es su legado y a la vez su estigma. En paralelo, grupos como Ñu y Labanda, anunciaron el sonido que será popularizado por Mago de Oz, banda con una explosiva popularidad en Latinoamérica. Luego, está el power: Avalanch, Tierra Santa, WarCry, Vendaval, Opera Magna y las demás. A grandes rasgos ese es el catálogo del metal español. Por ello, enterarme que Toundra es una banda madrileña, fue una sorpresa en más de un aspecto. 

Superada la anécdota, no se puede negar que el disco de Toundra, suena bien; salió hace ya un par de meses, pero necesitaba un cierto tiempo para poder asimilarlo por completo. En esta frenética búsqueda de material virtual, creo que es necesario bajar el ritmo y disfrutar de la música, más allá del entusiasmo inicial. Buscando un poco más en los antecedentes de la banda, puedo decir que los Toundra tienen un catálogo bastante impresionante. Están en pleno ascenso y tienen una reputación muy sólida en la escena europea. Pero tal vez, lo más impresionante del caso es que se trata de un álbum narrativo siendo instrumental; no hacen falta palabras para poder contar una historia. Cada canción es una experiencia única pero conforman una atmósfera comprehensiva muy bien lograda; las canciones pueden funcionar bien solas, pero funcionan mejor dentro de una macroestructura. Es el aspecto que más aprecio de este disco; ante la impaciencia colectiva, las personas se aburren fácilmente y pasan a la siguiente canción sin mayores remordimientos. De un disco, se pueden rescatar un par de canciones y el resto cae en el olvido; es la era de lo efímero. Muchas veces, nos olvidamos del hecho que un disco es una obra de arte, concebida para ser escuchada de principio a fin; los Toundra, y no son los únicos, rescatan una vieja tradición en la música: transmitir sensaciones. 

Demasiado cegados por espectáculos cada vez más elaborados, y por el peso desmesurado de la industria de la música, creo que hemos olvidado un aspecto esencial. De cuando en cuando, es necesario sentarse, apagar las luces y las pantallas que nos hostigan sin cesar, para escuchar un disco y valorarlo en todas sus dimensiones. Toundra es una banda que recupera una esencia perdida, como lo hizo el rock progresivo, el jazz en su momento y la música clásica antes de todo esto. No voy a decir que son precursores, el post ya tiene veinte años de trayectoria; Pelican, Tortoise, Mogwai, Slint¸ marcaron el camino; los Toundra lo están recorriendo pero también están dejando su huella. Este es uno de los mejores discos en lo que va del año y me parece justo que los Toundra tenga una mayor exposición mediática.    

martes, 3 de marzo de 2015

Kveldsmoerke - Oyen I Havet [ep] (2015)

Noruega se ha caracterizado desde hace ya algunas décadas, por haber visto nacer a las bandas de Black Metal más emblemáticas y radicales del planeta. Basta con mencionar a Mayhem, Emperor o Satyricon entre otras cientos de bandas. Por otro lado, la expansión musical del género ha dado origen a otra corriente más conocida como el “Black-Avant-garde”, donde Ulver, Arcturus, Enslaved, Borknagar o Solefald ya son leyendas!!!.

Es muy probable, que me digan que he obviado a tal o cual banda, lo cual precisamente demuestra, la amplitud de opciones que nos propone la escena noruega.

En el contexto general, Escandinavia siempre ha tenido un sello propio, una marca registrada. Por eso mismo creo que siempre ha sido difícil para muchas de estas bandas, salir del libreto, de los cánones ya establecidos por sus mayores, por sus bandas de referencia y por la misma escena, que en muchos casos, sigue pidiendo más de lo mismo. La afirmación de los valores culturales y el rechazo a las corrientes foráneas.

Por eso mismo creo que Cult of Luna tiene un bien merecido sitial entre las bandas suecas, que se animaron a proponer algo diferente dentro de su escena. Aunque claro está, con una marcada tendencia hacia el post-metal que se estaba gestando en los Estados Unidos. Cult of Luna, son los herederos escandinavos del legado de Isis y Neurosis.

En los últimos años, se ha dado la proliferación del Death Metal Sueco más genérico. Sin embargo y como decía antes, estas nuevas bandas intentan volver a lo mismo, a lo clásico, a las raíces escandinavas y el resultado es que todas suenan a Entombed, Dismember o las más tradicionales, a Bathory. Aquí un punto aparte, siempre hay bandas que salen del molde, las destinadas a ganarse un nombre y estilo propio. Morbus Chron o Tribulation son ejemplos de ello.

Lo que sí es un fenómeno nuevo, es la aparición de una nueva generación de bandas escandinavas, con una propuesta diferente y más contemporánea. Buenos ejemplos son las bandas que nos presentó Machi en su último post, A Swarm of the Sun y Burweed. En esta nueva camada incluiría a esta banda noruega, Kveldsmoerke.

Dar con esta banda fue toda una sorpresa. En realidad, este es un proyecto o banda de un solo miembro, más conocido como RNR. Procedente de Bergem (la ciudad que vio nacer bandas como Ancient, Burzum, Borknagar, Gorgoroth o Immortal), resulta ser toda una variación al black metal tradicional de esta ciudad.

A los defensores del sonido tradicional noruego les digo, no se engañen, esto no es avant-garde!!! Esta banda es un claro ejemplo de lo que podríamos considerar hoy en día como post-black metal. Y la idea realmente me agrada. Ya era hora que en Noruega aparecieran propuestas nuevas que se encaminen por nuevos rumbos, sin perder claro está, su oscuro linaje.  

Kveldsmoerke (u Oscuridad de la noche, en castellano), es un proyecto relativamente nuevo, que cuenta hasta la fecha con un demo, un larga duración, un disco compilatorio y este EP de dos canciones, cada una de ellas de más de 10 minutos.

Musicalmente, la propuesta me parece interesante. La primera canción, en la que se oye de fondo el silbido del viento, empieza con ese típico riff post-rockero, que me hizo recuerdo de manera casi inmediata a Jesu. Ese ya es un indicador de por dónde puede ir el disco. La segunda parte de la canción, cuando ya empieza a despegar, fácilmente nos podría hacer recuerdo a Agalloch o a Wolves in the Throne Room.

Como les digo, musicalmente el sonido está más orientado al tipo de sonido del “Cascadian black metal”, que además de ser otra historia dentro del USBM, tienen no más un fuerte componente “post” sutilmente incorporado.

Y la cuestión no queda ahí, la parte vocal es otra de las particularidades de este disco. La voz no es ni chillona, ni gutural, ni siquiera es cantada. En cierta manera es más bien recitada, tal vez como la voz que narra la historia del Blood on Ice de Bathory.

La segunda canción es prácticamente un black más estándar, aunque bien atmosférica por los teclados y sistetizadores, pero mantiene esos riffs que la emparentan más con el post-black norte americano, que con el black metal noruego más ortodoxo.

Otro de los detalles que me gustan y que resaltan en esta segunda canción, es el bajo. Al escuchar el bajo, es casi imposible no pensar inmediatamente en el Steve Harris. Con esto, no estoy insinuando que este bajista sea un prodigio ni mucho menos, me refiero  a la técnica, al estilo que emplea. A ese galope chirriante y a ese golpeteo metálico de las cuerdas. Se siente la fuerza que le da el bajo, principalmente a la parte final de la canción.

Puede ser que a una primera escuchada uno no termine de digerir el disco. Pero a medida que uno lo va escuchando van apareciendo los detallitos. Posiblemente este está lejos de ser uno de los mejores discos del año, pero innegablemente uno se da cuenta que esta propuesta tiene mucho de novedoso. Hay algo diferente en esta propuesta y eso es lo que más rescato.

Kveldsmoerke, es una banda que estoy seguro, dará de que hablar en los próximos años. Y quien sabe, tal vez hasta sean los pioneros y precursores del nuevo black metal noruego.




martes, 24 de febrero de 2015

Marduk – Frontschwein (2015)


Bueno, mi determinación del año es poder escribir y publicar más; por ello, en lo posible voy a escribir por lo menos unas cuantas líneas cada vez que se dé la oportunidad; y comienzo con esta banda legendaria aunque no tan legendaria como algunos de sus contemporáneos. 

El problema principal de Marduk es el hecho que no resalta entre todas las bandas de black; tiene un sonido muy genérico. Y justamente uno de los grandes problemas del black purista es lo difícil que es diferenciar a una banda de otra, todas juegan sobre el mismo canon y es demasiado repetitivo. Estos últimos años he desarrollado un gusto por el black, eso es innegable, pero la verdad me gusta más cuando una banda trasciende las fronteras de su propio género y construye algo nuevo; es lo que hizo Primordial, tienen un sonido tan característico que imposible no reconocerlos, y es lo que están haciendo los Ne Obliviscaris, sin mencionar a los Deafheaven y el legado de Nachtmystium. Mientras que Marduk parece ser una banda estancada en el pasado, en un imaginario y en un sonido que ya fueron superados; estaba entusiasmado por el nuevo disco pero en el fondo sabía que no iba a traer nada nuevo. Los Marduk están demasiado cantonados en lo que son, una banda de black sueca como muchas de las bandas que surgieron en esa época. 
No puedo decir que el Frontschwein sea un mal disco, pero es muy similar a todo lo que Marduk ha hecho hasta el momento; el Serpent Sermon tenía sus pequeñas sorpresas y sigo pensando que Temple of Decay es una de las mejores canciones que ha compuesto la banda; y el Wormwood fue uno de los mejores disco de black del 2009, pero el Frontschwein me deja con una impresión incómoda de monotonía. El black causó un impacto por la fuerza bruta satánica que desencadenaron y por el movimiento político que generó, el nacionalismo nórdico con sus innegables matices neonazis. Desde el asesinato de Euronymous hasta los pasquines ultranacionalistas de Vikernes, pasando por el corps paint y ese gusto demoledor por lo profano, el black deja su huella indeleble en la historia de la música; es su expresión más violenta. Los 90 fueron un periodo propicio al surgimiento de géneros cada vez más extremos; pero ahora los 90 están ya lejos y esta estética es casi arcaica. 

Marduk es una gran banda y el Frontschwein es un buen disco pero no creo que genere un impacto memorable. Lo escuché, lo disfruté y ahora lo guardo en una gaveta y no sé si lo vuelva a sacar.



sábado, 21 de febrero de 2015

3 recomendaciones breves:

Les dejo tres recomendaciones de discos del presente 2015, que en estos últimos días han estado copando mi aparatus:

Burweed – Hide


Trío fines de corta trayectoria, y que este año acaban de sacar su más reciente trabajo titulado “Hide”. Un disco que en sus solo 6 temas desenmarañan influencias de Mastodon, Deftones y hasta Cult of Luna de excelente manera, con la frialdad de los lares escandinavos. 


Imperial Triumphant – Abyssal Gods


Banda black proveniente de la gran Nueva York, que ya cuenta con un par de discos encima. Conjugando recetas oscuras a lo Deathspell Omega, Ulcerate y Emptiness… esta banda entrega un corrosivo, caótico y psicodélico álbum blackero.


A Swarm of the Sun – The Rifts


Dúo sueco de post metal, no el típico post metal, sino uno que al parecer dará mucho de qué hablar. Producido y masterizado por el gran Magnus Lindberg de Cult of Luna, The Rifts es una de las mejores propuestas musicales en lo que va del año.

aswarmofthesun.bandcamp.com

miércoles, 11 de febrero de 2015

Death Karma – "The History of Death and Burial Rituals Part I" (2015)


Death Karma, es una banda de dos músicos conocidos provenientes de la República Checa, ambos son parte de la interesante banda blackera Cult Of Fire; y el baterista tiene el excelente logro de haber sido parte de uno de los discos más reverenciados del brutal death en el ámbito under, el “Elvenefris” de los Lykathea Aflame, por lo que por este disco se esperaban cosas interesantes.

Basados justamente en diferentes rituales relacionados a la muerte, existentes en diversas culturas del planeta, que en algunos casos ya perecieron o que en otros continúan, el disco traduce y evidencia musicalmente la historia de estos rituales. Esto hace que los riffs, las melodías y el ritmo de los temas parecieran tener una reverencia mística y ocultista por la muerte, completamente definido.

El uso de teclados en la música de Death Karma, es sumamente especial, este da la atmósfera cabal al death/black que la banda desentraña en los 6 temas que componen el disco; y es justamente esta ambientación del disco, que junto con la temática, y la excelente portada del disco, los motivos por los cuales este álbum me interesó y que por ende queda plenamente recomendado. Sutiles toques de música de las culturas a las que se hace referencia en el disco, están presentes dándole un valor agregado a las composiciones, mismas que oscilan entre momentos crudos y melodiosos a lo largo del disco. 


Como bien describe la propia banda sobre las 6 canciones:

"Slovakia – antiguas costumbres de enterramiento, superstición y religión profunda en comunarios que todavía existen hoy en día.

Madagascar – danza con la Muerte en nombre de Famadihana.

México – la más famosa ciudad de los muertos, donde se vivió a través de la muerte. Entren en la boca del pozo de ChichenItzal –donde la gente era enterrada en sangre.

República Checa - 'Umrlčí prkna' provee el lugar de la Muerte a través de largos y duros inviernos, para que la tierra acepte los cuerpos en primavera.

India – Las Torres del Silencio. Donde se puede sentir y oír a la Muerte.

China – Los ataúdes colgados en rocas altas para que nadie disturbe la paz de los muertos".

Creo que tranquilamente podríamos incluir nuestra festividad de todos santos a estos rituales de enterramiento y respeto hacia la muerte, ritual que se une a estos otros en una de las relaciones más importantes de los hombres y su existencia como parte integral de la vida misma.


Esperemos atentamente la segunda parte de la historia de los rituales de muerte y enterramiento.

sábado, 31 de enero de 2015

Emptiness - Behind the Curtain - Live

A morbid curiosity seized a being...
"It's a human who, not having lived enough
Wanted to feel himself living, feel like it's finally starting
It's not all to take care of your teeth...
You need to know what you're worth in front of the mirror
And this little creature decided to taste the fruit..."

martes, 13 de enero de 2015

Lo mejor del año (Krups)

Como cada año, hacer esta lista se vuelve más difícil, quizás porque uno quiere de alguna forma resumir lo que ha escuchado durante los últimos 12 meses que además deben ser álbumes que salieron este año!. A veces me da la impresión que sería mejor hacer una lista de lo mejor que escuché este año, sin importar cuan actual sea el disco o no. No creo que sea solo mi caso, que de repente nos encontramos con un gran disco que salió un par de años/meses atrás (seguro que ya me perdí un par), o bien descubrimos una banda en vivo e inmediatamente escuchamos su disco o... de todas formas, aquí las menciones y posteriormente mi lista (en orden alfabético):

Menciones

· 1000mods ‎– Vultures
· Ancient VVisdom - Sacrificial 
· Downfall Of Gaia ‎– Aeon unveils the thrones of decay
· Helms Alee - Sleepwalking Sailors
· Hemelbestormer - Portals
· Ides of Gemini - Old world new wave
· Lo Pan - Colossus
· Old Man Gloom - The ape of god & the ape of god (Disco doble)
· Tombs - Savage Gold
· The Vintage Caravan - Voyage
· Vukari - En To Pan (EP)
· Wo Fat - The Conjuring
· Wolf Blood - Wolf Blood (Demo)
· Caja Negra - Sangre (mención especial para esta banda boliviana de stoner/psychedelic rock)

· Bongripper -  Miserable

Bongripper es una de esas bandas que uno logra entender, luego de escuchar su basta discografía (siete discos en nueve años), provenientes de Chicago, cada disco es tan e igual de intenso pero al mismo tiempo diferente uno del otro, son capaces de fusionar casi todo los estilos y con tan facilidad que impresiona. En este caso predominan el doom, stoner, sludge, por cierto de manera totalmente instrumental.

· Conan - Blood Eagle

Este trio de stoner/doom metal, proveniente de Liverpool, ha logrado quizás uno de los discos más pesados de este año, en mi opinión. Sus temas relatan batallas vikingas, y con un poco de imaginación, uno se encuentra en el campo mismo con el perfecto soundtrack. A esto se suma quizás también, el hecho de que los he visto tres veces en un periodo muy corto de tiempo (este año) que incluso conozco su setlist de memoria.

· Earth - Primitive and Deadly

Estos pioneros del drone/doom, llegaron este año nuevamente con un disco muy bien producido que va más por el desert rock, en el cual han direccionado sus actuales influencias. Los extensos temas, de tan solo un par de riffs tienen el suficiente acompañamiento para crear un atmósfera que hipnotiza. Por primera vez la banda tiene músicos invitados y sin duda, las voces son una gran parte de este efecto.

· Electric Wizard - Time to Die

Estos ingleses son actualmente un referente de la escena actual stoner/doom. Son continuamente mencionados por toda la producción visual que acompaña el lanzamiento de sus discos. Sus canciones hablan de hechicería, drogas, horror, ocultismo, Lovecraft... y eso les ha dado un puesto en la constante crítica. 

· Jeremy Irons & the Ratgang Malibus - Spirit Knife

Estos suecos hacen un más que interesante space/stoner/psychedelic rock, y sí aunque suene chistoso el nombre y haga recuerdo al actor, esta banda se ha ganado su puesto en mi lista por la originalidad de los temas con tranquilos y melodiosos cambios y por el fuerte de sus composiciones, en general por la gran calidad de sus músicos.

· Mastodon - Once more 'round the sun

Luego de toda la polémica, debo admitir que no me convence su actual posición de banda pop, con todo el merch y su publicidad. Mastodon entra en mi lista simplemente porque este disco es muy bueno, impecable producción. No hay mucho más que decir, lo he escuchado tantas veces que incluso en vivo pude percibir los pequeños problemas técnicos que tuvieron, un gran show eso si, quizás el mejor en cuanto a luces y demás, aunque esperaba un poco más...

· Pallbearer - Foundations of Burden

Esta banda de Arkansas, llegó este año con un disco controvertido. Para algunos, Pallbearer trata de modernizar su sonido doom (siendo una banda formada en 2008) y eso no los convence, se diría que suenan quizás ya a una banda post rock, pero creo que al final eso no es lo más importante. Este disco es así de bueno que no necesita que lo cataloguen, es super intenso y los músicos han sido capaces de encontrar un sonido que los distinga.

· Panopticon - Roads to the North

Poder hacer un disco como este, siendo un proyecto personal, es definitivamente destacable. Austin Lunn logra de gran manera, la continuidad del previo álbum, Kentucky, pero además lleva su black/folk ambiental, en este caso, hasta el norte. Es realmente un viaje a través de sus influencias tanto musicales e ideológicas. Esperando ansiosa escuchar, a donde nos lleva la siguiente vez...

· Primordial - Where greater men have fallen

El nuevo disco de estos irlandeses es sin duda alguna un himno de guerra lleno de emotividad. Orgullosos de su herencia, esta banda de black metal ha logrado lo que muy pocas, fusionar además sus influencias celtas de manera que se distingan de otras tantas bandas folk/black.Una producción, nuevamente muy bien realizada que además se plasma de igual manera en vivo, ver a esta banda es realmente una experiencia gratificante.

· Sólstafir - Ótta

Con el nuevo disco de los islandeses, uno siente tristeza, nostalgia y por momentos toques de alegría. Al mismo tiempo una calma que nos ayuda a sobrellevar esas emociones. No negaré que el Köld sigue siendo mis disco favorito, pero esta banda ha recorrido un largo camino desde sus discos black/viking. Han logrado marcar su sonido y ahora incluso giran más de una vez al año, quizás si tuvieran más tiempo para componer...

· The Atlas Moth - The Old Believer

Otra banda de Chicago, otra banda que fusiona el post rock, el stoner y el sludge con toques ambientales y psicodélicos, pero lo que destacada a The Atlas Moth es sin duda su capacidad de composición musical y lírica en cada tema. Solo escuchen "Halcyon Blvd", así hay temas igual de pesados, melódicos, etc. Definitivamente mi disco favorito de la banda hasta el momento...

· Triptykon - Melana Chasmata

He escuchado tantas veces "Aurorae" que es incluso mi tema despertador y fue realmente una decepción no haberlo escuchado en vivo. Tom Gabriel Fischer ha logrado una libertad en cuanto a influencias con Triptykon, a diferencia de Hellhammer o Celtic Frost (sin hablar del legado que tienen), pero aquí Tom es el jefe y tiene por demás la experiencia. No está demás señalar su estrecha amistad con H. R. Giger y la gran calidad del artwork que siempre han tenido sus bandas.

· Yob - Clearing the path to ascend

Cuatro temas con un promedio de un cuarto de hora cada uno, eso es YOB y su stoner/doom que no defrauda.Definitivamente una gran producción, riffs super pesados, voces agudas/limpias/guturales, pasajes extensos y solos ("Morrow" define todo esto y más). Es una pena, que mi querido amigo Isamu Sato ya no toque en la banda, a la cual ayudó definitivamente a crecer. Por lo mismo, me hubiera gustado verlo en vivo con ellos, dio la impresión de que algo faltaba...

martes, 6 de enero de 2015

Lo mejor del año (George)

El 2014 fue un buen año en el plano personal y también en cuanto a la cantidad de música, de estilos y de bandas; no hubo un consenso aunque siempre tenemos nuestros puntos de convergencia, nuestros hitos sagrados, las bandas a las que seguimos siempre con el mismo entusiasmo. Pero lo cierto es que el 2014 nos deja un panorama muy heteróclito, fragmentado y difuso. Cada lista refleja un estado de ánimo y en lo que me concierne, estos son los discos que dejan una huella perdurable en mi memoria.

Menciones

25.       Varios Artistas – Celebrating Jon Lord
24.       Revocation – Deathless
23.       Origine – Omnipresent
22.       Cold World – How the Gods Chill
21.       Transatlantic – Kaleidoscope
20.       Vredehammer – Vinteroffer
19.       Septicflesh – Titan
18.       Behemoth – The Satanist
17.       Blut Aus Nord - Memoria Vetusta III: Saturnian Poetry  
16.       Royal Blood – Royal Blood 

15.       Earth - Primitive and Deadly


        Pues la verdad no soy un fan de esta banda y este estilo en particular, me parece muy lento y poco digerible, pero tengo que admitir que este disco es fenomenal; tiene esa estela psicodélica y concuerdo plenamente con lo que dice el Dieguex, este es uno de los mejores discos que tiene la banda. 

14.       Varios Artistas – This is Your Life


         Esto es inusual, es un disco tributo pero está tan bien logrado que tenía que colocarlo entre los mejores discos del año. Lo escucho casi todos los días; desde el legendario NIB este es uno de los mejores discos tributos que he escuchado en mi vida. 

13.       Triptykon - Melana Chasmata


         De todos los proyectos de nuestro buen amigo Thomas Gabriel Fischer, éste me parece el más sólido, es la evolución natural del sonido que ha forjado todos estos años y combina a la perfección las diferentes corrientes del metal. Por ello este disco es no más una obra magistral, es el punto culminante de su carrera; este es su legado, este es su homenaje al metal, a los más de treinta años que lleva en la industria de la música. 

12.       Bloodbath - Grand Morbid Funeral


            Este era uno de los disco más esperados del año y como no podía ser de otra manera, es uno de los disco más brutales y salvajes del 2014. El death en toda su gloria y arrogancia. 

11.       Primordial - Where Greater Men Have Fallen


Este es también uno de esos discos que esperábamos con ansias y nuevamente lo han demostrado, esta es una de las mejores bandas de black de todos los tiempos; todo lo que hacen es grandioso, épico y colosal. 

10.       Vinterbris – Solace


Para mí esta es una de las bandas revelación de año y lo que me gusta es ese equilibrio entre lo melódico y lo extremo, dándole un sonido contemporáneo calado en lo progresivo. Es una banda con mucho potencial porque expande sus propias barreras, diluye las fronteras entre los géneros construyendo algo totalmente innovador pero sin dejar de lado la brutalidad propia del metal. 

9.         Hail Spirit Noir - Oi Magoi


Otra de las grandes revelaciones del año; yo provengo del rock progresivo, pasé mucho tiempo escuchándolo, valoro el aporte que realizaron todas esas bandas y por eso me parece sublime que este grupo combine ese sonido setentero con la esencia misma de black; es violentamente satánico, agresivo pero al mismo tiempo es melódico y delicado, con ese teclado salido de una bodega abandonada a finales de los sesenta. 

8.         EyeHateGod - EyeHateGod


Esta ha sido la sorpresa del año, nadie daba un peso por esta banda; todos nos habíamos olvidado y nadie le prestó interés. Es un regreso en fuerza de una las bandas pioneras en su género, única e inclemente; este es el tipo de metal que me gusta escuchar. 

7.         Beyond Creation - Earthborn Evolution


Estos cuates llevan la destreza técnica a otro nivel; nunca antes había escuchado esa utilización del bajo en el death; usualmente no le prestamos mucha atención al bajo, pero en esta banda es un instrumento líder, no es una tercera guitarra ni tampoco un simple instrumento de acompañamiento, es algo más; se sitúa más allá de mi propio entendimiento. Este es sin duda, uno de los discos que más he disfrutado estos últimos meses.

6.         Mors Principium Est - Dawn Of The 5th Era


Caí por casualidad en esta banda, nunca le había prestado mucha atención, pero cada vez que pongo este disco no dejo de agitarme como un desaforado. De lo mejor que he escuchado en el año. 

5.         The Contortionist – Language


Esta es una banda que se está posicionando firmemente en el mundo del metal progresivo. Elegante y suntuoso, este disco es una joya que trasciende géneros y barreras temporales. 

4.         Ne Obliviscaris – Citadel


Esta se ha convertido en una de mis bandas favoritas porque saben construir atmosferas  y con esa canción Devour Me, Colossus se han ganado un lugar en la eternidad. Tampoco cabe duda que el violín es el instrumento del diablo; un sonido cavernoso y distante, el eco de las almas en pena retorciéndose en el infierno. 

3.         Mastodon  Once More 'Round The Sun


En esto creo que todos coincidimos, esta es la banda del momento; han llegado a su ápice desencadenado una ovación prolongada y bien merecida. 

2.         Opeth – Pale Communion  


Lo dije en su momento, este disco me llega al alma y marca el tono que he arrastrado a lo largo del año. 

1.         Pink Floyd – The Endless River


Yo sé que muchos gritarán blasfemia, pero este disco tiene un contendido muy emotivo, por todo lo que Pink Floyd representa, por toda la influencia que tuvo esta banda en la construcción de mi propio ideario musical y de mi narrativa, porque al fin de cuentas comparto mucha de esas obsesiones y la temática del disco es la ausencia, algo que también marca el desarrollo del año en un plano estrictamente subjetivo. Es el epitafio de una de las bandas más influyentes de todos los tiempos; la nostalgia y la tristeza pero sabemos bien que todo tiene que llegar a un final; la vacuidad abyecta. Lo que me encanta de este disco es que tiene un sonido muy similar al Pink Floyd pre Dark Side of the Moon y por eso me parece más honesto, más tangible que toda esa rimbombante parafernalia que acompaña a la banda.

Este es mi 2014, un año que recordaré con emoción y melancolía.

martes, 30 de diciembre de 2014

Lo mejor del año (Dieguex)

Un año con mucha música. Los dejo con los discos que por lo menos para mí, fueron los mejores:

Menciones:
25. NADJA - Queller
24. STARGAZER - A merging to the boundless
23. DOWN - Down IV (II)
22. DEAD CONGREGATION - Promulgation of the fall
21. AGALLOCH - The serpent & the sphere
20. WO FAT - The conjuring
19. LO-PAN - Colossus
18. ANCIENT VVISDOM - Sacrificial
17. FURIAL - Nocel
16. MEGATON LEVIATHAN - Past 21 beyond the arctic cell


15. WOLVES IN THE THRONE ROOM – Celestite
Es un disco que busca las estrellas. Un disco que te invita a salir de la bóveda celeste de nuestro cielo y ser parte del universo.

14. OLD MAN GLOOM - The ape of god
Una densidad total. Un disco que resume a la perfección lo que más le gusta hacer al Aaron Turner: Caos!!!. Drone experimental  y hard-core caótico, brutal y agresivo, de primer nivel.

13. HANNES GROSSMAN - The radial covenant
Como decía en la Revisión de este disco: “Una dosis demasiado elevada de brutalidad, virtuosismo y buen gusto”.
12. ARIZMENDA - Stillbirth in the temple of Venus
Uno de los mejores discos de post-black del año. Oscuro, saturado y psicodélico.

11. PRIMORDIAL - Where greater men have fallen
Una nueva batalla y una nueva historia. Un disco que cuesta asimilar y entender. Estos irlandeses se atreven a explorar nuevas facetas. Dedicado a los grandes héroes…  los que caen en el campo de batalla.

10.  OPETH - Pale communion

Un tributo al rock progresivo de la década de los setenta. Resulta evidente que el Mike Akerfeldt se siente a gusto haciendo este tipo de música, la disfruta y además la lleva a extremos lúcidos de emotividad. Digan lo que digan, esto sigue siendo Opeth.

9. NACHTMYSTIUM - The world we left behind
El problema con este disco, es que las expectativas en el Blake Judd, siempre son altas. Posiblemente este no es uno de sus mejores trabajos, pero sin embargo, tampoco es un mal disco. Un disco muy personal. Una lucha con sus fantasmas y sus miedos. El miedo a volver a caer.

8.  OAKS OF BETHEL - The 3rd gateway
Este duo procedente de Illinois, nos presenta un Drone-Black, intenso. Pocas bandas en el planeta hacen este estilo de música. Por favor, un monumento a este batero!!!

7.  HORRENDOUS  - Ecdysis
Mi disco preferido de death metal en el año.  El punto de encuentro entre el death metal de la vieja escuela con las nuevas vertientes contemporáneas del género.

6.  THE ATLAS MOTH - The old believer
Hoy en día, una de las mejores bandas de Chicago. Una banda que con los años ha ido definiendo su propio estilo y sonido. Rock, sludge, psicolelico? Una maravilla de disco, sin embargo uno de los fracasos comerciales del año.

5.  CYNIC - Kindly bent to free us
A estas alturas de la historia, Paul Masvidal, Sean Reinert y Sean Malon ya no defraudan. Musicalmente, que más se les puede pedir a estos genios? Un disco para las deidades del universo, un disco para el alma.

4.  EARTH - Primitive and Deadly
Dylan Carlson ha dado un paso enorme en la evolución de su sonido. Rock psicodélico de los setentas, combinado con el drone que solamente él sabe hacer. Posiblemente, el mejor disco de Earth, después del Bees made honey y a lion´s skull.

3.  EMPTINESS - Nothing but the Whole
La revelación del año. Un disco realmente difícil de etiquetar. Estos belgas nos presentan una especie de black death atmosférico medio experimental. Un disco rarísimo, definitivamente una propuesta muy nueva e innovadora.

2.  NIGHTINGALE - Retribution
Que más podíamos esperar del Maestro Dan Swano?. Un disco excelente, que lleva incluido su sello de garantía. El típico metal progresivo que le gusta explorar, con una sólida base en el rock de los ochenta y un poquito de frio y nostalgia que caracteriza las producciones del Maestro.

1.    MASTODON - Once more ´round the sun
Sin ninguna duda,  Mastodon es y de lejos, una de las mejores bandas de rock de la última década. Este disco es ya la consagración total de esta banda. Los riffs, las melodías, los arreglos vocales, todo engrana perfectamente bien, haciendo de este disco, uno de los más sólidos en la carrera de la banda.  Mención especial para Brent Hinds, para mí, el cerebro detrás de esta increíble banda!!!